Noticias locales

Illa se abre a que Madrid haga test en farmacias en zonas de alta incidencia

Tras más de dos meses de peticiones, con varias solicitudes formales de por medio e incluso una carta a la Comisión Europea, el Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso ve desde este martes más cerca su propósito de incorporar a las farmacias a su estrategia diagnóstica.

Este martes, tras dos encuentros de trabajo con distintos estamentos del Ejecutivo regional, el Ministerio de Sanidad abrió por primera vez la puerta a los test de antígenos en las boticas de la región, aunque la decisión aún debe perfilarse.

Por la mañana, técnicos del departamento que dirige Salvador Illa se reunieron con varios homólogos de la Consejería de Sanidad. En este encuentro de trabajo, el ministerio se mostró “favorable” a las pruebas en las oficinas de farmacia para realizar cribados poblaciones masivos en “zonas de alta incidencia” del virus.

Eso sí, es una predisposición aún en ciernes, porque los técnicos del ministerio necesitan más información del planteamiento de Madrid. De hecho, avisaron de que solicitarían por escrito a la Consejería de Sanidad la aclaración de algunos detalles del protocolo que la Comunidad remitió al Gobierno central sobre este asunto el pasado 27 de noviembre.

Por la tarde, hubo una nueva cumbre entre ambos gobiernos. El vicepresidente regional, Ignacio Aguado, y el viceconsejero madrileño de Humanización Sanitaria, José María Antón, se sentaron con la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, y la directora de la Agencia Española de Medicamentos, María José Lamas, para volver a abordar este asunto.

Tal y como destacó Aguado, el ministerio volvió a dar el visto bueno a Madrid para los test en las farmacias. “Vamos a poder realizar cribados masivos en poblaciones de una alta incidencia acumulada, contando, además, con esta red de farmacias”, destacó el vicepresidente tras la reunión.

Aguado advirtió de que esta medida va a suponer “un cambio muy significativo en la estrategia de diagnóstico” de la región cuando entre en vigor. De momento, no se ha hablado de fechas, pero desde la Consejería de Sanidad señalaron que en los próximos días mantendrán otra reunión con el ministerio para avanzar en el protocolo de realización de estas pruebas en farmacias en zonas con alta incidencia.

El vicepresidente agradeció el trabajo “constante” del departamento que comanda Enrique Ruiz Escudero para conseguir el visto bueno del ministerio y, también “la disposición permanente” que han mostrado los farmacéuticos. Alrededor de medio millar ya han puesto sus oficinas a disposición del Gobierno regional para hacer test.

El visto bueno a la Comunidad de Madrid para realizar test en farmacias podría abrir la puerta a otras autonomías que también se han mostrado interesadas en implantar esta medida.

Es el caso de Cataluña y Murcia. Ambas han mostrado en cuantiosas ocasiones su predisposición a incorporar a las boticas a su estrategia diagnóstica, aunque aún no han remitido sus protocolos de acción detallados al ministerio que dirige Illa, un paso que, hasta el momento, solo ha dado Madrid.

La Comunidad fue la primera autonomía en solicitar pruebas en las farmacias, hace más de ocho semanas. Es una política que ya se seguía en otros países del entorno europeo, como Francia, Reino Unido o Italia.

Mostrar más
Botón volver arriba