Salud

Las mejores formas de sentirte bien con tu cuerpo tras la pandemia

Si algo ha cambiado después de que la irrupción del coronavirus paralizara el mundo entero, entre otras muchas cosas, eso es la relación que tenemos con nuestro cuerpo. Jamás ha tenido tanta importancia el hecho de cuidarse y llevar una vida saludable. Sentirse bien, tanto a nivel mental y físico, es imprescindible para poder sobrellevar con entereza estos tiempos difíciles que nos ha tocado vivir. Y más allá del auge que está teniendo la industria del bienestar, cabe apostar por una serie de hábitos diarios que apenas nos quitarán tiempo ni dinero para cuidarnos y sentirnos bien con nosotros mismos después de tanto estrés pandémico.

Tal vez sintamos mucho más cansancio que antes o percibamos que hemos perdido algo de fuerza muscular. De igual modo, quizá nos sintamos más agobiados, irascibles o quemados por la realidad impuesta por la pandemia. Por tanto, para que no se resienta más nuestra salud, lo mejor es ponerse en marcha y volver a los buenos hábitos. De ningún otro modo podremos hacer frente los duros tiempos que nos ha tocado vivir, en los que sentirnos bien con nosotros mismos y con nuestro cuerpo se ha vuelto tan esencial.

«Los cuerpos cambian todo el tiempo y que adquieran peso no es lo peor del mundo. No te castigues por algo que es totalmente normal»

El periódico británico ‘The Guardian‘ ha recopilado una serie de consejos muy útiles que no solo tienen que ver con el aspecto más físico, sino con cambiar el enfoque psicológico y, sobre todo, aplacar las voces críticas que provienen de nuestra más profunda voz interior, las cuales hay que dejar atrás en primer lugar si queremos apostar por una vida más saludable y mejorar nuestro estado físico.

Ejercita la autocompasión

Más allá de levantar pesas o pretender completar largas maratones, lo primero que has de hacer es ser consciente de tu situación que, como la de todos durante este año, no ha sido especialmente fácil. Al igual que los cambios que se han podido producir en tu cuerpo; al pasar tanto tiempo encerrados u obligados a llevar una vida sedentaria (lo que no quiere decir que no hayamos podido realizar ejercicio en casa), es normal que ahora te fatigues con más facilidad o te haya salido algún que otro ‘michelín’ que antes no estaba.

El Confidencial

«Los cuerpos cambian todo el tiempo y que adquieran peso no es lo peor del mundo», considera Courtney Belle, una de las activistas del fenómeno ‘body positive‘ más famosas de Reino Unido. «No te castigues por algo que es completamente normal».

Ignora las voces críticas sobre tu físico

Belle fue diagnosticada de tiroides hipoactiva a los 10 años, lo que quiere decir que desde pequeña sus familiares y amigos la alentaron a que perdiera peso. Esto, evidentemente, tuvo un gran impacto en su salud mental, decantándose por remedios poco útiles para intentar remediar los efectos de la enfermedad en su cuerpo. Lo más importante, según ella, es estar bien contigo mismo y aprender a ignorar todas las voces críticas contra tu forma física, que muchas veces no son explícitas, sino que vienen camufladas en miradas y comentarios con segundas intenciones.

Descubre cuáles son tus prioridades

Tienes que ser consciente de que todavía atravesamos una pandemia mundial y no sabemos cuándo va a acabar. Por ello, exigirse demasiado a uno mismo es contraproducente. Ahora mismo, la prioridad no es lucir un cuerpo esbelto y perfecto, sino encontrarse bien tanto a nivel físico como mental. Tal vez sientas más urgencia por estar cerca de tus seres queridos que por perder peso, lo cual es normal. Céntrate en lo verdaderamente importante y deja atrás todo lo demás. Mente y cuerpo lo agradecerán.

Sé realista

La clave para cambiar de estilo de vida es adoptar un enfoque realista o apuntar hacia una meta que se pueda cumplir fácilmente. Si quieres implementar un cambio lo primero que has de hacer es conocerte más a ti mismo y cómo funciona tu organismo, ya que cada persona y cada cuerpo es un mundo. Además, si apuntas a una meta demasiado exigente, tendrás menos probabilidades de no cumplirla que si te preparas para un objetivo más o menos realizable.

Selecciona bien tus redes sociales

Al fin y al cabo, son la mayor influencia que tenemos al alcance. Y, precisamente, se trata de uno de los medios en los que más aflora la envidia. A la hora de la verdad, luego son todo filtros y posiciones pensadas para causar impacto o para ocultar defectos comunes. Por tanto, si seleccionas bien el contenido que quieres ver y aquel que no te viene nada bien para cumplir tus objetivos, estarás ganando enfoque y perspectiva. De lo contrario, solo te alimentarás de cánones de belleza que son irrealizables o que tampoco quieres en realidad para tu vida.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba