Noticias locales

La Real Casa de Correos será de nuevo un gran punto de donación de sangre para aumentar las reservas en verano

La Real Casa de Correos, sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, volverá a convertirse este fin de semana en un punto masivo de donación de sangre, como ya sucedió tras la borrasca Filomena. El objetivo de esta iniciativa es aumentar las reservas de sangre de cara a la temporada estival, según ha explicado el Ejecutivo autonómico.

Durante el viernes y el sábado se habilitarán en el patio de la Real Casa de Correos un total de 16 puestos de donación. Los ciudadanos que quieran acudir a donar colaborando de forma solidaria en esta campaña extraordinaria, deberán acceder a las instalaciones por la calle San Ricardo.

El punto de donación de sangre abrirá el viernes a las 10.00 horas y el sábado a las 9.00. Ambas jornadas funcionará de forma ininterrumpida hasta las 20.00 horas.

El objetivo, según han explicado desde el Gobierno regional, es conseguir 3.000 donaciones de sangre tanto a través del dispositivo especial organizado en la sede de la Comunidad de Madrid como del resto de puntos de donación activos en la región: 28 hospitales públicos, unidades móviles, el Centro de Transfusión y la sala de Cruz Roja de la calle de Juan Montalvo.

De esta forma, se espera alcanzar un nivel óptimo de reservas de sangre para afrontar el verano, periodo en el que tradicionalmente se registra un descenso en las donaciones de sangre como consecuencia de las vacaciones y los desplazamientos de la población a otros destinos.

El pasado mes de enero la Comunidad de Madrid ya habilitó un dispositivo excepcional en la Real Casa de Correos debido al temporal de nieve Filomena, con una respuesta espectacular por parte de la ciudadanía. En total, las donaciones de sangre registradas desde febrero de este año han supuesto 7.500 bolsas menos en comparación con el mismo periodo de 2019.

Como medida preventiva, aquellas personas que hayan tenido síntomas compatibles con el Covid-19 (fiebre, tos, problemas respiratorios etc…) o hayan estado en contacto con un paciente con infección confirmada, no deben acudir hasta pasados 15 días.

En el caso de las personas que hayan pasado el coronavirus, tampoco deben donar hasta pasados 14 días de una PCR negativa o 28 días tras la desaparición total de síntomas.

En cuanto a las personas que hayan sido vacunadas, si tras pasar 48 horas no han tenido fiebre y se encuentran bien físicamente, también pueden contribuir al aumento de las reservas.

Si han tenido fiebre y esta persiste pasadas las 48 horas, deben esperar 15 días, porque es posible que no tenga relación con la vacuna y esté vinculada a algún proceso infeccioso de otra índole.

Mostrar más
Botón volver arriba