Deportes

Los 139 españoles de los Juegos Paralímpicos y todas las opciones de medalla para España

A cinco días de que arranquen los Juegos Paralímpicos de Tokio, muchos de los integrantes de la delegación española ya han comenzado su viaje hacia la capital de Japón, adonde llegará el grueso del equipo durante la mañana (japonesa) del viernes. La Selección española de ciclismo en pista ya se encuentra en el país nipón, mientras que el último en llegar será el presidente del Comité Paralímpico Español (CPE), Miguel Carballeda, que llegará, ya comenzado el macroevento deportivo, el 29 de agosto. Hasta el 5 de septiembre un total de 139 deportistas, la mayor parte con discapacidad y otros 15 de apoyo, tratarán de sumar nuevos metales al medallero español, que acabó en los Olímpicos con un total de 17, las mismas conseguidas que en Río 2016.

El equipo paralímpico, por su parte, sumó 31 preseas en Brasil, lo que situó a España en undécimo lugar en un ‘ranking’ liderado por China, Reino Unido y Ucrania, con 239, 147 y 117 medallas, respectivamente. Aunque consiguió un oro más que en Londres 2012 (nueve, frente a los ocho de Londres), el número total de metales estuvo considerablemente por debajo de los obtenidos en los Juegos británicos, cuando se hicieron con 42. A nivel deportivo, Carballeda espera para esta edición repetir las cifras conseguidas en Río de Janeiro, aunque no tiene claro “si se han podido preparar en pandemia”, tal y como él mismo señaló en una entrevista reciente concedida a ‘Estadio deportivo‘.

En Tokio estarán presentes 12 federaciones deportivas que aportarán participantes al equipo paralímpico español, que competirá durante casi dos semanas en un total de 15 de las 22 disciplinas deportivas. La nadadora canaria Michelle Alonso y el valenciano Ricardo Ten, campeón en natación y ciclismo, serán los abanderados de España que lideren al equipo nacional en el desfile de delegaciones que tendrá lugar, como en los Olímpicos, durante la ceremonia inaugural. La delegación española que llega a Tokio es algo más experimentada, con una media de edad superior a la de los últimos juegos, unos 33,9 años de media (frente a los 32,6 de Río 2016 y los 32,4 de Londres 2012), y también más femenina: 43 de los 139 participantes son mujeres, frente a la treintena que lo hicieron en Río y Londres.

Las opciones de medalla en Tokio

La zaragozana Teresa Perales, que el pasado mes de junio recibió el Premio Princesa de Asturias de los Deportes, es una de las grandes esperanzas nacionales: con 26 preseas en natación desde Sídney, es la nadadora paralímpica con más medallas en unos Juegos, con siete oros, nueve platas y 10 bronces, a los que se suman otros 22 metales en Mundiales y 37 en campeonatos de Europa. A esta se le suma la catalana Sarai Gascón, con seis medallas desde Pekín 2008, todas platas salvo un bronce en Londres, en 100 metros libre. Precisamente, la natación es el deporte que más metales sumó al medallero en Río 2016: cuatro fueron de Perales y tres de Gascón. Nuria Marqués, entretanto, consiguió otras dos, un oro en 400 metros libre y una plata en 100 metros espalda. Entonces, con solo 17 años, Marqués ya tenía a sus espaldas cuatro medallas en los Mundiales de Natación; desde Río ha conseguido otras ocho.

Paralímpicos españoles rumbo a Tokio

Toni Ponce, que debutó en unos Paralímpicos en 2016 con diploma olímpico en 400 metros libres y 100 metros braza, llega a Tokio con una buena mochila de medallas en otros campeonatos: tres en el Mundial de México de 2017, otras tres en el Europeo de Dublín de 2018 y en el de Londres 2019, y fue el mejor nadador de las Series Mundiales también de 2019. A esto se suma que en el torneo continental de 2021 ha subido al podio en siete ocasiones. Ponce, que nació con una paraparesia espástica bilateral que le limitaba la movilidad en las piernas, llegó último a la meta en su primera competición de natación, con solo 14 años. Entonces abandonó la natación hasta que, ya con una carrera y un trabajo, vio que su oportunidad eran los Paralímpicos.

Otra opción, ya fuera del agua, es la del catalán Gerard Descarrega, que debutó con diploma olímpico en los Juegos de Londres 2012 cuando solo tenía 18 años, en los 400 metros de la clase T12, para atletas con discapacidad visual. Pronto su retinosis pigmentaria degeneró, por lo que ahora compite en la clase reservada para atletas ciegos, acompañado de guía. En Río 2016 se hizo con la medalla de oro, y ha sido campeón del mundo en 2017 y de Europa en 2018. También en la pista de atletismo España tiene opciones con la joven maliense ya nacionalizada y afincada en Galicia Adiaratou Iglesias Forneiro, de 22 años, albina y con solo un 20% de visión, con dos medallas de plata en el Mundial de 2019.

A la izquierda, Alberto Suárez Laso, segundo en la maratón T11 12 de Londres, junto al príncipe Harry, en 2019.A la izquierda, Alberto Suárez Laso, segundo en la maratón T11 12 de Londres, junto al príncipe Harry, en 2019. A la izquierda, Alberto Suárez Laso, segundo en la maratón T11 12 de Londres, junto al príncipe Harry, en 2019.

Alberto Suárez Laso es de los veteranos. Con 43 años, Suárez dejó en Londres 2012 un récord del mundo en maratón (oro) y una medalla de plata en Brasil, y buscará mantenerse en el podio en la capital de Japón. Entre Londres y Río, el ciclista Alfonso Cabello sumó tres preseas al medallero, un oro en 2012 y dos bronces en 2016. La de Londres fue, además, a lo grande, marcando un nuevo récord del mundo en ciclismo en pista. Otro de los referentes del deporte paralímpico español es Álvaro Varela, plata en individuales de tenis de mesa en Río 2016, cuando consiguió su quinta medalla olímpica para España.

Junto a Suárez Laso, se suma otro veterano con grandes posibilidades. El gallego Juan Antonio Saavedra buscará en Tokio repetir lo que consiguió en Londres 2012, cuando logró su mayor éxito deportivo con una medalla de plata en rifle en posición tendida. En 2013, el Consejo Superior de Deportes (CSD) le reconoció con la Medalla de Plata de la Real Orden del Mérito Deportivo, y dos años más tarde se hizo con una plata en el Mundial de Croacia. En 2016 consiguió la medalla de oro en el Mundial de Emiratos y ahora, en Tokio, buscará colgar medalla para España.

La también gallega Susana Rodríguez es favorita en estos Juegos Paralímpicos. Junto a su guía, la excampeona de España Sara Loehr, Rodríguez ha venido ocupando el primer puesto del ‘ranking’ mundial en los últimos años. Con una discapacidad visual derivada del albinismo —tiene entre un 5% y un 7% de visión—, su historia le ha valido para ser portada de la prestigiosa revista ‘Time’: con solo 33 años, además de campeona paralímpica es licenciada en Medicina, diplomada en Fisioterapia y trabaja en el Hospital de Santiago de Compostela desde 2016 como interna residente de medicina física y rehabilitación, aunque durante la pandemia fue reasignada a un programa de asistencia telefónica a pacientes.

Jairo Ruiz puede dar alguna que otra alegría para España: en Río 2016 inauguró el medallero de su disciplina con un bronce en triatlón, al llegar solo 37 segundos después del entonces favorito, Martin Schulz. Fue, además, el primer año en el que el triatlón entraba en el programa paralímpico, al igual que el piragüismo. No hay que olvidar a los equipos nacionales, como el de baloncesto en silla de ruedas —en 2016 se hizo con la plata, por detrás de Estados Unidos— o el de fútbol-5 para ciegos, que consiguió la clasificación paralímpica durante el Europeo de Roma 2019, donde se llevó medalla de oro. Y nunca hay que dejar de esperar sorpresas, que España ya ha tenido alguna en los Olímpicos.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba