Deportes

La Superliga, en jaque: Chelsea y Manchester City, listos para abandonar y se prevén más salidas

Bombazo en Inglaterra. Chelsea y Manchester City han comenzado los procedimientos legales para abandonar la Superliga europea, de la que son miembros fundadores junto a otros diez clubes, según medios ingleses.

El Chelsea ha tomado la decisión después de las protestas de aficionados en los aledaños de Stamford Bridge antes del encuentro de la Premier ante el Brighton & Hove Albion. Los aficionados cantaron «fuck Pérez», en relación al presidente del Real Madrid, en un contenido que se ha viralizado por las redes. Además, unos 1.000 aficionados del conjunto ‘blue’ prepararon una sentada en las calles contiguas al estadio para dificultar la entrada del autobús del Chelsea.

Petr Cech, exjugador del equipo inglés y ahora director técnico del club, tuvo que salir de Stamford Bridge para calmar a la multitud, a la que pidió tiempo para explicar la situación. Los aficionados mostraron pancartas contra Roman Abramovich, dueño del club, y otras en las que pedían no les quiten «sus frías y ventosas noches en Stoke», en referencia a una famosa frase del fútbol inglés.

La noticia de que el Chelsea podría dar marcha atrás en su decisión de unirse a la Superliga fue recibida con vítores por sus aficionados, que no han sido los únicos en concentrarse en las últimas horas.

En Elland Road, estadio del Leeds United, los seguidores del Liverpool recibieron al equipo el lunes con cánticos contra la Superliga, mientras que los jugadores del Leeds vistieron camisetas con una leyenda contra ese torneo y pusieron una pancarta en la grada en la que manifestaron que el «fútbol es de los aficionados». Aficionados del Manchester United también se concentraron cerca de Old Trafford. Su lema: «Creado por los pobres, robado por los ricos».

También el City

El Manchester City, por su parte, ha decidido seguir los pasos del Chelsea. Hace unos minutos ha comunicado a los organizadores de la nueva Superliga europea de fútbol que no tiene intención de continuar formando parte del proyecto, han revelado este martes varios medios británicos.

Pese a estas dos renuncias, cuatro conjuntos de la Premier League continúan comprometidos con el proyecto: Liverpool, Manchester United, Arsenal y Tottenham. Según la cadena de radio británica talkSport, los doce clubes fundadores de la Superliga tienen previsto conversar esta noche para decidir qué camino seguirán a partir de ahora.

El primer ministro británico, Boris Johnson, reiteró esta tarde en rueda de prensa su oposición a una iniciativa que «no favorece el interés de los aficionados ni favorece el interés del fútbol». Johnson dijo que está dispuesto a legislar para bloquear el proyecto, aunque aseguró que su primera opción es respaldar a la Premier League y a la federación inglesa (FA) para que encuentren una solución «por sí mismas».

El entrenador del Manchester City, Pep Guardiola, aseguró esta tarde en rueda de prensa que no daría una opinión definitiva sobre la nueva liga europea hasta que no tuviera «toda la información» al respecto, aunque se mostró crítico con el espíritu del proyecto. El fútbol «no es deporte cuando la relación entre el esfuerzo y el éxito, entre el esfuerzo y la recompensa, no existe. No es deporte cuando el éxito está garantizado de antemano. No es deporte cuando no importa si pierdes», esgrimió. «No es justo cuando un equipo lucha, lucha y lucha, llega hasta lo más alto, pero no puede clasificarse porque el éxito ya estaba garantizado para otros pocos clubes», agregó el técnico.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba