Deportes

La rebelión de Bottas contra Mercedes, el piloto que llegó como escudero de Hamilton

Valtteri Bottas ha dicho basta. El finlandés se ha cansado de ser el segundo piloto y de su propio equipo. Esta temporada ha decidido adquirir el carácter de chico malo para dar un toque de atención a Mercedes y hacer ver que él también tiene derecho a ser campeón del mundo. En el Gran Premio 70 Aniversario de este fin de semana criticó con dureza al equipo por una estrategia incomprensible y provocar que Max Verstappen les adelantara. «Como equipo nos estábamos durmiendo cuando Max logró adelantarnos. Además, creo que mi estrategia estuvo lejos, muy lejos de ser la ideal. Así que tenemos mucho de lo que aprender hoy«, dijo un frustrado Bottas, que no es la primera vez este año que crítica a su equipo.

La declaración no gustó nada a su jefe Toto Wolff, quien salió a desacreditar lo dicho por Bottas. «Acabo de hablar con Valtteri», dijo cuando se le preguntó sobre los comentarios de su piloto. «No creo que estuviéramos dormidos, pero acepto su perspectiva. Creo que hoy tuvimos el coche más lento, y tenemos que admitirlo”, confesó. «Su punto era que deberíamos haber hecho lo contrario a Max”. Wolff explicó que haber modificado la estrategia no hubiera servido de nada contra Verstappen. «Esto no habría cambiado nada, porque Max habría salido con un neumático nuevo, y hubiéramos continuado con una goma que ya no estaba en el mejor estado. Él solo entró a boxes frente a nosotros, así que no estoy seguro de qué podríamos haber hecho mejor”, finalizó.

Después de tres años en Mercedes, Bottas ha entendido este 2020 que un cambio de actitud le puede dar el estatus e importancia que él considera en el equipo después de su reciente renovación por una temporada más. Este cambio ya estaba en la mente del finlandés hace unas temporadas. En su llegada le costó asumirlo, pero entendió su rol y lo acató hasta en contra de su propia voluntad y naturaleza competitiva. “Ha habido muchas cosas difíciles de aceptar, en términos de qué clase de papel iba a tener yo en el equipo. Soy más un piloto de apoyo. Es difícil, lo único que busca un piloto es ganar la carrera”, explicó en el documental de Netflix ‘Drive To Survive’. “Cuando Lewis me vence es como si me apuñalara”, aseguró. “Estar en el mismo equipo que Lewis a veces es una molestia, porque es demasiado rápido”.

Javier Rubio

Ser el nuevo Rosberg

El fichaje de Bottas, mirándolo fríamente, fue una gran noticia para el equipo en términos de rendimiento y armonía. En Brackley ahora todo funciona a la perfección. Cada vez es mayor la distancia con Ferrari y Red Bull. Pero si uno se adentra en el interior de Bottas se puede ver que hay un deportista que mantiene una lucha interna entre sus ansias de competir y su deber como “piloto de apoyo”. Desde su llegada a Mercedes, Bottas fue testigo de cómo su compañero ganó los tres últimos campeonatos mundiales mientras él no pudo ni luchar por el mundia y donde solo sumó siete triunfos por los 31 del británico (sin contar los de esta temporada).

Históricamente muchas veces las rivalidades entre compañeros han jugado malas pasadas a los equipos. A Mercedes le quedó muy claro lo que era lo mejor para el equipo después de vivir las duras batallas entre Hamilton y Rosberg. Fueron tres años de duras batallas internas hasta que el alemán ganó el campeonato del 2016 y anunció posteriormente su retiro. El piloto alemán también tuvo que luchar en las mismas condiciones que el finlandés, y después de dos temporadas a la sombra de Hamilton y quedando segundo del mundial, cambió su actitud y huyó de tener un papel secundario. Niki Lauda relataba el mal ambiente que se respiraba en Mercedes durante la estancia de ambos. “No esperaba que desayunaran juntos, porque no se caían bien, pero la relación era pésima. Estaban tan mal que no se saludaban”.

En ese entonces, Toto Wolff admitió que estaba confundido al creer que la competencia interna sacaría lo mejor de sus pilotos para luchar por el título. Fue así que, a pesar de tener nombres como Fernando Alonso o Sebastian Vettel en el mercado, se decantara por Valtteri Bottas. Un piloto de perfil bajo, pero muy sólido, regular y cumplidor. “Fue difícil encontrar al piloto adecuado, pero nos tomamos el tiempo necesario para decidir y, finalmente, conseguimos el hombre adecuado para el equipo”, confesó Wolff. “En el pasado siempre creí que una rivalidad dura entre compañeros sería buena para el equipo porque se presionarían entre ellos. Pero creo que la lección que aprendí es que probablemente no sea así. Se necesitan dos compañeros de equipo de primer nivel que se empujen el uno al otro en el coche, pero la rivalidad no debe trasladarse fuera de la pista”, señaló Toto Wolff en su día.

Valtteri Bottas durante el Gran Premio 70 Aniversario en Silverstone. (EFE)Valtteri Bottas durante el Gran Premio 70 Aniversario en Silverstone. (EFE)Valtteri Bottas durante el Gran Premio 70 Aniversario en Silverstone. (EFE)

Pocos favores a Bottas

La realidad es que desde su fichaje, Bottas ha puesto en pocos problemas a Hamilton y al equipo tanto dentro como fuera de la pista. A su vez, pocos gestos ha tenido también Mercedes en favor del finlandés cuando hizo caso, en varias ocasiones, a órdenes de equipo para favorecer a Hamilton. De hecho el propio Wolff tuvo que pedir disculpas por usar la palabra escudero al referirse así a Bottas tras el Gran Premio de Hungría de 2019. «Sabe un poco agridulce, no sé por qué, porque Valtteri habría merecido un podio tras ser un escudero sensacional». Un Bottas molesto respondió, «duele el escudero».

Pero han sido varios los episodios en los que Bottas ha tenido que ayudar a Hamilton arruinando sus opciones. En Monza 2018 tuvo que ralentizar a los Ferrari para dejar escapar a Hamilton, en Alemania de ese mismo año no le dejaron atacar a Hamilton cuando iba más rápido y en Rusia 2018 tuvo su mayor enfado desde que llegó a Mercedes. Tuvo que regalar el triunfo a Hamilton cuando tenía la victoria en su mano. Wolff prometió delvolverle esa victoria en las próximas carreras, pero esa promesa se esfumó con el tiempo. Al final todo lo malo ha ido cayendo del lado de Bottas.

Ahora Bottas se ha cansado de esperar tras varios años haciendo favores al número uno del equipo. Después de empezar liderando el mundial con su victoria en Austria, Bottas se vio con grandes posibilidades de salir campeón en este corto campeonato, pero tras varios GPs en los que las cosas no le han salido de cara ha explotado y se ha cansado de ser el eterno escudero de Hamilton. Quiere plantar guerra con todo lo que tenga en su mano para salir campeón, y el primer paso para ello ha sido un cambio de actitud que par

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar