Vivienda

La mujer más rica de México vende en tiempo récord el 80% de sus pisos de lujo

La venta de las viviendas arrancó el pasado mes de octubre y ya se ha vendido el 80% de la promoción. Claudio Coello 11 ha protagonizado, en plena pandemia, dos operaciones sonadas. Por un lado, el edificio fue vendido por varios inversores venezolanos a la mujer más rica de México, María Asunción Aramburuzabala, por 12 millones de euros tras conseguir una rebaja sustancial del 20% y, ahora, ocho de las 11 viviendas de lujo en las que se transformará la antigua sede de la Universidad de Villanueva ya han sido vendidas, en su mayoría a compradores e inversores mexicanos.

Los precios se mueven entre 2 y 2,8 millones de euros, lo que supone un precio en torno a 14.000 euros el metro cuadrado, una cifra muy similar a la alcanzada en las ‘residences’ del Four Seasons del Complejo Canalejas o en Marqués de Salamanca 11 —de los mexicanos Terralpa— y un precio que, según los expertos, ratifica la fortaleza del sector residencial de lujo en ubicaciones ‘superprime’ a pesar de la pandemia, especialmente en el barrio de Salamanca donde apenas hay producto de obra nueva a la venta.

Los precios se mueven entre 2 y 2,8 millones, en torno a 14.000 euros el metro cuadrado

Las últimas tres unidades a la venta, tal y como explican desde Knight Frank, encargada de la comercialización de esta exclusiva promoción, son un dúplex en la primera planta y dos áticos dúplex en la sexta, los dos activos más codiciados en cualquier promoción de lujo y cuyos precios rozan los 2,8 millones de euros, los ‘tickets’ más elevados de todo el proyecto. Todas las viviendas, cuyas superficies se mueven en 158 y 185 metros cuadrados, tienen balcones a Claudio Coello y terrazas privadas, así como jardín, piscina, gimnasio y trastero.

El proyecto cuenta con un punto en contra. No dispone de plazas de garaje. Un hándicap que, sin embargo, no ha frenado el ritmo de ventas que arrancó hace seis meses, con la obtención de la licencia de obras, ni ha influido en el precio, acorde con los máximos que se estaban fijando en las zonas más exclusivas del barrio de Salamanca.

Los compradores, según la consultora, son en su mayoría de nacionalidad mexicana, si bien destacan que también hay compradores españoles, como viene siendo habitual en otros proyectos de lujo como Canalejas o Lagasca 99. “Buena parte de los compradores son mexicanos. No en vano, esta promoción es un producto muy enfocado al comprador latinoamericano que busca edificios señoriales como el de Claudio Coello y muy bien ubicados”, explica a El Confidencial Yolanda Rueda, coordinadora de ventas del área residencial de Knight Frank.

Claudio Coello 11.Claudio Coello 11.Claudio Coello 11.

“Se trata de compradores que no buscan una vivienda para vivir en Madrid de manera permanente, sino durante determinados periodos de tiempo, de ahí que el hecho de que no haya plaza de garaje no sea tan importante para ellos. Además, saben que la obra nueva en el barrio de Salamanca no solo es muy escasa, sino que el poco producto que sale a la venta no suele tener plazas de aparcamiento”, añade Rueda.

Fundamentalmente, compradores mexicanos

Claudio Coello 11, cuya entrega está prevista a finales de 2022, es uno de los escasos proyectos de obra nueva/rehabilitación que ha salido al mercado en el último año en el distrito ‘prime’ por excelencia de Madrid. Los expertos destacan su ubicación, a escasos metros del parque de El Retiro y de la calle Serrano que acoge las principales marcas de lujo a nivel internacional.

E. Sanz

Precisamente, el ‘boom’ residencial en el segmento de lujo que se está viviendo en Chamberí y la falta de producto en el barrio de Salamanca han provocado que buena parte de la demanda, tanto de compradores latinoamericanos —fundamentalmente mexicanos— que buscan una vivienda de lujo como de inversores, se haya trasladado hacia el barrio vecino, con casi una veintena de promociones en marcha, tres de las más significativas en la calle Santa Engracia.

La venta del edificio ya fue objeto de titulares, no solo por la protagonista de la operación, la firma Abilia, propiedad de Aramburuzabala, sino por ser una de las escasas operaciones en el segmento residencial de lujo cerrada en medio de la pandemia. Ahora, el edificio vuelve a estar en boca del sector debido a la rápida comercialización de sus viviendas y a los precios medios a los que se han cerrado las ventas.

Además, este proyecto pone de manifiesto el enorme apetito inversor del capital mexicano, que ha tomado el relevo de los venezolanos tanto en lo que se refiere a la compra de viviendas como de edificios en la capital. Grupo Terralpa es, probablemente, el que mejor se ha posicionado en el segmento residencial de lujo en Madrid, si bien Claudio Coello 11 podría ser el primero de muchos otros proyectos en la capital para María Asunción Aramburuzabala.

Claudio Coello 11.Claudio Coello 11.Claudio Coello 11.

Este edificio albergó hasta 2018 la sede de la Universidad de Villanueva y era propiedad de inversores venezolanos entre los que se encontraba Lemon Prime, sociedad de los hermanos Manuel y Federico González Weil, propietarios de otros edificios en la capital como San Bernardo 126, activo para el que buscan comprador. La adquisición de este edificio iba a suponer un desembolso de algo menos de 15 millones de euros, una cantidad que se situaba muy lejos de las expectativas de 27 millones de euros que inicialmente tenían previsto conseguir.

Finalmente la operación se cerró en 12 millones de euros, tal y como explicaron diferentes fuentes a El Confidencial, debido al estallido de la crisis del coronavirus que a punto estuvo de echar por tierra la operación.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba