Deportes

La expedición de Soria en el Himalaya lucha por controlar el covid: ya hay 20 evacuados

Durante los últimos días, algunos titulares, a cada cual más alarmante, informaban de un posible gran brote del covid-19 entre los montañeros que esperan acampados para alcanzar la cumbre del Everest. Por su parte, nuestro compatriota Carlos Soria comunicaba en sus redes sociales el importante número de positivos en otro ochomil, el Dhaulagiri. Detrás de las informaciones sobre lo que estaba ocurriendo en el Everest se encontraba el testimonio de un alpinista polaco, Pawel Michalski, quien había escrito en una red social que “más de 30 personas ya han sido evacuadas en helicópteros hacia Katmandú con sospecha de edema pulmonar y, más tarde, se han encontrado positivos por el covid-19”.

Carlos Soria en el Dhaulagiri. (El Confidencial)Carlos Soria en el Dhaulagiri. (El Confidencial)Carlos Soria en el Dhaulagiri. (El Confidencial)

Esta afirmación, tan gratuita como imprecisa, es el origen de muchos de esos titulares sensacionalistas (“El covid-19 lleva el miedo al Everest”). Para que la cosa no decayese, un medio especializado ha llegado a sugerir que algún montañero podría estar adquiriendo certificados PCR falsificados para poder viajar a Lukla y comenzar la marcha hacia el Everest. “Informaba” de su coste: 60 euros. ¿Aportan alguna prueba o se citan las fuentes de esa información? No. Hace un par de meses también afirmaron que una cuerda rota causó la muerte de Atanas Skatov en el K2 invernal.

El Confidencial ha contactado con Chandan Kumar Mandal, periodista del ‘The Katmandú Post’. Chandan ha publicado algunos artículos relativos a falsificaciones de certificados PCR realizados por nepalíes que querían salir del país, sobre todo trabajadores. Le preguntamos si sabía algo acerca de esas supuestas falsificaciones realizadas “por montañeros que habían pagado 60 euros”, según sugería la revista especializada española. Esta ha sido su repuesta: “No puedo confirmar que algo así haya sucedido. No me consta y no sé cómo has llegado a saber esto, ¿o simplemente lo estás sospechando?”.

La situación se controla

El pasado 6 de mayo, el ‘Washington Post’ informaba de las medidas de seguridad que se habían establecido en el CB del Everest: cada alpinista en una tienda, un comedor por cada expedición y se establece un aislamiento entre estas. Igualmente, daba cuenta de que algunas agencias tenían doctores y realizaban frecuentes test rápidos. Esto en lo que afecta a los alpinistas organizados en una expedición. ¿Qué pasa con los demás? Sabemos, porque así se ha publicado en redes sociales, que algunos grupos han compartido mesa y mantel.

Los alpinistas se realizan los tests de antígenos. (El Confidencial)Los alpinistas se realizan los tests de antígenos. (El Confidencial)Los alpinistas se realizan los tests de antígenos. (El Confidencial)

Tashi Lakpa Sherpa es el responsable de las instalaciones de Seven Summit en el CB del Everest. Da servicio a 130 clientes que esperan poder alcanzar la cumbre. Nos confirma que la situación se está estabilizando. Los datos oficiales (a 9 de mayo, fecha de cierre de esta información) son de 20 personas evacuadas. En conversación con el periodista Iñaki Makazaga, ‘Txikon’ se refiere a los preparativos de las expediciones para intentar cumbre aprovechando los próximos días de buen tiempo. Todo parece indicar que se normaliza la vida en esa pequeña ciudad que es el Campo Base.

Hoy nuestra preocupación se encuentra en el Dhaulagiri

Hablamos con Carlos Soria y su equipo sobre la situación, a fecha 9 de mayo, en el campo base del Dhaulagiri, situado a 4.650 metros de altitud.

PREGUNTA. Quisiera conocer vuestra opinión y los protocolos que seguisteis al llegar a Katmandú.

RESPUESTA (Soria). Antes de salir de España hicimos una PCR; hoy en día es una condición obligatoria de las líneas aéreas y del país de destino. Antes de ir al campo base, la agencia Seven Summit nos hizo otra PCR. Se supone que todas las personas llegamos con resultado negativo. Posteriormente, hemos comprobado que muchos ‘sherpas’ y personal de cocina vinieron sin PCR.

Los tests positivos de los alpinistas. (El Confidencial)Los tests positivos de los alpinistas. (El Confidencial)Los tests positivos de los alpinistas. (El Confidencial)

P. Por lo que informáis, la tasa de positividad en el CB del Dhaulagiri es prácticamente del 50%. ¿Qué pensáis que ha podido suceder? ¿Los que bajaron del Annapurna o ha podido ser el personal desplazado al CB cuando la variante india ya estaba extendiéndose en el Valle de Katmandú?

R. La gente que bajó del Annapurna estuvo una semana, más o menos, en Pokhara. Desconocemos su comportamiento después de hacer cima y estar en una localidad que te permite descansar y relajarte. Durante días estuvieron volando helicópteros con gente que venía de Pokhara. Poco después comenzaron los primeros casos.

Carlos Soria y Sito Carcavilla en el Everest. (El Confidencial)Carlos Soria y Sito Carcavilla en el Everest. (El Confidencial)Carlos Soria y Sito Carcavilla en el Everest. (El Confidencial)

P. ¿Estáis logrando estabilizar la situación?

R. Ahora mismo hemos hecho PCR a todos los que se encuentran en el CB, excepto a los que han subido a los campos de altura. Los positivos más graves han salido en helicóptero, cerca de 40. Los otros positivos se han aislado en su tienda y en un campo base a unas cinco horas de distancia, el que se conoce como CB italiano. A los que empiezan a bajar de la montaña les hacemos inmediatamente el test para confirmar su estado. Si son positivos se marchan en helicóptero o se confinan en sus tiendas.

P. ¿Cuál es vuestra rutina diaria y las medidas que habéis adoptado contra el virus?

R. Nosotros mantenemos todo el cuidado posible. Hacemos vida en nuestra tienda comedor con nuestro núcleo más cercano, todos negativos. Usamos mascarilla durante el día y nos lavamos las manos con gel muy a menudo. Cuando hacemos las PCR tomamos todas las medidas necesarias: doble mascarilla, guantes y chaqueta con capucha, dedicada solo para ese cometido y que luego dejamos ventilando. La montaña se encuentra muy cargada de nieve y con un alto riesgo de avalanchas, especialmente en la parte superior. Por ahora solo pensamos en estabilizar la situación y la prioridad es nuestra salud y la de todos los que nos encontramos aquí. ¡Mucho ánimo y que sigan con esa sensatez propia de los grandes alpinistas!

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba