Economía

La CE emitirá 80.000 millones en bonos para el fondo de recuperación en 2021

La Comisión Europea (CE) anunció este martes que espera emitir durante 2021 en torno a 80.000 millones de euros en bonos a largo plazo para financiar las transferencias directas y los préstamos del fondo de recuperación comunitario por la pandemia.

A esa cantidad hay que añadir letras a corto plazo por valor de “decenas de miles de millones” para “cubrir los requisitos de financiación restantes”, informó la CE en un comunicado.

Bruselas añadió que la cantidad exacta de bonos y letras dependerá de las necesidades de financiación concretas, y aseguró que revisará en septiembre su plan de financiación para 2021.

Carla Raffin

De hecho, precisó que el plan anunciado hoy se basa en una estimación inicial de las necesidades de los Estados miembros en cuanto a los préstamos y las subvenciones directas.

En septiembre, cuando actualizará ese documento, la Comisión espera tener “una visión de conjunto más precisa de las necesidades de financiación de los Estados miembros de la UE (Unión Europea) para los últimos meses del año”.

Con los bonos y letras emitidos este año, la CE aspira a financiar durante la segunda mitad de 2021 todos los préstamos y transferencias directas que los Estados miembros tienen previsto recibir antes de que comience 2022 bajo el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, la piedra angular del fondo de recuperación.

También servirán para cubrir otros programas previstos en el presupuesto de la UE que reciben financiación del fondo de recuperación, al margen del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

El Ejecutivo comunitario recalcó que ahora finalizará los preparativos para realizar la primera emisión de bonos del fondo de recuperación, “prevista para finales de junio”. Las primeras letras se emitirán en septiembre, “cuando la plataforma de subastas de la UE entre en funcionamiento”, agregó la CE.

Para financiar el conjunto del fondo de recuperación, Bruselas pedirá prestado en los mercados de capital hasta 750.000 millones de euros en precios de 2018 (800.000 millones en precios corrientes).

La idea de la Comisión es emitir unos 150.000 millones de euros en deuda al año entre mediados de 2021 y finales de 2026, lo que convertirá a la UE en uno de los principales emisores de deuda en euros.

Bruselas puede acudir a los mercados desde este martes, después de que los veintisiete Estados miembros hayan completado el proceso de ratificación sobre la decisión de recursos propios, es decir, la legislación que permite a la Comisión emitir deuda con el respaldo de los márgenes del presupuesto comunitario.

El objetivo es que las primeras ayudas puedan llegar a los Estados miembros en julio. Más allá de la decisión sobre recursos propios, para que el dinero llegue a los Estados miembros es necesario que la Comisión y el Consejo, que reúne a los países, den su visto bueno a los planes nacionales de reformas e inversiones que cada Gobierno nacional debe enviar a la CE.

Hasta el momento, veintidós Estados miembros, incluido España, han remitido ese documento a Bruselas. La Comisión Europea tiene dos meses para evaluar los planes, tras lo cual el Consejo cuenta con otras cuatro semanas para decidir si los aprueba por mayoría cualificada.

El Ejecutivo comunitario espera aprobar los primeros planes en la segunda mitad de junio y Portugal, que este semestre preside el Consejo de la UE, quiere que los Estados los validen también antes de que termine ese mes. De ese modo, los desembolsos podrían llegar en julio.

Los primeros pagos corresponderían al anticipo del 13 % que reciben las naciones cuando se aprueban sus planes, unos 9.000 millones de euros en el caso de España, que tiene derecho a unos 140.000 millones del fondo de recuperación, 70.000 millones de ellos en transferencias.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba