Noticias locales

Las futuras viviendas que se construyan en Madrid podrán tener más metros de terraza o balcón

“Estamos en el siglo de las ciudades. El mundo se está revolucionando y Madrid no puede tener unas normas urbanísticas obsoletas”. Con este objetivo, el delegado Mariano Fuentes ha iniciado la modificación de las normas urbanísticas que llegará a la próxima Junta de Gobierno para después someterse a información pública. El área municipal planea que todos los cambios estén en marcha antes de que acabe el año.

Uno de los cambios pasa porque las terrazas no computen a efectos de edificabilidad. Esto permitirá que se construyan más terrazas, balcones o balconadas, dado que no quitará metros de vivienda. “Esto no quiere decir que cualquiera pueda construirse una terraza de grandes dimensiones en edificios construidos, porque es inviable técnicamente. Pero sí que en la nueva construcción se primarán más las terrazas”, explican las fuentes a 20minutos.

Asimismo se van a permitir persianas en los miradores -hasta ahora ilegal- y se van a mejorar los conceptos de construcciones de los tendederos o las instalaciones al servicio del inmueble. Por ejemplo, para fomentar los medios de transporte sostenible, los cuartos para guardas bicicletas y otros vehículos como patinetes o similares, tampoco computarán en edificabilidad.

Las modificaciones también afectan a los nuevos conceptos de vivienda. Dentro del ámbito residencial nace la categoría de residencia compartida, que es aquella en la que los residentes dispondrán de unidades de alojamiento privadas (dormitorio + baño), compartiendo el resto de estancias para trabajo u ocio, sin que a las personas que viven ahí les unan vínculos. Este tipo de residencia está pensada para gente que pasa poco tiempo en una ciudad y quiere compartir edificio con otras personas en su misma situación.

Otra de las propuestas del área es intensificar aquellos usos que permitan generar más vivienda en el centro. Así, el área ha actualizado la norma para impulsar la recuperación de patios de manzana, “permitiendo soluciones bioclimáticas y se plantea mejorar los proyectos en zonas degradadas pero protegidas”, defienden desde Cibeles.

En cuanto a los suelos dotacionales, la prioridad del área de Urbanismo es implantar aquello que más necesitan los barrios. Por eso, una de las mayores novedades es que se posibilita construir viviendas tuteladas y de integración social en suelos dotacionales.

Por último, las novedades que actualizarán la norma urbanística a las “necesidades que demandan hoy los madrileños” incluye restricciones en las cocinas fantasma y en los pisos turísticos. Como ya adelantó este medio, las futuras cocinas no podrán abrir en zonas residenciales y tendrán que cumplir con dimensiones más pequeñas así como contar con zona de carga y descarga dentro del local. En cuanto a los pisos turísticos, se adapta el plan de hospedaje a las normas urbanísticas. Ahora las viviendas de uso turístico se regirá por las mismas normas que la de hospedaje. Así los propietarios no podrán evitar que el Ayuntamiento ordene el cese de actividad.

Mostrar más
Botón volver arriba