Deportes

La denuncia del PSG por usurpar su nombre y el lío de las fundas de oro

El Paris Saint Germain denuncia que la empresa Idesing Gold ha utilizado su nombre para darse publicidad con un supuesto regalo de una funda de oro a toda la plantilla. La información, publicada por ‘Le Parisien’, provocó un enorme revuelo. Se refiere a un regalo de lujo. Una funda de móvil de oro, valorada en más de 500.000 euros, a cada uno de sus futbolistas. Resultaba desagradable. Un capricho difícil de entender cuando la situación en Francia ni en ningún país del mundo está para hacer este tipo de ostentaciones. En una crisis de magnitudes considerables del coronavirus es, cuando menos, chocante ver este tipo de lujos para futbolistas que están de vacaciones porque no se ha podido finalizar su campeonato.

«El Paris Saint Germain no está asociado con esta empresa. Esta compañía usurpa nuestro nombre», es la versión del club francés para salir al paso de los comentarios críticos que estaba aflorando después de conocer la noticia. «No está en nuestros valores», se reafirma el club parisino. La funda del teléfono móvil, de la cual hay fotografías circulando por las redes sociales y en la que aparece en la cuenta de la empresa oficial junto a los nombres de los futbolistas de la plantilla, es para cada uno de los futbolistas por proclamarse campeones.

La funda de oro del móvil de Neymar personalizada. (foto idesing gold)La funda de oro del móvil de Neymar personalizada. (foto idesing gold)La funda de oro del móvil de Neymar personalizada. (foto idesing gold)

La Ligue1 fue suspendida por el Gobierno de Francia por motivos de salud. No poder garantizar la seguridad sanitaria. Ni se contempló elaborar un protocolo tan estricto como el que siguen nuestros futbolistas en España. Cortó de raíz y el país se quedó sin fútbol hasta septiembre. El presidente Emmanuel Macron no lo vio tan necesario como negocio ni entretenimiento. Hizo un llamamiento al resto de países y ni España, Alemania, Inglaterra e Italia (las cuatro grandes Ligas) le hicieron caso. Diferente postura adoptó el presidente de la Liga, Javier Tebas, y encuentra aliados como Sergio Ramos para poner en la balanza los riesgos y la importancia de recuperar el negocio y entretener a los aficionados.

Suspendido el campeonato francés por la crisis del coronavirus, cada uno de los futbolistas de la plantilla del Paris Saint Germain tendrían como obsequio una funda de oro de 24 kilates, personalizada con su nombre y dorsal. Un diseño exclusivo elaborado por la compañía Idesign Gold.

Provocó revuelo y críticas

¿Quién dijo crisis en el fútbol? Es la pregunta que se estaban haciendo aquellas personas o sectores que sufren las graves consecuencias económicas del coronavirus. Si el PSG se puede permitir regalos de lujo de este tipo resulta difícil comprender que la crisis afecte a este tipo de clubes millonarios. El club lo desmiente ante el revuelo. Era complicado va a ser que los aficionados y personas más alejadas de este deporte puedan empatizar con noticias como estas. Se puede ver como un despilfarro.

El fútbol, sus privilegios y su ética. Los jugadores y sus lujos. Este es el debate que indigna. En España hay otro tipo de controverdia. El referido al protocolo tan personalizado que garantiza a los futbolistas pasar test masivos y de forma periódica. Incluso a sus familiares. Tebas quiere jugar como sea para salvar el negocio y ya apunta la fecha del 12 de junio. Se va a intentar. Otra cosa es que pueda finalizar y la calidad del producto. Un fútbol sin público y con el miedo de los jugadores y los entrenadores por el virus y las lesiones.

Pero en España hay algo más de sensatez cuando escuchas a Tebas (menos mal) decir que los clubes tienen que apretarse el cinturón por la crisis. Deberían mirar más a la cantera y no hacer fichajes. Lo que menos le gustará a nuestros futbolistas es la recomendación del presidente de la patronal de reducir los sueldos.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba