Noticias locales

Las reservas de sangre caen un 35% en Madrid y la Comunidad anima a donar para recuperar los niveles prepandemia

La pandemia de Covid-19 ha tenido innumerables efectos sobre la vida cotidiana y, en especial, sobre el sistema sanitario. El coronavirus también se ha dejado notar en las reservas de sangre, que solo en la Comunidad de Madrid han caído un 35%. Se trata se un elemento vital para los hospitales. De hecho, desde enero la demanda de sangre ha crecido un 18%, por lo que el Gobierno regional ha animado este martes a los madrileños a donar.

El primero en dar ejemplo ha sido el consejero de Sanidad en funciones, Enrique Ruiz Escudero, que se ha prestado a donar en el Centro de Transfusión de la región. “Apelo a su generosidad y a retomar los niveles de prepandemia. Estamos recuperando la totalidad de la capacidad asistencial y eso implica un aumento de la demanda de sangre”, ha señalado el responsable autonómico.

Ruiz Escudero ha detallado que actualmente hay un déficit superior al 35% en las reservas de sangre y que el stock se sitúa en torno a las 3.200 bolsas cuando debería estar en las 5.000. La necesidad es especialmente acuciante en cinco grupos: 0-, A- y 0+, que están en alerta roja; y A+ y AB-, que están en alerta amarilla.

El consejero de Sanidad ha señalado que lo óptimo sería alcanzar unas 900 donaciones diarias para hacer frente a las necesidades de los centros hospitalarios. “Hay que recuperar el espíritu de la donación de Filomena, que fue ejemplar, cuando habilitamos el dispositivo en la Real Casa de Correos”, ha añadido.

La Comunidad ha querido lanza un mensaje de seguridad sobre la donación, al asegurar que las salas habilitadas para esta actividad son espacios seguros frente a los contagios que cuentan con las debidas medidas de protección y seguridad. Los requisitos generales para llevarla a cabo son tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos y tener buena salud.

Como medida preventiva, aquellas personas que hayan tenido síntomas compatibles con el coronavirus (fiebre, tos, problemas respiratorios etc…) o hayan estado en contacto con un paciente con infección confirmada, no deben acudir hasta pasados 15 días.

En el caso de las personas que hayan pasado el virus, tampoco deben hacerlo hasta pasados 14 días de una PCR negativa o 28 días tras la desaparición total de síntomas. En cuanto a las personas que hayan sido vacunadas, si tras pasar 48 horas no han tenido fiebre y se encuentran bien, también pueden contribuir al aumento de las reservas.

Si han tenido fiebre y esta persiste pasadas las 48 horas, deben esperar 15 días, porque es posible que esa fiebre no tenga relación con la vacuna y esté vinculada a algún proceso infeccioso de otra índole. En la región hay un total de 28 hospitales donde se puede donar sangre. De igual modo, los ciudadanos pueden recurrir a las unidades móviles de la Comunidad de Madrid y Cruz Roja que recorren sus municipios.

Mostrar más
Botón volver arriba