Deportes

Los ‘arquitectos’ del verano

Aunque en estos meses de julio y agosto tengamos la anómala situación de ver partidos de Liga y Champions, en vez de los bolos veraniegos por diversos puntos del globo, el periodo estival, con o sin coronavirus, está marcado por los traspasos. «Sin fichajes no hay verano», podrían anunciar los directores deportivos. Durante la temporada deben estar atentos a su plantilla, ver cómo pueden mejorarla y hacer una labor de scouting sobre diversos jugadores y técnicos por distintas ligas. Son encargados de planificar, diseñar y negociar las plantillas para la próxima temporada. En muchos casos han sido ellos los que han escogido hasta el entrenador acorde para el proyecto que están preparando.

Ante la crisis del coronavirus, han tenido más obstáculos para realizar el boceto de equipo que tienen en la cabeza para lograr el objetivo marcada para el siguiente curso. El lastre económico que ha traído la pandemia provocará un mercado con menos movimientos y en el que no se lleven a cabo transacciones de grandes cantidades. Tendrán que realizar renovaciones y nuevos fichajes con la importante cláusula de «hasta final de obra» en vez de «hasta el 30 de junio», para evitar susto y problemas si las ligas desbordan el calendario por otro parón. También tendrán que mimar más a la cantera, lo que en algunos casos servía para sacar dinero o apenas se daban oportunidades, suponen la gran baza en un mercado de fichajes que se espera de los menos convulsos.

En el Barcelona, por ejemplo, hablan del trueque, como llevaron a cabo en el acuerdo con la Juventus entre Arthur y Pjanic, cuyo encargado de hacer los fichajes será ErIc Abidal, secretario técnico de fútbol, y cuyo adjunto es Ramón Planes. ex del Getafe. En el Real Madrid es José Ángel Sánchez el encargado de estos asuntos, que tendrá que llevar a cabo la reorganización de varios de los cedidos que tienen, como Kubo, al que le buscan equipo. En el Atlético es Andrea Berta el que tendrá que organizar la plantilla de la próxima plantilla junto a Simeone.

Pero es el Sevilla quien tiene al director deportivo más conocido y de los mejor valorados. Se trata de Monchi, de los pocos que disputan el título de ‘rey del verano’ a Mendes, Raiola o incluso a Georgie Dann. Ha sido el artífice de grandes fichajes a lo largo de la historia del Sevilla: Alves, Kanouté, Rakitic, Vitolo, Gameiro, Lenglet…En esta ocasión tendrá que continuar con el proyecto que comenzó hace una temporada con Lopetegui y que han logrado volver a Champions. En el Villarreal, que jugará la Europa League, confeccionará la plantilla de Unai Emery el propio Roig Negueroles, hijo del presidente. En la Real Sociedad y el Granada, los otros dos equipos clasificados para la Europa League, serán Olabe y Fran Sánchez.

El Valencia no cuenta con la figura de director deportivo desde la dimisión de César Sánchez tras la destitución de Celades. Se encargará de este parcela el que fuera el segundo del exguardameta, Corona, pero sin rango de director deportivo. Alkorta, quien desempeña dicho cargo en el Athletic, ya ha anunciado que no habrá fichajes, y en el Eibar ya trabaja Fran Garagarza para recomponer el vestuario de Mendilibar. Sergio Fernández y Braulio Vázquez son los homólogos del Alavés y Osasuna.

Ángel Martín, del Getafe, ya ha dado la primera alegría a Bordalás, la compra de Cucurella. Y deberá seguir trabajando en una plantilla que no se ha clasificado para jugar en Europa la próxima temporada, pero que sigue vivo en la presente edición de la Europa League. En el Levante continúa en el cargo Manolo Salvador y en el Valladolid Miguel Ángel Gómez. Y en el Betis estrena cargo Antonio Cordón, que ya ha declarado que ha venido «a despertar a un gigante dormido».

Más trabajo tendrá el director deportivo del Celta, Felipe Miñambres, ya que pretenden reforzar drásticamente la plantilla tras verse en el abismo y casi perder la categoría. Txema Indias (Leganés), Javier Recio (Mallorca) y Rufete (Espanyol) son los encargados de diseñar la plantilla de los tres equipos descendidos. Clubes como el Leganés tendrán que hacer un gran esfuerzo, ya que además de estar en vilo durante toda la temporada para saber si bajaban o se salvaban (lo que obligaba a estar atento a jugadores de ambos perfiles), también tendrán que cubrir las fichas que dejan todos los cedidos que terminan el préstamo.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba