Deportes

La solución de Simón para evitar medidas “más duras”

Como cada lunes, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, compareció en rueda de prensa para valorar la situación de la segunda ola de la pandemia en España, además de ofrecer los datos de contagios y muertes por coronavirus.

Comenzó subrayando que “los lunes son complicados para valorar la información debido al acumulamiento. Observamos una media de 12.000 casos diarios. Observamos una ligera tendencia ascendente. Son cifras que nos ponen en situación similar a otros países europeos como Reino Unido o Francia, pero estamos mejor que Países Bajos o República Checa. Otros países con una incidencia controlada como Alemania o Italia, tienen una tendencia muy ascendente. Son datos que marcan una tendencia ascendente en Europa, los virus respiratorios en la época de otoño e invierno es cuando más transmisión tienen”.

La solución a medidas más drásticas

El facultativo comprende el agotamiento de los ciudadanos por esta situación: “La gente ha estado durante muchos meses con muchas medidas que impiden una vida normal… creo que imponer medidas más duras, es fácil que cueste mucho implementarlas, por eso ahora la aplicación a título personal de esas medidas puede evitar el imponer esas medidas. Es cierto que ponerte la mascarilla con tus amigos no es lo más agradable del mundo. Es lo que puede evitar que se implementen medidas más drásticas que vayan a afectar mucho más a nuestra vida. La gente está cerca del agotamiento”.

Por ello, insistió en que “hay que aplicar todas las medidas higiénicas que conocemos con más cuidado para evitar el uso de otras medidas con un impacto social más importante. 

Estabilización de los casos

Pese a que la semana pasada aseguró que estábamos en una cierta fase de estabilización, Simón reconoció que “no ha habido un descenso, sino un ascenso de los datos, más lento que en otros países. No podemos garantizar que nos encontremos en una fase de estabilizaciónEl objetivo es no tener que llegar a un confinamiento”.

Además, añadió que “estamos acercándonos a la tasa de letalidad de países como Alemania. Seguimos teniendo un alto nivel de detección, que se refleja en los casos de asintomáticos, con un 41% o 42%. No podemos garantizar que los detectemos todos, pero sí que es un porcentaje alto. En cuanto a la edad, el grupo de los jóvenes entre 10 y 19 años, en especial, entre 15 y 19 años, han tenido un crecimiento de la tasa de incidencia”.

En cuanto a las comunidades autónomas, destacó que “hay ocho que están descendiendo y las otras diez están ascendiendo. Por provincias e islas, hay 27 con la tasa de incidencia estabilizada o descendiendo y el resto están aumentando. Podemos resumir que no estamos evolucionando como nos gustaría con una incidencia muy alta, 312,22 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Es cierto que la evolución está siendo más lenta que en otros países, pero sí nos encontramos en esta fase de ascenso como observamos en el resto de Europa. A nivel global, las tendencias no son buenas”.

La situación de Ceuta

Ceuta es una de las zonas cuyos datos están empeorando en los últimos días, algo que confirmó el epidemiólogo: “Ceuta tiene malos indicadores. La parte asistencial de Ceuta es dependiente del Ministerio. Ceuta ha hecho una propuesta y esta noche se planteará si tiene sentido. Tiene una capacidad de actuación más importante de lo que se puedan pensar”.

Otras comunidades

Simón desveló que Aragón y La Rioja “van a proponer medidas muy serias mañana. El estudio se hace con municipios de más de 100.000 habitantes. Hay 20 municipios con una tasa de incidencia superior a 500 en los últimos 14 días. Son municipios donde se tiene que estudiar la positividad y la ocupación de la UCI. Eso no quita que se tomen medidas drásticas, aunque no cumplan los tres criterios que se propusieron para el estado de alarma”.

Asimismo, destacó que “Navarra está proponiendo medidas muy contundentes, como Cataluña. También hay ejemplos con datos muchos menores que han implementado medidas como Galicia, en Ourense. No es lo mismo una tasa de incidencia de 500 en un pueblo pequeño sin mucho contacto que en una ciudad grande. Tenemos que conseguir que toda la población de España aplique las medidas que les corresponda y a partir de ahí, las medidas que apliquen las administraciones para recuperar la actividad social y económica”.

Navarra tiene una tasa de incidencia muy importante, aunque las UCI no estén colapsadas, pero sí empieza a afectar al desarrollo rutinario de la actividad hospitalaria. Navarra tiene la media de edad de contagio más baja y eso es algo que también hay que valorar”, añadió.

Fase 0 en algunos lugares

Sobre el aumento de las restricciones, admitió que “en la mesa están todas las medidas, si se considera que hay riesgo de difusión a nivel nacional. Iba a decir sin que nos tiemble la mano, pero tiembla igual. Son medidas que hay que tomar con mucha precaución, pero las comunidades tienen mucho margen para aplicarlas como algunas comunidades han demostrado. Otras no lo han hecho, como la Comunidad de Madrid. Aunque estamos en una fase con ondulaciones, con muchas dudas, tenemos que ser precavidos”.

El estado de alarma en Madrid

Según ha confirmado Sanidad, este sábado finaliza el estado de alarma en Madrid, pero Simón advirtió que “está con una tasa de incidencia de 439 casos. En los municipios donde se han aplicado las medidas más estrictas, como por las propias medidas como por la concienciación de la población. De los 9 confinados, ahora mismo hay 7 claramente por debajo de los 500, 5 de ellos de los 400 y únicamente uno está en 500, Torrejón de Ardoz, y otro Parla, que tiene 579, el día 15, a la falta de retrasos. El impacto es claro, tenemos que ver cómo evoluciona, esto no se ha acabado, la evolución de Madrid, aunque sea relativamente buena, sigue teniendo tasas muy altas”.

“Nosotros tenemos una discusión técnica diaria con la Comunidad de Madrid, pero las decisiones se toman en otro grupo de decisión. Las medidas que veremos esta semana, pero hasta ahora no parece que se vaya a prolongar el estado de alarma. Tendremos que tener cerrada una orden para cuando finalice el decreto del estado de alarma”, comentó Simón.

“La evolución en Madrid, en principio, va en la línea que esperábamos. Tenemos un margen de unos días para ver si la tendencia se mantiene o no. Yo no sé qué se va a decidir, no depende de mí. Mi posición es esperar a ver los datos. En otras comunidades autónomas, dependerá que estas puedan hacer propuestas que requieran o no el estado de alarma porque sean o no aceptadas por un tribunal. El estado de alarma es un instrumento jurídico que permite implementar medidas, que en otra situación no se pueden tomar, lo hemos visto estos 15 días”, enfatizó.

Vacuna en primavera

Cuestionado sobre la posible llegada de la vacuna para la próxima primavera, afirmó que “no es que a principios de año pueda haber una vacunación masiva, sino que se pueda empezar a vacunar si todos los estudios van bien. Una cosa es eso y otra es tener un volumen que nos pueda permitir vacunar masivamente. En eso tiene razón el presidente de la EMA. Hay que tener mucho cuidado, ya que cuando hay cualquier efecto secundario, se nos pone el alma en vilo, se paraliza y se podría dar un paso atrás”.

Movilidad en el puente de noviembre

Acerca de una posible restricción de los movimientos para el próximo puente de noviembre, dijo que “no hay nadie que no entienda que la movilidad entre comunidades es un riesgo. Tenemos que ver cómo evoluciona, para ver si esa estabilidad va hacia arriba o hacia abajo. Tendremos qué estudiar qué medidas tomamos para el puente de Todos los Santos”.

Posible cierre de bares

Sobre la posible clausura de los bares y restaurantes, declaró que “la transmisión en interiores es mucho más fácil, hay más probabilidad de supervivencia del virus, de cercanía de las personas, en algunos casos hay transmisión por aerosoles… eso no quiere decir que todos los interiores sean de alto riesgo, si se mantiene la ventilación, si todo el mundo usa mascarillas… en según qué lugares si todo se hace bien se puede reducir enormemente ese riesgo y por tanto no todos los interiores se tengan que cerrar. Pero es posible que en muchos de ellos se tenga que pensar en cerrar”.

Aumento edad media de las muertes

Simón desveló que ha bajado la edad media de las personas que fallecen por coronavirus: “La edad media de los fallecidos en España es superior que en marzo y abril. La edad es de 86 años, cuando durante el confinamiento eran 83 años, si no me equivoco. Eso implica que una gran parte de nuestros mayores estén mejor protegidos, pero también que nuestros mayores más frágiles fallecieran en el período previo. La edad media de los ingresos no es tan diferente, por varias razones, los criterios son más laxos que durante el confinamiento, por ejemplo, ahora ha ingresado gente por no poder cumplir el confinamiento en su domicilio”.

“La situación es relativamente estable, vamos incrementando a una velocidad menor que Europa. El peor escenario es entrar en una dinámica similar a la de los países europeos que en 3 o 4 semanas han multiplicado por cuatro o por cinco sus casos. Ahora mismo, la evolución de nuestras UCI no nos lo indica, pero el número, 1.800, no es desdeñable. La letalidad ha disminuido mucho, en los grupos de edad de mayor riesgo, ha bajado del 20% al 7-8% y se está manteniendo, por lo cual, es probable que la letalidad no suba. Pero si sube el número de casos, subirán los fallecidos”, agregó.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba