Noticias locales

La Policía empuja coches y taxis que se quedan atrapados por la nieve en la Puerta de Alcalá

Las nevadas históricas que ha dejado borrasca Filomena en Madrid ha provocado cortes importantes en carreteras como la M-40, donde la circulación ha estado completamente parada por la nieve, pero también en el centro de la capital. Imágenes emitidas por TVE han mostrado las dificultades que a última hora de la tarde han tenido muchos vehículos que transitaban por la céntrica Puerta de Alcalá de Madrid.

Algunos coches, entre ellos taxis, han tenido que ser empujados por agentes de policía para poder reanudar así su camino, con mucha dificultad. “Hay serios problemas para circular, hemos visto cómo varios coches han tenido que ser empujados porque están patinando”, ha contado una periodista de TVE desde la Puerta de Alcalá.

Las imágenes han mostrado las consecuencias de la nevada histórica —la más abundante en medio siglo— en pleno centro de la capital: calles completamente teñidas de blanco, coches de policía junto a la Puerta de Alcalá y una carretera peligrosa debido a las placas de hielo que se estaban formando en la calzada.

Según ha informado TVE, han sido varios los vehículos que han tenido problemas a lo largo de la tarde de este viernes para poder circular junto a la Puerta de Alcalá. Por este motivo y para evitar contratiempos similares, la calle Alcalá ha sido cortada al tráfico.

La Comunidad de Madrid, que se encuentra en alerta roja y naranja por nevadas, ha permanecido desde primera hora de la tarde cerrada al tráfico de camiones y vehículos articulados, ha informado la Dirección General de Tráfico.

La gran cantidad de nieve ha obligado incluso a cortar algunos puntos de la autovía de circunvalación M-30 en la zona norte de la capital. Además se han cerrado instalaciones municipales y bibliotecas y han suspendido las actividades deportivas.

Mostrar más
Botón volver arriba