Economía

JxCAT propone crear un banco público y hacer los Presupuestos por duplicado

El programa electoral de JxCAT que presentó este lunes la número dos de la lista y candidata a presidir la Generalitat, Laura Borràs, recoge un sinfín de propuestas económicas que basculan entre lo absurdo, la falta de competencias y el boicot sistemático a las grandes empresas del Ibex 35. En muchos sentidos es un programa económico que encajaría más con la CUP que con cualquier otra formación. De este modo, el programa de JxCAT encaja con la doctrina que Carles Puigdemont ya había marcado desde Waterloo. Incluso pide un Presupuesto por duplicado.

El punto más exótico es que la Generalitat haga dos Presupuestos. El de verdad y otro que sería el que se podría hacer si Cataluña fuese independiente. “El papel del presupuesto público y de la fiscalidad también son claves para poder hacer esta transición y, por tanto, planteamos que de una forma clara y transparente la Generalitat haga dos presupuestos, el de la comunidad autónoma que somos ahora y el del estado independiente que queremos ser, para explicar cómo este diferencial podría permitir acelerar de forma clara la transición hacia la sociedad del conocimiento”.

A. Fernández. Barcelona

De este modo Cataluña no sería independiente pero habría unas cuentas que harían ver como si lo fuera. “Elaboraremos presupuestos alternativos, además de los que corresponda, para poder comparar la gestión económica de Cataluña con déficit fiscal y sin él”, asegura el programa. Unas cuentas que no podrían ejecutarse, claro. Se da la circunstancia de que la Generalitat ahora no es que tenga dos Presupuestos. Es que no tiene ninguno, solo el de 2020 prorrogado ante la voluntad de Quim Torra de no convocar elecciones.

En el área financiera las propuestas son mucho más duras. No se nombra a CaixaBank, pero se asegura que hay que dejar de trabajar con empresas del Ibex 35. La propia Borràs en rueda de prensa ha declarado: “Hemos hablado de hacer un banco nacional catalán dotarnos de estructuras propias, hay Caixes d’Enginyers. Contemplamos diversos proyectos de autofinanciación. Y nosotros como JxCAT hemos empezado a trabajar de este modo, a través de microcréditos”.

T.F.

En su programa se afirma que “crearemos el Banco Nacional de Cataluña. Transformaremos el Instituto Catalán de Finanzas (ICF) y garantizaremos un marco de actuación que le permita operar como banco público de inversiones, potenciando la capacidad, recursos e instrumentos de que dispone la actual ICF. Fomentaremos operar con entidades financieras catalanas o con bancos europeos fuera de España y buscaremos financiación fuera de España”. En otras palabras, marginar a CaixaBank y a otros grandes bancos que ahora garantizan la operativa de la Generalitat, como es el caso del BBVA.

Generalitat contra el Ibex

Pero JxCAT no quiere acabar su ofensiva en CaixaBank, sino que la extiende a todo el Ibex 35. En su rueda de prensa, Borràs aseguró que la contratación pública de la Generalitat se ha de centrar en empresas pequeñas y catalanas: “Utilizaremos mejoras para la contratación social, como las necesidades de inclusión social. La propia administración ha de predicar con el ejemplo. Dar vida a empresas íntegramente catalanas. En igualdad de oportunidades se ha de poder escoger por pymes y empresas catalanas y no tener que depender de oligopolios y empresas del Ibex”.

EFE

Preguntada por sobre qué se entienden por empresas catalanas, Borràs replicó que “vimos un ejemplo real de empresas a la fuga y tenemos que poder apostar por grupos que no tengan ningún problema en tener la sede en Cataluña y que trabajan con esta idea de la lógica de proximidad. Queremos favorecer las empresas que sean catalanas”. En resumen, castigar a aquellas compañías que se fueron de Cataluña en 2017 trasladando su sede social. Son casi 5.000 empresas.

Dudosa legalidad

Muchas de las preguntas de la prensa recordaron a Laura Borràs la dudosa legalidad de estas propuestas. “Se trata de poner en valor lo que nos es propio y da riqueza a nuestro contexto para adaptar las cláusulas para que haya una especie de discriminación positiva, como ya hay en otras materias, con cláusulas sociales, medioambientales o paritarias”, argumentó la candidata.

En el programa electoral se dice textualmente en su punto 45: “Promover la nueva Ley de Contratación Pública para disponer de unos servicios públicos más eficientes y de calidad, simplificando los procesos, dotando de mayor autonomía en su funcionamiento y eliminando la contratación con empresas del Ibex 35”. La verdad es que no parece un punto que requiera mucha interpretación.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba