Economía

La banca española sigue a la cola europea en el ranking europeo de solvencia

La banca española tenía una ratio de capital de máxima calidad del 12,7% en su conjunto a mitad de 2021, mejor que el 11,8% de un año antes, pero aún a la cola europea en niveles de solvencia, según la información publicada este viernes por la Autoridad Bancaria Europea.

Sólo Grecia, con una ratio del 10,8%, presenta unos datos peores que los de España, y en ambos casos lejos de la media europea del 15,5% a finales de junio de 2021, que supone un avance frente al 14,7% del mismo mes de 2020, el año de irrupción de la pandemia.

Por encima de España, pero sin llegar a la media europea, quedan Portugal, con una ratio del 13,3%; Austria, con el 14,1%; Italia, con el 14,8% y Hungría, con el 15,2%.

Por entidades, Unicaja Banco es la de mayor solvencia de España, con un capital de máxima calidad del 17,7%, seguida de Kutxabank, con el 17% y BBVA, con el 14,2%. A continuación figuran el Banco Cooperativo (con un 12,9%), Ibercaja Banco (12,7%), CaixaBank y Abanca (un 12,5% ambos) y Bankinter (12,2%).

Agustín Monzón

Por debajo del 12% quedan el Sabadell, con un 11,9%, y el Banco Santander, con un 11,7%.

Con respecto a la morosidad, España también sale peor parada que el resto del Viejo Continente, pues la tasa de impago se situaba a mediados de 2021 en el 3,1%, frente a la media europea del 2,3%.

Los peores datos se registraron en Bulgaria, donde los préstamos dudosos eran el 16,4 % de la cartera crediticia; seguida por Grecia, con una morosidad del 14,8% y Chipre, con el 9,1%, según los datos que se recogen en el ejercicio de transparencia llevado a cabo por la Autoridad Bancaria Europea.

La banca española destaca un año más por eficiencia, con una ratio del 55,5%, mejor que la media europea del 64%.

No obstante, ocho países cuentan con sectores bancarios más eficientes que el español, entre ellos Lituania, Islandia, Rumanía, Suecia, Portugal, Polonia, Finlandia y Bulgaria.

Deuda soberana

La EBA también ofrece datos sobre la exposición de los bancos a la deuda soberana y llama la atención del incremento registrado en la primera mitad del año en Italia, España y Francia, donde la cartera de bonos públicos ha aumentado en 97.000, 83.000 y 39.000 millones, respectivamente, respecto al cierre de 2020.

Mostrar más
Botón volver arriba