Deportes

La relación del Villarreal y la Champions: del penalti de Riquelme al año del descenso

El Villarreal regresa a la fase de grupos de la Champions League una década después, una competición en la que ha tenido alegrías y decepciones. Su principal verdugo ha sido el Arsenal, el equipo que despertó a los amarillos del sueño europeo tanto en 2006 como en 2009. Esta temporada se enfrentarán al Atalanta, el Young Boys y el Manchester United, al que vencieron en la final de la Europa League el curso pasado (1-1 y 12-11 en penaltis).

Todo comenzó en 2004. Los amarillos contaban con una plantilla de alto nivel: Riquelme, Forlán, Marcos Senna, Pepe Reina, Sorín, un imberbe Cazorla… a la que le faltaba un buen director de orquesta. Para eso llegó Manuel Pellegrini. ‘El Ingeniero’ tenía un buen currículum en Sudamérica, pero no había referencias de él en Europa. Su última etapa antes de llegar a La Cerámica fue en River Plate.

El equipo realizó una sensacional temporada y se clasificaron como terceros para la Champions, aunque tenían que disputar la previa. Riquelme y Forlán formaron un tándem sensacional. Tras retirarse el uruguayo declaró: “Riquelme era el sueño de todo delantero”.

Diego Forlán. (EFE)Diego Forlán. (EFE) Diego Forlán. (EFE)

Un equipo engrasado

El técnico chileno se mostró contento con la plantilla durante aquella pretemporada: “Las cosas son un poco más fáciles, pues el equipo tiene una base y eso facilita mucho más todo”. En la fase de clasificación se enfrentaron al Everton, al que vencieron por el mismo resultado en la ida y en la vuelta (2-1 y 1-2). Gracias a ambos triunfos, los amarillos disputaron por primera vez la fase de grupos de la máxima competición continental.

El presidente Fernando Roig, al más puro estilo de lo importante es participar, declaró aquella noche: “Estoy en una nube. Nos fijamos este objetivo hace muchos años. Nadie nos creía y ya estamos entre los 32 mejores equipos de Europa. (…) Lo importante era pasar y seguir en Primera”. Aquel objetivo se quedó muy lejos de lo que hizo el Villarreal.

Los amarillos pasaron como primeros del grupo tras ser emparejados junto a Manchester United, Lille y Benfica. La clasificación estuvo reñida, tanto que el Villarreal sólo ganó dos de los seis partidos. En octavos, esperó finalmente el Glasgow Rangers, frente al que sufrieron más de lo esperado. El valor doble de los goles certificó el pase a semifinales (2-2 en Escocia y 1-1 en España). Esperaba el Inter de Figo, Adriano, Zanetti, Verón, Cambiasso…

Luis Figo, durante su etapa como directivo del Milán. (EFE)Luis Figo, durante su etapa como directivo del Milán. (EFE) Luis Figo, durante su etapa como directivo del Milán. (EFE)

No ganaban nada desde 1989

Los italianos parecían los favoritos, pero no para Pellegrini. “La diferencia entre Inter y Villarreal es inmensa por institución, ciudad a la que representan e historia, pero cabe recordar que desde 1989 no ganan nada en Italia”.

Los jugadores, a pesar del dardo del entrenador, fueron comedidos. Riquelme declaró: “Es normal que se quieran enfrentar a nosotros. Aunque el Villarreal está haciendo buena Champions, el Inter es el favorito. (…) Son los grandes favoritos”. Sorín también atendió a la prensa. “El favorito es el Inter, tiene mucha más historia y es el candidato a pasar. Nosotros vamos con humildad y mucha ambición”.

La eliminatoria estuvo reñida. Tras la derrota en Milán (2-1), la victoria por la mínima en Vila-real selló la clasificación a semifinales. La actuación de Riquelme fue majestuosa. Un pueblo cuya población no llegaba a 30.000 habitantes se había colado entre los cuatro mejores de Europa. En España se soñaba con una final ante el Barcelona, que se enfrentó al Milán.

Marcos Senna. (EFE)Marcos Senna. (EFE) Marcos Senna. (EFE)

La meta era la final

El Villarreal jugó ante el Arsenal. Pellegrini fue claro ante la prensa: “No hemos llegado a nuestra meta en la Champions y trabajamos para llegar a la final. El Arsenal es el favorito, pero se decidirá en el campo quien pasa”. En la ida, los ingleses vencieron por la mínima (1-0) en Londres. Sin embargo, aún quedaba la vuelta. Los amarillos se aferraron a su afición y a Riquelme.

El argentino estuvo soberbio en esa edición de la Champions, pero falló en el día menos oportuno. Cuando restaba un minuto para el final del encuentro, y con tablas a cero en el marcador, Lehmann le detuvo un penalti que hubiera alargado el partido a la prórroga. “No volví a verlo nunca más, lo llevaré siempre encima. Estaba convencido de que íbamos a ganar”, confesó Riquelme este año.

La temporada 2008/09 fue la segunda del Villarreal en la Champions. Y la última de Pellegrini al frente de la nave: Florentino lo fichó para su segunda etapa al frente del club cuando en junio de 2009. El Arsenal volvió a ser el verdugo. Tras el 1-1 en La Cerámica, los amarillos sufrieron una dura derrota en Londres (3-0).

Lehmann, el portero del Arsenal. (EFE)Lehmann, el portero del Arsenal. (EFE) Lehmann, el portero del Arsenal. (EFE)

La temporada 2011/12, la tercera en la que los castellonenses disputaron la Champions, no tuvo el desenlace esperado. El Villarreal había finalizado cuarto el año anterior, en el que fue semifinalista de la Europa League, donde cayó ante el Oporto de Villas-Boas. En la plantilla portuguesa estaban James Rodríguez, Falcao, Hulk, Otamendi, Falcao… El año pintaba bien, pero no terminó de la mejor manera. En verano, se marchó Cazorla al Málaga, la única baja de aquella plantilla.

El Villarreal sufrió muchísimo aquel año por las tres competiciones. Ni siquiera pasó de la fase de grupos tras ser encuadrada en el grupo de la muerte: jugaron frente al Manchester City, el Bayern de Múnich y el Nápoles. Se marcharon de la competición sin sumar ningún punto en los seis partidos disputados. Ha sido, con diferencia, su peor participación en Europa. Aquel año, descendieron a Segunda tras perder en la última jornada ante el Atlético de Madrid (0-1).

Su última participación fue en la temporada 2016/17, aunque en esa ocasión no llegaron a la fase de grupos. Se enfrentaron al Mónaco en la fase previa y tuvieron que conformarse con la Europa League. Todavía no había debutado Mbappé, pero aquel equipo tenía buenos jugadores como Lemar y Bernardo Silva. Ahora vuelven una década después a la fase de grupos con el recuerdo de Riquelme todavía fresco, pero con un título europeo bajo el brazo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba