Noticias locales

La calle Fuencarral de Madrid, irreconocible tras la nevada: “Parece un cataclismo con los árboles que se han caído”

La fuerte nevada que ha durado aproximadamente 30 horas en la Comunidad de Madrid a causa de la borrasca Filomena ha dejado impresionantes e impensables imágenes de la capital como la de la céntrica calle Fuencarral, que este sábado ha amanecido con algunos árboles y parte de la iluminación navideña en el suelo.

Así lo han compartido varios ciudadanos madrileños en sus redes sociales atónitos ante la vista de esta histórica vía comercial que no hace muchos días se encontraba repleta de gente realizando las últimas compras para las fiestas de Navidad.

Ese sábado, sin embargo, era prácticamente imposible transitar por ella, y todos aquellos que han pasado por ahí han tenido que esquivar y saltar los árboles y algunas luces que habían caído al suelo a causa del temporal.

Parece que ha habido un cataclismo. Son los árboles que se han caído. Esta que es la calle más comercial de Madrid, todo cerrado y con barricadas de árboles. Ya veis cómo está la situación”, explicaba un hombre en un vídeo en el que mostraba Fuencarral.

El alcalde de la Comunidad de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido a los madrileños quedarse en casa durante el temporal, ya que “este tsunami de nieve no es un juego y se corre peligro“. “Es una nevada desconocida en la historia de Madrid”, ha dicho durante una rueda de prensa.

Por su parte, la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, también ha hecho un llamamiento para que los ciudadanos no salgan a la calle ya que han comenzado a producirse heladas y hay roturas y caídas de muchos árboles. Además, el mobiliario urbano no es visible en muchos casos al estar totalmente cubierto de nieve.

Ha recordado que los vehículos sin cadenas o sin tracción no pueden salir de casa, y ha subrayado que “no hay administración preparada para una ola de esta magnitud”, de ahí que desde las carreteras principales o el aeropuerto hasta las calles de pequeños pueblos estén impracticables. Además, ha pedido trabajar desde sus casas el próximo lunes y martes a los empleados públicos de la Administración regional que desempeñen labores no esenciales.

La acumulación de nieve ha triplicado las previsiones, al alcanzar un grosor de entre 50 y 60 centímetros en la capital, y en algunos municipios de la región ha alcanzado el metro de altura. Se trata de la mayor nevada caída en Madrid desde 1971, según la Aemet.

Mostrar más
Botón volver arriba