Viajes

Las cinco carreteras más peligrosas del mundo no aptas para cardiacos

Si te gusta conducir y sentir esa adrenalina en el cuerpo cuando tus manos se funden sobre el volante, puede que este artículo te interese. Si además te gustan las emociones fuertes, existen varias carreteras capaces sacarte el corazón del pecho debido a su peligrosidad.

En el Día Mundial de la Carretera, que se celebra cada 11 de octubre con motivo de la conmemoración del primer congreso de carreteras a nivel mundial, seleccionamos estas carreteras de infarto.

Esta increíble carretera la encontramos dentro de un túnel en las Montañas Taihang (China). Fue tallado mano a mano por los residentes de un pueblo semi aislado en las montañas que, con el tiempo, se convirtió en un importante atractivo turístico.

La carretera de Iroha-Zaka es un camino sinuoso localizado en Japón que conecta las localidades de Nikko y Okunikko. Sus increíbles curvas dan lugar a un trayecto lento e incómodo para aquellos que se mareen con facilidad dentro de un coche.

Con escasos tres metros de ancho, circular por esta vía es sinónimo de peligrosidad. Ubicada en Bolivia, esta carretera no tiene guardarraíl, lo que la hace más insegura. Por si esto fuera poco, se ubica a 3.600 metros de altura y se puede circular en los dos sentidos.

Esta carretera se encuentra pavimentada por la mayor elevación de los Alpes orientales. Sus más de 40 curvas hacen que sea una de las carreteras más espectaculares del mundo. Las vistas del paisaje alpino son espectaculares.

La ‘carretera del Atlántico’ es una de las más impresionantes que puedes recorrer tras tu paso por Noruega con sus 8 kilómetros de largo. Su trayecto une la costa de Hustadvika con la isla de Averøy. En un principio esta isla iba a ser una línea de ferrocarril en el año 1909, pero el gobierno de Noruega decidió desechar esta idea durante el año 1935.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba