Deportes

La amargura de Sebastian Vettel: “He fallado. No conseguí mi misión de ganar con Ferrari”

“Es cierto que he fracasado porque me puse la misión o el objetivo de ganar el campeonato con Ferrari. He fallado. No conseguí lograrlo”. Ahora que se acerca el final de su relaciónSebastian Vettel hace balance de su trayectoria con la Scuderia, . Pero también deja transpirar las dificultades y luchas internas que ha debido vivir en el seno del equipo italiano durante todos estos años, y que quizás han influido en sus resultados globales.

Vettel se abre de forma sincera y natural en el podcast oficial de la Fórmula 1, “Beyond the Grid”, una conversación eminentemente personal con poco espacio para las carreras, y más para hablar de sí mismo, su personalidad y visión de la vida. Pero la conversación no oculta un cierto poso de amargura ante algunas de las vivencias de puertas para adentro en Ferrari. “No hablo de cosas que ocurren en la pista ahora, o cuando perdía el coche en Hockenheim en la superficie mixta, medio seca (cuando lideraba la carrera y el mundial en 2017). “Mucha gente señala esto como mi punto más bajo, pero no hablo de cosas así. Hablo más de lo que está pasando”.

Vettel, con Charles Leclerc, jugando al futbol en Sochi (EFE)Vettel, con Charles Leclerc, jugando al futbol en Sochi (EFE)Vettel, con Charles Leclerc, jugando al futbol en Sochi (EFE)

“Peleas donde no me debí meterme”

“Si soy justo y duro, creo que he fallado ¿había razones? Probablemente sí, pero no las acepto como excusas”. El piloto alemán no entra en detalles, pero desvela el mar de fondo que ha debido navegar en el particular mundo interno de Maranello. “Hay cosas que podría haber hecho mejor. Cosas que habría tenido que ver antes, peleas en las que no tendría que haberme metido. Pero todo lo que me ha ocurrido me han traído a donde estoy ahora”, explicaba con un suspiro final al pronunciar esta última frase. Quizás en referencia a sus enfrentamientos con Mauricio Arrivabene. Habitualmente muy implicado en la gestión del equipo en los tiempos de Red Bull, Vettel fue parado en seco por el anterior gestor de Ferrari. “Sebastian tiene que concentrarse en el coche, es una persona que da mucho y a veces esto significa que está interesado en un poco de todo, así que a veces tienes que centrarle, recordarle en que se concentre en su trabajo principal”.

Pero Vettel también deja entrever que los últimos tiempos con Matteo Binotto también le han pasado factura. “Echando la vista atrás, quizás fueron peleas que no valía la pena pelear, si ves lo que quiero decir. Pero de nuevo, es parte de mi naturaleza, y era natural hacerlo así. Creo que tenía razón en algunas de estas peleas y batallas. Pero sí, así es como maduras y aprendes. Lo importante es que no tengo sensación de lamentar nada. Estoy contento de seguir hacia adelante”.

Mauricio Arrivabene y Sebastian Vettel tuvieron sus encontronazos, como insinúa el piloto alemán (EFE)Mauricio Arrivabene y Sebastian Vettel tuvieron sus encontronazos, como insinúa el piloto alemán (EFE)Mauricio Arrivabene y Sebastian Vettel tuvieron sus encontronazos, como insinúa el piloto alemán (EFE)

Por qué Aston Martin

El piloto alemán también explica las razones de su cambio a Aston Martin. “Me convenció, creo que el equipo está creciendo, hay una serie de factores a favor”, explica sobre sus conversaciones con Lawrence Stroll, “Esas casillas eran bastante fáciles de rellenar en términos de rendimiento: la parte deportiva de las carreras, dónde está el equipo, dónde podría estar, el potencial. Pero también es la mentalidad, la voluntad y ganas de hacer algo bueno, y hacerlo juntos. Y suena como un proyecto divertido, algo de lo que al final decidí formar parte”.

Durante la conversación Vettel sigue mostrando su pasión por pilotar, por la Fórmula 1, y el proyecto le parece lo suficientemente estimulante para seguir enganchado a su pasión. “Así que será muy diferente a Ferrari, obviamente. Por dónde está Racing Point hoy y el futuro de Aston Martin, que va a crecer, hay muchas cosas que ocurren por primera vez. Creo que es un gran desafío para todo el equipo, y espero poder contribuir y hacer cosas buenas cosas con el coche”.

El alemán reconoce que no suele mirar mucho hacia el pasado. “Tengo buenos recuerdos, pero no paso mucho tiempo mirando atrás”. Cuando se le comentaba si alguna vez había hecho algo como Carlos Sainz en Monza, revisar la carrera por televisión al poco de terminarla, contestaba “que no lo hecho nunca, sería como quedarte mirando dos horas el trofeo. Sí a veces los resúmenes, pero no una carrera entera”. Vettel no sabría señalar las mejores victorias de su carrera, reconoce. “¿La mejor? No lo sé por la misma razón por la que no miro atrás. Hubo muchas carreras muy buenas, aunque no se reflejen en el resultado. Si me dices la carrera, no recuerdo el nombre, pero si me das dos cosas claves de esa carrera, todo vuelve. No puede recordar cada carrera, su nombre, pero con los detalles me vienen a la cabeza”.

El Gran Premio de Alemania de 2017 fue uno de los puntos de inflexión en la carrera de Sebastian Vettel (EFE)El Gran Premio de Alemania de 2017 fue uno de los puntos de inflexión en la carrera de Sebastian Vettel (EFE)El Gran Premio de Alemania de 2017 fue uno de los puntos de inflexión en la carrera de Sebastian Vettel (EFE)

El piloto, y padre de tres hijos

En un plano más personal, Vettel también reflexiona sobre su evolución en paralelo con su experiencia en la Fórmula 1. “Sería imposible mantener la impresión que tenía al principio, no se debe olvidar que a la vez maduras mientras estás en la Fórmula 1. Creo que soy la misma persona, pero aprendes durante e camino, de la Fórmula 1, de la gente. Ha cambiado mi visión, me sigue gustando, pero ha cambiado, el amor es diferente. Soy mayor, cambia la forma de ver las cosas. Cuando tenia 19 años había muchas cosas que no sabía y una vez que las conoces, pues de eso va la vida. También cambian las prioridades, entonces tenía solo carreras en la cabeza, ahora también, pero soy padre, tengo tres hijos, una mujer y otras cosas de la vida que he conocido y que no quiero echar de menos”.

El alemán también reflexiona sobre su condición de padre de tres hijos.”Es la vida, cuando tienes niños cambian las cosas. No te cambia para hacerte más lento, no es que tome menos riesgos conscientemente en el coche, pero te da una perspectiva diferente de ti y de la vida. Ha tenido un gran impacto, cambia las cosas, sin duda” ¿Y qué hace en los pocos fines de semana que tiene libres? “Para mí, los fines de semana y los días de semana se mezclan, pero con los niños los fines de semana libres adquieren un sentido más parecieo al de otras personas. Son relajados, de pasear con los perros, de salir al aire libre… No hay un programa particular, cosas que van saliendo con los niños. No es que se suponga que debo hacerlo como padre, pero mi pasión numero uno es pasar tiempo con los niños. Generalmente disfruto con ellos y haciendo cosas con ellos”.

Vettel también reconoce su afición por los coches y motos clásicas, con una buena colección de estas últimas. “Solo salgo con ellas una hora o media hora. Solo salgo para disfrutar, pero no ataco, porque las motos dan miedo si aceleras. Una moto de 1928 es incluso difícil arrancar. Tengo motos de diferente origen, italianas, inglesas.. Y son muy diferentes, hace falta de hacer un ejercicio mental para recordar como funcionan, a veces es un lío”. Y últimamente parece haberse enganchado con la bicicleta de montaña. “Para explorar, qué montañas, qué senderos, las subidas son el desafío y las bajadas la recompensa… Estoy obsesionado con los mapas, encontrar rutas cuanto se tarda en hacerlas. Cuando no hay carreras no sol

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba