Deportes

Koeman no cuenta con Riqui Puig: nuevo mazazo para la última perla de La Masía

Sorpresa mayúscula en Barcelona. Ronald Koeman ya había dejado claro que sus intenciones futbolísticas pasaban por un férreo control a la hora de confeccionar la plantilla. El holandés no quería a Luis Suárez o Arturo Vidal en el equipo, y, pese a que las salidas de ambos jugadores están enquistadas, no da su brazo a torcer. Pero la noticia señala ahora a un nuevo descarte del técnico. Koeman comunicó el pasado viernes a Riqui Puig que no cuenta con él en la plantilla y que debe buscar una salida antes del próximo 5 de octubre, fecha del cierre de mercado.

Según RAC, el entrenador holandés tomó la decisión después de los dos amistosos del Barcelona frente al Nástic de Tarragona y Girona, donde el jugador de 21 años sí que tuvo presencia en el terreno de juego durante parte de los 90 minutos. La información del medio catalán se confirma tras la convocatoria del Barça para el Trofeo Joan Gamper de este sábado 19 de septiembre (19:00), que les enfrentará con el Elche, recién ascendido a Primera División. Ahí no se vestirá de corto Puig, que lo podrá vivir desde la grada del Camp Nou.

Koeman, dirigiendo a su equipo. (Reuters)Koeman, dirigiendo a su equipo. (Reuters)Koeman, dirigiendo a su equipo. (Reuters)

Las razones de este adiós a la última gran perla del centro del campo procedente de La Masía son deportivas para el técnico culé. Koeman tiene claro que la vuelta del Barcelona a la senda del triunfo se tiene que realizar con un 4-2-3-1, alejándose del 4-3-3 característico que tanto se ha visto en el Camp Nou. El centro del campo culé pasará a estar formado por dos pivotes y un jugador claramente adelantado en la mediapunta. A juicio del holandés, Frenkie de Jong y Miralem Pjanic representan mejor la posición de cierre, donde el veterano Sergi Busquets y Carlos Aleñá, recuperado para los intereses del club tras su cesión al Betis, completarán la rotación.

Si Koeman no ve a Riqui Puig como pivote, tampoco le convencen sus virtudes para jugar detrás del delantero. El catalán brilla en sistemas con interiores, con libertad en el centro del campo, pero sin necesidades defensivas más allá del apoyo. Como mediapunta, el técnico holandés ha demostrado su predilección por Coutinho, quien terminó su cesión con el Bayern de Múnich y no tenía aparente mercado. Koeman confía en la calidad del brasileño para darle la batuta ofensiva, siendo un jugador más vertiginoso y con más gol que Puig. También existe la opción de que Messi centre su posición y deje la banda a jugadores como Dembele, Ansu Fati, Trincao o Konrad, el jugador de La Masía que sí convence al holandés.

Riqui Puig, durante un entrenamiento culé. (Reuters)Riqui Puig, durante un entrenamiento culé. (Reuters)Riqui Puig, durante un entrenamiento culé. (Reuters)

Tal y como señala el citado medio, Koeman comunicó su decisión a un Riqui Puig que vuelve a sufrir un mazazo como culé. Señalado como el gran centrocampista heredero de jugadores de la talla de Xavi Hernández o Andrés Iniesta, la perla culé no ha tenido demasiadas oportunidades. Ernesto Valverde fue muy criticado por contar con él. Tras su destitución, Puig ganó enteros en algunas fases de la temporada de Quique Setién. Con el cántabro vivió su mejor etapa en el primer equipo, pero sin asentarse como indiscutible. Koeman le dio minutos en los dos primeros partidos de pretemporada, pero las dudas acabaron con su decisión.

Riqui Puig tendrá hasta el 5 de octubre, fecha del cierre de mercado, para encontrar una salida. Presumiblemente el Barcelona buscará una cesión para que el canterano pueda gozar de minutos en la máxima categoría, con el fin de no desprenderse de él de manera definitiva. Es la primera decisión de Koeman que choca con la afición, que tiene a Puig como el gran emblema de La Masía. No es el primer caso de un centrocampista con gen culé que acaba marchándose, como bien se recuerda a Thiago Alcántara. El ya jugador del Liverpool hizo las maletas en dirección Múnich, donde pasó 7 temporadas brillando en la medular del Bayern.

Los jóvenes que sí convencen a Ronald Koeman

El manual de Koeman convencía a los culés en mitad de la crisis institucional por una directriz: su confianza en los jóvenes. El holandés ha demostrado en su corta estancia en Barcelona que apuesta por sangre nueva como Konrad o Trincao. Ambos han dejado un buen sabor de boca para su nuevo jefe, demostrando calidad y desborde en la banda. De Jong o Ansu Fati son piezas que deberían dar un paso al frente esta temporada.

La reconstrucción culé comandada por el técnico, más allá de la moción de censura y de un futuro del que nadie puede asegurar nada, pasa por dar minutos a estos jugadores y desprenderse de veteranos como Luis Suárez o Arturo Vidal, además del pasado adiós de Rakitic. Las salidas de ambos jugadores están paralizadas. El chileno llegó incluso a vaciar su taquilla, para luego volver a los entrenamientos. Más difícil aún es el tema del uruguayo, señalado por el club como una de las marchas necesarias, pero cuya enorme ficha obstaculiza cualquier movimiento.

Mientras que Leo Messi acepta su rol en el terreno de juego, pero opta por la guerra fría frente a Bartomeu, Koeman tiene en Memphis Depay su mayor antojo como fichaje. Un extremo con capacidad de jugar de falso 9 que se complemente a las mil maravillas con los jóvenes talentos culés. El Barça de Koeman, una nueva etapa culé donde Riqui Puig no tiene sitio.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba