Noticias locales

La marcha del Orgullo tendrá un aforo de 25.000 personas, durará tres horas y estará dividida en cuatro columnas

La manifestación estatal del Orgullo LGTBI de este sábado en Madrid estará limitada a un aforo de 25.000 personas, tres horas de duración máxima, se dividirá en varias columnas y tendrá un sistema de inscripción de las organizaciones participantes para facilitar el control.

Así lo han establecido la Delegación del Gobierno y las organizaciones convocantes, COGAM y FELGTB, que han mantenido este martes por la tarde una reunión técnica sobre los detalles operativos de la marcha.

Al encuentro, presidido por la delegada del Gobierno, Mercedes González, han asistido el jefe Superior de Policía de Madrid, Jorge Manuel Marti, varios representantes del Ayuntamiento de Madrid (Seguridad y Emergencias, Policía Municipal, Samur y Bomberos) y responsables de los organizadores de la protesta.

La Delegación del Gobierno ha agradecido “el ejercicio de responsabilidad de los organizadores, que han limitado su previsión de asistencia a 25.000 personas durante las tres horas que durará la marcha”.

La manifestación saldrá de la glorieta de Carlos V, más conocida como de Atocha, a las 20 horas y finalizará en la plaza de Colón a las 23. Será, sin embargo, muy diferente a la de años anteriores para garantizar un Orgullo seguro y responsable, ya que no habrá carrozas ni escenarios.

De común acuerdo y dada la situación sanitaria por la pandemia, los convocantes han desarrollado un completo protocolo sanitario encaminado a observar el estricto cumplimiento de las medidas sanitarias y de prevención en vigor para reducir los riesgos de transmisión de la COVID.

Entre las medidas se encuentran la distribución de los manifestantes en cuatro columnas, de forma que puedan mantener la distancia de seguridad interpersonal.

Además, COGAM y FELGTB habilitarán un sistema de inscripción de las organizaciones participantes para establecer una vía directa de comunicación, de tal forma que todas ellas puedan respetar las normas establecidas. Al concluir la manifestación, a las 23 horas, los asistentes deberán abandonar el recorrido y no podrán ocupar durante más tiempo la vía pública.

En relación a todo aquello que escapa del ámbito competencial de la Delegación del Gobierno, el departamento que dirige Mercedes González se pone a disposición del Ayuntamiento de Madrid, “tal y como hizo también durante las Fiestas de San Isidro, con el ofrecimiento de apoyar la labor de los agentes de la Policía Municipal, en caso de que el Consistorio lo considerara necesario y así lo solicitara”.

Mostrar más
Botón volver arriba