Noticias locales

Las restricciones también se alejan de las residencias de Madrid: vuelven los abrazos y no habrá límites a las visitas

La Comunidad de Madrid avanza en la supresión de restricciones. A la vuelta parcial de las barras de hostelería y a la eliminación de aforos en comercios, ceremonias y otras esferas sociales que se hará efectiva el lunes 4 de octubre, se sumará también la relajación de algunas medidas vigentes en las residencias de mayores. Estos centros volverán a ser escenario de (breves) abrazos, habrá visitas sin límite de horario ni número y se recuperarán las franjas de apertura previas a la pandemia.

La actualización del protocolo más relevante es la que afecta a las reuniones de familias y amigos con los residentes. El número de visitas a los mayores que están internos en un centro, y también su duración, ya no estarán sujetas a ninguna limitación, según ha informado este jueves el Gobierno autonómico.

En la cambio en la normativa permitirá, además, que los centros de la región recuperen el horario habitual con el que funcionaban hasta marzo de 2020, cuando estalló la pandemia.

Los residentes vacunados podrán seguir recibiendo a sus seres queridos en sus habitaciones y los centros deberán facilitar a los familiares la estancia en distintas zonas comunes para realizar las visitas. De momento, los centros sí que tendrán que delimitar un aforo máximo en función de su tamaño. Como norma general, este aforo será de un tercio de la capacidad habitual del recinto dedicado a facilitar estos encuentros familiares.

Otra modificación muy importante, por su carga afectiva, es la que afecta al contacto físico entre visitantes y residentes: se permitirá desde el lunes 4 de octubre. A las residencias volverán los abrazos, siempre que sean breves y entre personas completamente vacunadas y evitando el contacto cara a cara. Los familiares y amigos y los mayores también podrán tomarse de las manos, siempre siguiendo los protocolos de lavado y desinfección.

Desde el Ejecutivo que preside Isabel Díaz Ayuso se ha informado de que se ha podido tomar esta decisión, que entrará en vigor a las 0:00 horas del próximo lunes 4 de octubre, “gracias” a la evolución positiva de los datos de incidencia acumulada y a la administración de la tercera dosis de vacuna. “El Gobierno regional continúa dando pasos para normalizar cada vez más la situación”, han señalado.

Aunque se relajan algunas medidas que se pusieron en marcha por la emergencia sanitaria, se mantiene otras, como las que pesan sobre la organización y control de las visitas para mantener la seguridad de los residentes y empleados.

Desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid se ha informado de que las residencias deberán mantener un registro de las visitas, que seguirán limitadas a dos personas por residente o tres en caso de que alguno de los familiares que acuden tenga dificultades de movilidad. “Se recomienda también que no acudan menores o personas que aún no tengan completa la pauta de vacunación”, indican las citadas fuentes, “y no se permitirá el acceso a visitantes que hayan tenido contacto estrecho con positivos o tengan síntomas, aunque estén vacunados”.

En caso de que alguna residencia vea suspendidas las visitas, salidas e ingresos debido a que la autoridad sanitaria declare la existencia de un brote en las instalaciones, deberán facilitar a los residentes los medios para comunicarse a diario con sus familiares.

La actualización del protocolo mantiene la recomendación de que tanto los usuarios como los trabajadores que vuelvan a las instalaciones tras un periodo vacacional de más de 7 días aporten una prueba PCR negativa realizada en las 72 horas previas a su regreso o bien un test de antígenos. Además, los visitantes deben utilizar en todo momento la mascarilla y mantener la distancia de seguridad con otros residentes y sus familiares y con el personal del centro.

Mostrar más
Botón volver arriba