Noticias locales

Las autonomías presionan al Gobierno para negociar con Sputnik ante la falta de vacunas

Las continuas quejas por parte de las comunidades autónomas ante la escasez de las vacunas para el la Covid-19 y la lentitud con que llegan España ha terminado por desatar una carrera por los viales. Las autonomías presionan al Gobierno para que inicie las negociaciones con los proveedores de la vacuna rusa Sputnik a la espera de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) la autorice.

A su vez, varios líderes autonómicos (Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña) aseguran que mantener contactos con los productores de este fármaco agilizaría los trámites y tiempos para la llegada de vacunas y su inoculación, siempre y cuando la EMA apruebe su uso.

La primera batalla de este conflicto entre vacunas apareció este martes cuando se conoció que la Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Sanidad, exploró hace dos meses la posibilidad de comprar la vacuna rusa Sputnik ante la “inoperancia del Gobierno“.

Este jueves la presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, ha señalado que si la vacuna rusa Sputnik “funciona” y “todo es legal“, se ve “obligada a adquirirla” porque un dirigente debe hacer “todo aquello que está en su mano por salvar vidas“.

Además, la mandataria madrileña volvió a destacar la voluntad del Gobierno regional de “estudiar todos los escenarios“, al tiempo que apuntó que “no sería la primera, ni la quinta, ni la décima vez que la Comunidad de Madrid se adelante al Gobierno de España”.

El objetivo era, según el Gobierno regional, ganar tiempo en las negociaciones bajo la previsión de que la EMA analizaría y terminaría por aprobar el uso de la profilaxis en el seno de la Unión Europea (UE), por lo que, una vez fuera posible inocular en España con la Sputnik V, agilizar los trámites y tiempos.

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, alertó este miércoles al Gobierno central que, si la UE no soluciona rápido el ritmo de vacunación en sus países miembros, más comunidades autónomas negociarán de forma unilateral la compra de la vacuna Sputnik.

Moreno ha recalcado que: “Si veo que los procedimientos fallan y que yendo al mercado tengo más posibilidades de conseguir vacunas que a través de los canales actuales, lo haré. Es mi obligación”.

Del mismo modo, el consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, ha admitido este jueves contactos con “intermediarios” de vacunas contra la Covid-19 “sencillamente para saber cómo está el mercado“, y ha asegurado que Andalucía se suma “lógicamente” a la estrategia de compra centralizada para toda Europa.

A su vez, la Generalitat Valenciana trasladó el martes una petición al Gobierno para incorporar lo antes posible la vacuna rusa Sputnik al catálogo de vacunas disponibles en España (AstraZeneca, Pfizer y Moderna), aunque han negado contacto con intermediarios y su presidente, Ximo Puig, anunció que seguiría el camino que trazaran el Gobierno y la UE.

Entre los argumentos esgrimidos por Puig se encuentra el de que la vacuna rusa haya sido autorizada para su uso en más de 50 países, entre ellos dos Estados miembros de la Unión Europea –Eslovaquia y Hungría-, así como en Argentina, Bolivia, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay y Venezuela.

La portavoz de la Generalitat de Cataluña, Meritxell Budó, mostró este martes su desacuerdo sobre la maniobra de Ayuso y recordó que “las comunidades no pueden decidir” qué tipo de dosis administran.

Además, la portavoz catalana negó cualquier contacto de la Generalitat en este sentido. “Madrid no podrá vacunar con la Sputnik si no la autoriza la EMA o la agencia española, y en estos momentos no está autorizada”, zanjó.

Tras esta avalancha de peticiones autonómicas que ponen el duda el tortuoso ritmo de vacunación de la UE en comparación con Reino Unido o Estados Unidos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este jueves que la lucha contra una emergencia global que representa la pandemia del coronavirus requiere de una “respuesta global“, también en el plano de la vacunación, y ha avisado de que “ningún país” será capaz de superar esta crisis “si actúa en solitario“. Así lo ha asegurado durante su intervención en el Foro Empresarial España-Angola que se ha celebrado en Luanda.

Por su parte, la Comisión Europea (CE) concretó esta semana que las regiones integrantes de la Unión pueden comprar vacunas que no forman parte de la estrategia comunitaria de inyecciones, como la Sputnik rusa, en función del entramado institucional de cada Estado miembro.

Bruselas se manifestó en ese sentido después de conocerse las conversaciones de la Comunidad de Madrid con proveedores del fármaco para lograr un preacuerdo de compra.

“Si una vacuna no es parte de la cartera de vacunas de la UE, los Estados miembros pueden decidir comprarla. El hecho de si las regiones pueden adquirirla depende de la estructura institucional de ese Estado miembro“, declaró a Efe el portavoz de Sanidad de la CE, Stefan de Keersmaecker.

Por el momento, la Agencia Europea del Medicamento solo ha autorizado el uso de cuatro vacunas en el club comunitario: la de Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Janssen, farmacéuticas con las que la CE también ha sellado contratos.

El ministro de Sanidad de Alemania, Jens Spahn, ha afirmado este jueves que el país germano está a punto de iniciar negociaciones bilaterales con Rusia para obtener su vacuna Sputnik contra la Covid-19.

Spahn ha precisado que las eventuales entregas de la vacuna rusa se harían una vez que la EMA haya emitido la correspondiente autorización, según ha declarado a la emisora WDR.

Este movimiento ha venido precedido por el anuncio que este miércoles realizó el Gobierno del “Land” alemán de Baviera sobre la firma de un contrato preliminar para adquirir 2,5 millones de dosis de la Sputnik, a recibir en principio el próximo mes de julio, y siempre y cuando la fórmula se aprobada por la Agencia Europea de Medicamentos.

Mostrar más
Botón volver arriba