Deportes

La séptima estrella de Márquez en Texas está algo más cerca

Las seis estrellas que luce Marc Márquez en la gorra que estrena en este GP de las Américas no son por casualidad ni fruto de la inspiración de ningún diseñador. El del Repsol Honda se ha ganado cada una de esas estrellas a pulso en el circuito de Austin, Texas, y representan cada una de las seis victorias que suma en esta pista, tras ganar ininterrumpidamente en MotoGP de 2013 a 2018, ambos años inclusive. Sólo falló en 2019, cuando se cayó mientras lideraba, y ahora, en el regreso al circuito texano al calendario mundialista, tras la ausencia del año pasado por la pandemia, el ocho veces campeón del mundo ha mostrado su candidatura a una nueva victoria este domingo del desde el FP1.

El del Repsol Honda ha liderado la primera sesión del fin de semana sobre un asfalto bacheado y mojado, fruto de la lluvia caída durante la noche y a primera hora de la mañana. El reasfaltado con parches en algunas zonas no parece muy efectivo, porque se notan los baches a simple vista con el paso de las motos, y a eso se añade que hay puntos en los que no drena bien, porque hay charcos que no desaparacen. Sea como fuere, las condiciones eran complicadas para todos, pasando de mojado a mixta, y en tales circunstancias Márquez no suele fallar.

El ilerdense ha parado el crono en 2:15.872, lo que está aún muy lejos del 2:02.135 que figura en esta pista como récord, en poder precisamente del pupilo de Alzamora desde 2015. En todo caso, le ha dado para liderar con una ventaja de 0.167 sobre Miller. Tras ellos dos y hasta cerrar las diez primeras plazas con acceso provisional a la Q2, Zarco, Pol, Álex Márquez, Rins, Bagnaia, Binder y Lecuona. Fuera de ellas, de momento, pero con la esperanza de poder mejorar en el FP2, sobre todo porque está empezando a lucir el sol en el circuito de COTA, Mir 12º, Aleix 14º, Quartararo 15º, Martín 19º y Rossi 20º, a 3.7 de la cabeza, sólo por delante de Dovizioso, que ha finalizado a 4.6 de Marc.

Hay que recordar que causa baja para esta cita por su estado anímico un Maverick Viñales que el sábado pasado sufrió la pérdida de su primo Dean Berta Viñales, fallecido por un accidente en la carrera de SSP 300 en el Ángel Nieto de Jerez. Y a nivel técnico, destacar que Mir dispone aquí del chasis nuevo que llevó Suzuki al pasado test de Misano, una pieza que ya usa el aún vigente campeón y a la que de momento su compañero Rins, que acaba de estrenar paternidad, no tiene acceso en GP.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba