Tecnología

‘Line of Duty’, una rareza en tiempos de streaming: bate records en abierto y sienta cada semana a la mitad de los espectadores de un país

'Line of Duty', una rareza en tiempos de streaming: bate records en abierto y sienta cada semana a la mitad de los espectadores de un país

Las cifras de ‘Line of Duty’, la serie policiaca que triunfa en Reino Unido, son absolutamente insólitas en estos momentos en los que el streaming mediatiza y unifica estilos visuales, ritmos de lanzamiento y número de capítulos de cada temporada. Antes de ayer se emitió el séptimo y último episodio de la sexta temporada en BBC One (que se emite hoy miércoles en Movistar+): alcanzó 12,8 millones de espectadores, un 56,2 % de share.

Dicho de otro modo según la propia BBC: fue el episodio de una serie más visto desde que en 2002 se crearon los registros actuales. El récord lo ostentaba actualmente… el episodio de la semana pasada, con más de 11 millones de espectadores. Antes de eso, el trono era para nada menos que el episodio navideño de 2008 de ‘Doctor Who‘, es decir, una serie absolutamente mítica con un episodio especial que tradicionalmente hacía estallar los audímetros.

La serie, que en España además de en Movistar+ se puede ver en Netflix (solo las cuatro primeras temporadas, eso sí), cuenta la larga pesquisa de una unidad anticorrupción de la policía inglesa, la AC-12, para exponer y detener a una red de policías corruptos que tienen lazos con el crimen organizado en una ciudad británica fictica (aunque posiblemente inspirada en Birmingham). Su responsable absoluto es Jed Mercurio, que guioniza, coproduce y codirige la serie.

Mercurio es uno de los talentos más pujantes en las ficciones británicas actuales gracias a ‘Line of Duty’, en emisión desde 2012, y a la miniserie ‘Bodyguard’ de 2018 (disponible en Netflix), y que también ha batido sus propios records de audiencia en BBC, superando los diez millones de espectadores en sus capítulos finales. En ella, un sargento de la policía, antiguo militar y con estrés postraumático, recibe como misión proteger a la ambiciosa Primera Ministro del país.

El insólito atractivo de ‘Line of Duty’

‘Line of Duty’ ha conseguido esas espectaculares audiencias gracias a una suma de elementos que la distancian tanto de lasseries  procedurales al uso, ya pasadas de moda, como de la moda del true crime y sus investigaciones policiales obsesivas con los detalles. En ‘Line of Duty’ se opta por una combinación bastante clásica de acción explosiva en las calles y drama policial en el que seguimos los conflictos personales de los policías protagonistas: el superintendente Ted Hastings (Adrian Dunbar) y los detectives Steve Arnott (Martin Compston) y Kate Fleming (Vicky McClure).

A todo ello se suma un gimmick especial, y es un personaje invitado en cada temporada y que es el centro de las investigaciones del equipo. Kelly Macdonald (‘Boardwalk Empire’) es la última en sumarse al reparto, y antes pasaron por la serie actrices como Thandie Newton (‘Westworld’) o Keeley Hawes (‘Los Durrell’). Son recursos, precisamente, de televisión clásica y en abierto, con sus estrellas invitadas y sus intrigas policiales accesibles para distintos rangos de edad y tipos de espectador, en vez de afinar el tiro excesivamente para un solo espacio demográfico.

Las cifras de ‘Line of Duty’ son reflejo, una vez más, de cómo en términos de televisiones en abierto se siguen manejando cifras que hacen palidecer las de streaming. Como afirma la propia BBC, estas cantidades ya no se consideran tan relevantes como hace unos años, “dado el aumento de los servicios a la carta y los cambios en los hábitos de los espectadores, pero ‘Line of Duty’ ha desafiado esa tendencia, ya que los fans han acudido a la emisión en directo de la serie para conocer los últimos giros de la trama y evitar los spoilers“.

Es decir, aunque ‘Line of Duty’ es recuperable después en distintas plataformas (en Reino Unido, además, toda la programación de BBC se puede ver en diferido desde su web), demuestra que hay un elemento de la televisión clásica que no se ha perdido del todo. Algo en la sensación de acudir todos a ver una misma serie en un mismo punto, el disfrutar de un entretenimiento colectivo, que es lo que caracteriza a la tele clásica y que aquí presenciamos en fenómenos como los éxitos recientes de ‘Rocío’ o ‘Love is in the air’ y que el streaming aún está lejos de replicar a la misma escala.


La noticia

‘Line of Duty’, una rareza en tiempos de streaming: bate records en abierto y sienta cada semana a la mitad de los espectadores de un país

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.

Mostrar más
Botón volver arriba