Viajes

La muralla cristiana, uno de los atractivos turísticos e históricos más desconocidos de Madrid

Madrid, escenario de múltiples historias y batallas o el lugar que cuanto más descubres de ella, más te gusta. La capital peninsular guarda uno de los tesoros no muy conocidos por muchos. Hablamos de la muralla cristiana de Madrid. ¿La conocías?

Edificada entre los siglos XI y XII, puedes conocerla también como la muralla medieval. Fue levantada con bloques de caliza contando anteriormente con unas 80 torres.

Si echamos la vista atrás, la construcción de esta muralla se atribuye a los años anteriores al reinado de rey Alfonso VII de Castilla (1126–1157). En concreto a los años inmediatamente posteriores a la conquista cristiana de Madrid (1083), en tiempos de Alfonso VI (1040–1109).

Lamentablemente, tras el notable crecimiento urbanístico experimentado por Madrid, y con el desarrollo de nuevos arrabales más allá del recinto amurallado, se procedió a su demolición. En concreto, a partir del siglo XVI y tras la designación de la ciudad como capital de España. Aunque actualmente todavía podemos conocer los ‘restos’ de este gran tesoro.

En la fachada del edificio que se encuentra en la Plaza de Puerta Cerrada vemos un mural con un lema pintado que dice: «Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son». Este mural realizado por el conocido diseñador gráfico, Alberto Corazón, hace honor a la historia de Madrid y de esta muralla. El origen histórico de esta frase se remonta a las propiedades de la piedra que tenía la muralla cristina, ya que al ser golpeada, provocaba chispas.

Algunos de los restos más relevantes de la muralla cristiana de Madrid están integrados en diversos edificios e infraestructuras urbanas. En la mayoría de los casos, su acceso es muy restringido, ya que se encuentran en bloques de viviendas privados:

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba