Deportes

Las polémicas raciales salpican a los Bleus de Deschamps: Benzema, Cantona, Pogba…

Francia vive días convulsos a nivel social. La matanza en Niza de tres fieles en una iglesia por un islamista radicalizado y la decapitación del profesor Samuel Paty el pasado 16 de octubre por un yihadista tras mostrar caricaturas de Mahoma en clase sobre libertad de opinión, han disparado la tensión en un país multiracial con numerosas creencias religiosas. Una situación en la que el presidente francés, Emmanuel Macron, ha pedido el apoyo de la selección de fútbol, en la que conviven jugadores de varios credos y razas.

Por ello en estos días en los colegios de Francia sus alumnos han podido ver un vídeo en el que sus héroes, los actuales campeones del mundo de fútbol, recordaban los valores de la República: Libertad, Igualdad y Fraternidad. Un vídeo en el que aparecen jugadores como Antoine Griezmann, el capitán Hugo Lloris, Olivier Giroud, Dubois, Pavard, el azulgrana Lenglet, Raphael Varane, Nzonzi, Tolisso… Y en el que muchos han echado en falta la presencia de Paul Pogba y más jugadores de origen africano o islámico.

Muchos han querido politizar la ausencia del centrocampista del Manchester United interpretando su falta a la posición de Macron respaldando a Charlie Hebdo en nombre de “libertad de expresión”. En Inglaterra incluso se ha publicado que la relación entre Didier Deschamps es tensa y que Pogba ha tomado la decisión de no volver a la selección. Informaciones a las que el jugador ha respondido advirtiendo que demandará a quienes han publicado esa noticia que “es absolutamente falsa”. La realidad, según ha deslizado el entorno del jugador, es que Pogba no aparece en el vídeo por “problemas logísticos” en el momento de la grabación del vídeo. Lo que trataría de explicar su ausencia, aunque el vídeo ha sido grabado por los jugadores con sus smartphones en sus lugares de residencia. Algo que desmonta la justificación del centrocampista.

Esto ha vuelto a desenterrar la polémica que rodea a la selección que dirige Didier Deschamps, al que varios jugadores han llegado a cuestionar si el criterio deportivo de sus decisiones no esconde en realidad un trasfondo racial. Unas sospechas que comenzaron con el enfrentamiento que se produjo entre Benzema y el seleccionador tras el caso Valbuena, en el que el delantero fue acusado de participar en un supuesto chantaje a su compañero de selección tras la grabación de un vídeo íntimo.

Benzema, en una de sus últimas apariciones con el combinado nacional. (Reuters)Benzema, en una de sus últimas apariciones con el combinado nacional. (Reuters)Benzema, en una de sus últimas apariciones con el combinado nacional. (Reuters)

Deschamps resolvió entonces excluir a Benzema de la selección y el delantero del Real Madrid sugirió que había motivos racistas en la decisión del seleccionador: “Deschamps se ha plegado a la presión de una parte racista de Francia. Hay que saber que en Francia el partido de extrema derecha ha llegado a la segunda vuelta de las últimas elecciones. Pero no sé si es una decisión individual de Didier, ya que me he entendido bien con él, y con el presidente. Me he entendido bien con todo el mundo”. Inmediatamente, el secretario de Estado para el Deporte francés, Thierry Braillard calificó las palabras de Benzema de “injustificadas e inaceptables”.

Eric Cantona, exinternacional francés y jugador con enorme carisma mediático, respaldó en cierta forma las palabras de Karim. “Deschamps tiene un nombre muy francés. Quizá sea el único en Francia en tener un nombre verdaderamente francés. Nadie en su familia se ha mezclado con nadie, como los mormones en Estados Unidos. No me sorprende que haya utilizado la situación de Benzema para no llevarle”, declaró entonces al diario ‘The Guardian’. Añadiendo después, “Benzema y Ben Arfa son dos de los mejores jugadores franceses y no estarán en la Eurocopa (de 2016). Tienen orígenes norteafricanos, así que el debate está abierto”, concluyó Eric.

Enfrente se posicionó el exinternacional francés Lilian Thuram, excampeón del mundo con Deschamps como compañero y muy implicado en la lucha contra el racismo en el deporte. Thuram, negro y nacido en Guadalupe, comentó en ‘France Info’ que “si Benzema no va a al campeonato de Europa, es un poco su responsabilidad. Mientras que lo de Ben Arfa es una decisión deportiva sin más”.

Otro jugador que ha levantado mucha polémica en estos días posicionándose frente a Macron por el asunto de su respaldo a Charlie Hebdo ha sido uno de los capitanes del París Saint-Germain, Presnel Kimpembe, hijo de congoleño y haitiana. El campeón del mundo con Francia dio un like a un post publicado por el campeón del mundo de MMA Khabib Nurmadodegov, quien en ruso lanzaba un mensaje en el que invoca al “Dios todopoderoso para desfigurar la basura Macron y todos sus seguidores que en nombre de la libertad de expresión insultan la fe de más de mil quinientos millones de musulmanes en el mundo”. El post iba acompañado de una foto del presidente Macron pisoteado por una huella. La polémica generada por ese like obligó a Kimpembe a aclarar en redes su maniobra: “No hago política y no hablo ruso. Condeno enérgicamente el terrorismo y todas las formas de violencia sin reservas, y todo intento nauseabundo de manipulación”.

Kimpembe, junto a Cristiano Ronaldo en un Francia-Portugal. (Reuters)Kimpembe, junto a Cristiano Ronaldo en un Francia-Portugal. (Reuters)Kimpembe, junto a Cristiano Ronaldo en un Francia-Portugal. (Reuters)

Mamadou Sakho es otro jugador que ha tenido sus más y sus menos con Deschamps. Sancionado injustamente por la AMA, Agencia de Mundial de Antidopaje, por saltarse, cosa que no fue cierta, el reglamento en 2016 al detectarse un estimulante que no figuraba en la lista de productos prohibidos. Se perdió la Eurocopa de 2016 por sanción y Deschamps no volvió a contar con este jugador de padres senegaleses, que llegó a ser un fijo durante una etapa de su mandato. Las sospechas raciales volvieron a saltar cuando se quedó fuera entrando jugadores como Koscielny o Varane.

Francia defenderá en el Mundial 2022 el título de campeones del mundo con Deschamps en el banquillo, aunque antes acudirán a la Eurocopa el próximo verano. Muchos dan por hecho que la cita de Catar será el fin de la etapa de Deschamps en el banquillo bleu tras diez años al mando de la selección. Para algunos traerá tranquilidad, pero hay quien dice que la lucha por su sucesión abrirá otro debate. Porque el banquillo de les bleus siempre ha estado monopolizado por blancos: Michel Hidalgo, Henri Michel, Platini, Gérard Houllier, Aimé Jacquet, Roger Lemerre, Jacques Santini, Raymond Domenech, Laurent Blanc, Didier Deschamps… ¿Para cuándo un seleccionador negro?

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba