Deportes

La Supercopa, de Arabia Saudí a Andalucía: Real Madrid-Athletic y Real Sociedad-Barça

En un mes podemos ver un Clásico en la final de la Supercopa de España si el Real Madrid elimina a Athletic de Bilbao y el Barcelona a la Real Sociedad en las semifinales que se disputan el 13 y 14 de enero. La final está fijada para el día 17. Pero también puede suceder que el título de la Supercopa se lo disputen los dos equipos vascos sin haber resuelto quién es el campeón de la última edición de la Copa del Rey. El aplazamiento de la final copera, motivado por el deseo que tienen el club donostiarra y el bilbaíno de que los aficionados estén presentes en las gradas, ha provocado que se acuda a este tipo de sorteo dirigido.

Real Sociedad-Barcelona y Real Madrid-Athletic son las semifinales de la Supercopa de España

Real Sociedad y Athletic pueden ser campeones de la Supercopa de España antes que de la Copa del Rey. Son las consecuencias que sigue arrastrando el fútbol español de un calendario alterado por el coronavirus y la imposibilidad de que una final histórica copera de los equipos vascos se jugara con las gradas llenas. Como si todo fuera normal y se pueda poner fecha al fin del covid. Pues como se les ocurra eliminar a Real Madrid y Barcelona se encontrarán con el escenario que no desean. No habrá público en las gradas o el porcentaje puede ser muy reducido y habrá que resolver qué aficionados pueden asistir y los riesgos que supone su presencia a mitad de enero cuando el miedo a la tercera ola del coronavirus está presente en nuestro país. La fecha que se baraja para la final de Copa 2020 aplazada entre Athletic y Real Sociedad es el 4 de abril de 2021.

El reglamento federativo de la Supercopa de España dice que el campeón de Liga tiene que enfrentarse al subcampeón de Copa del Rey y el subcampeón de Liga al campeón de Copa. El coronavirus ha provocado que haya sorteo y también que este nuevo formato de la ‘final a cuatro’ regrese a España. La Federación Española de Fútbol tiene un acuerdo con Arabia Saudí para la celebración de este torneo en este país durante tres años por un montante económico de 120 millones de euros. 40 millones cada año. Un acuerdo que estuvo rodeado de polémica por el reparto desigual del dinero a los clubes y la utilización del fútbol español para blanquear un país que no respeta los derechos humanos. Radio Televisión Española (RTVE), por este motivo, se negó a entrar en la puja para la retransmisión de la competición.

Alberto Ramírez

El Real Madrid consiguió el título en la final contra el Atlético de Madrid y las cifras, sin ser oficiales, se estiman que repercutieron en unos ingresos de casi 7 millones de euros para el club que preside Florentino Pérez. Casi la misma cantidad para el azulgrana y menos para el Atleti y el Valencia. El club valencianista elevó una protesta por considerar injusto el reparto. Desde la Federación se argumentó que las cantidades correspondían a diferentes variables, entre las que influye el caché que tiene cada equipo.

De Arabia Saudí a Andalucía

La pandemia interrumpe el acuerdo entre la Federación de Fútbol española y Arabia Saudí. La segunda edición de la Supercopa se disputará en Andalucía con tres sedes: Málaga y Córdoba serán los escenarios de las semifinales y el estadio de La Cartuja de Sevilla para la gran final. La Junta de Andalucía no confirma si habrá presencia de un porcentaje de aficionados hasta que no se aproximen las fechas y se valore cuál es la situación epidemiológica.

Antes de ponerse en marcha este nuevo formato de cuatro equipos, la Supercopa de España se jugaba a partido único, en el mes de verano, y enfrentaba al campeón de Liga con el de Copa del Rey. Un encuentro que generaba poca expectación por estar en periodo vacacional y considerar casi como un tornero de verano más, de escasa relevancia. Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol, buscó nuevas fórmulas que generaran un mayor atractivo y repercutiera en más ingresos.

La elección de Arabia Saudí desató la polémica de diferentes colectivos sociales y políticos que señalaban la complicidad de la Federación con un país que no respeta los derechos humanos. Pudo más el apartado económico, el cambio de fecha y formato, que sí consiguió el efecto monetario y un mayor interés. Gran parte del dinero que recibe la Federación, según declara Rubiales, va destinado al fútbol base español. El contrato está vigente hasta 2022 y el hecho de que no se celebre en Arabia Saudí en 2021 obliga a una revisión para solucionar si se prorroga hasta 2023.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba