Deportes

«¡La mitad de México estará tomando un tequila ahora!»

Sergio Pérez (México, 30 años) ganó su primera carrera en la F1, también para el equipo Racing Point, y la tercera para su país. El piloto participó en la rueda de prensa de la FIA.

—Hace una semana abandonó cuando iba a ser tercero…

—Buf. Estoy en shock, sinceramente. No tengo palabras. Estoy en el limbo. Como piloto sueñas con este momento, con estar en esta posición, he trabajado toda mi vida por este momento. Conseguirlo por fin es difícil de explicar. Me llevará un par de días, pero es increíble. El domingo pasado fue muy decepcionante porque debí estar en el podio, pero no me rendí esta vez. Me tocaron en la primera curva, no sé ni qué pasó, ya estaba girando y creí que se había acabado la carrera. Pero conseguimos volver.

—¿Cómo estaba el coche tras el choque?

—Supongo que estaba bien (se ríe). Teníamos un ritmo tremendo, la estrategia era buena porque entendimos pronto lo que había que hacer. Este Bahréin es muy diferente por el recorrido y la forma de trabajar con los neumáticos. Sabíamos que la estrategia a una parada era la buena y eso marcó la diferencia.

—¿Qué esperaba hacer en esta carrera?

—Un podio. Pero luego depende de lo que le sucede a los Mercedes y el Red Bull. Tuve una buena arrancada y una buena salida en general, podía ser segundo en esa primera vuelta (antes del toque de Leclerc).

—¿Qué le decía el equipo después del último safety car?

—Con lo que pasó en Ímola, cuando tomamos la decisión incorrecta en el coche de seguridad, teníamos claro qué es lo que íbamos hacer. Confiábamos en acabar con buen ritmo, hubiera estado apretado con George (Russell) pero creo que podría haber aguantado delante porque la diferencia era de décimas. Con la información que teníamos, necesitaría ocho décimas por vuelta para adelantarme y hubiera estado apretado. Con el ritmo que tenía, podía aguantar primero.

—Usted que es famoso por cuidar neumáticos, ¿cómo lo hizo esta vez?

—Fue muy difícil, paramos en la primera vuelta y pusimos el medio. Pero durante el coche de seguridad bloqueé muy mal el neumático delantero izquierdo y tuve vibraciones muy incómodas. Podía aguantar el volante recto, aunque pedí al equipo parar varias veces. Fui más largo que ellos y llegué fuerte al final para adelantarlos. Enhorabuena al equipo, porque entendimos muy bien este Bahréin.

—¿Cómo afecta esto para su futuro?

—No sé lo que va a pasar, no sé si en 2022 tendré un volante para volver o si querré parar. Aunque después de estas últimas carreras he mostrado que quiero quedarme, tanto este año como el próximo. Tengo buenas opciones para 2022 pero la mejor sería quedarme. Si tengo que parar, no será un desastre. Puedo volver en 2022 y las reglas cambiarán tanto que no creo que afecte tanto al estilo de pilotaje a la hora de recuperar la velocidad. Estoy en paz conmigo mismo, hemos visto a pilotos que se marchaban y volvían, la F1 puede ser muy dura y no están aquí los mejores pilotos, desafortunadamente.

—Es el segundo mexicano que gana un gran premio.

—Conozco un poco la historia de Pedro Rodríguez. Aquello sucedió hace muchos años, he escuchado que tenía un talento tremendo, muy especial. Murió muy joven, tristemente, pero dejamos marcas muy difíciles porque para un mexicano no es nada fácil tener éxito en este deporte. Espero que pronto haya otro mexicano en esta parrilla. Será increíble el recibimiento en casa (después de esta victoria). Será especial, y además esta ha caído en un buen horario para ellos. ¡Medio país estará tomando tequila! Significa mucho para mí, sobre todo este año, llevar alegría a los hogares de México y también por mi familia.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba