Economía

La escalada de la energía entra en la agenda europea sin soluciones a la vista

Los ministros de Finanzas de la Eurozona se reúnen este lunes en Luxemburgo con un invitado inesperado en la agenda: la escalada del precio de la luz, que afecta a la inmensa mayoría de los países europeos. Fuentes del ministerio de Economía celebran la inclusión del punto en la agenda porque permite a Nadia Calviño, vicepresidenta económica, defienda ante sus colegas el documento de reflexión que hace semanas enviaron a la Comisión Europea su departamento y el de Teresa Ribera, vicepresidenta a cargo de Transición Ecológica.

España está siendo uno de los países que más fuerza está haciendo para “europeizar” el debate, encontrando una resistencia poco disimulada por parte de la Comisión Europea, que considera que hay muy pocas cosas que se puedan hacer en este momento a nivel europeo. No es una opinión que comparta el Gobierno, que considera que no puede haber una respuesta nacional al problema. “Necesitamos una respuesta europea, y espero que las instituciones europeas tomen medidas urgentes y decididas”, ha asegurado la vicepresidenta económica antes del inicio del Eurogrupo en Luxemburgo.

En todo caso el debate que mantendrán los ministros este lunes y martes no se prevé demasiado profundo. Kadri Simson, comisaria de Energía, había prometido una “caja de herramientas” para aclarar los instrumentos que tienen ya los Estados miembros para luchar contra la escalada del precio de la energía. Pero esa presentación, que para muchos Gobiernos ya era demasiado poco ambiciosa, se retrasará. Fuentes diplomática han señalado que esperan que el Ejecutivo comunitario haga público ese paquete antes de la cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno de finales de octubre.

F. H. Valls

Calviño ha celebrado que la carta enviada por ella y por Ribera haya hecho que el asunto del precio de la energía haya terminado por instalarse en la agenda europea. Son más los países que ahora se han sumado a las peticiones de tomar medidas en el frente común. El paquete de propuestas enviado por las vicepresidentas españolas incluía, por ejemplo, un sistema de compra centralizada de gas, inspirándose en el modelo de la compra centralizada de vacunas, para así tener una mejor carta negociadora ante los exportadores de gas.

Porque ese es otro de los frentes del debate: no se trata de un asunto meramente económico. También es geoestratégico. No son pocas las voces en Bruselas que acusan a Rusia de estar limitando el envío de gas, aunque es cierto que los contratos en estos momentos se están cumpliendo, con el objetivo de que haya un cambio en la opinión pública a favor del gasoducto Nord Stream 2 que conecta directamente el territorio ruso con el norte de Alemania, y que ha sido muy criticado por parte de Estados Unidos y los países del este de Europa que se ven más expuestos a Moscú.

Nacho Alarcón. Bruselas

El asunto podría colarse también en la cena que los jefes de Estado y de Gobierno celebran este martes en Eslovenia en la jornada previa a la cumbre con los Balcanes Occidentales.La energía como punto está inscrito en el Consejo Europeo del 20 y 21 de octubre. ¿Eso significa que no va a haber debate en absoluto en la cena de líderes? No, es previsible que haya un primer debate”, señala una fuente diplomática, que asegura que “el debate se ha animado” desde que España hizo las primeras propuestas.

De hecho, varios Estados miembros han empezado a circular posibles ideas y propuestas para hacer frente al resto. Grecia, por ejemplo, ha propuesto la creación de un fondo de entre 5.000 y 8.000 millones de euros a repartir entre los distintos Estados miembros durante el invierno para poder hacer frente a los efectos de esta escalada de los precios sobre aquellos sectores más expuestos a la pobreza energética. Francia también ha mostrado su enfado por la situación. Bruno Le Maire, ministro de Finanzas galo, ha criticado que los precios “se hayan vuelto insoportables” para los ciudadanos y las empresas. Sin embargo, otros países, como Alemania, consideran que no hay que tomar medidas precipitadas y que la situación es transitoria.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba