Vivienda

Los dueños de La Finca venderán pisos de lujo desde 380.000€ y construirán a pulmón

Los dueños y promotores de la exclusiva urbanización La Finca construirán 92 viviendas de lujo y lo harán con fondos propios y a precios muy competitivos. Se trata de la primera gran promoción que arranca su comercialización en la era poscovid, cuenta con licencia de obras y no necesitará financiación bancaria para comenzar la construcción de unas viviendas que inicialmente estaban pensadas para al alquiler, bien para su negocio patrimonialista o para su venta a un gran fondo de inversión, como han hecho otras tantas promotoras en el sector.

Después de la crisis sanitaria y económica desencadenada por el coronavirus, Susana García Cereceda, dueña e impulsora del proyecto, ha decidido cambiar sus planes para esta nueva fase de su gran proyecto inmobiliario en Pozuelo de Alarcón (Madrid), junto a las impresionantes mansiones de celebridades y futbolistas. Bautizado como LGC, el proyecto inmobiliario en su conjunto supondrá una inversión total de 500 millones de euros y la construcción de 500 viviendas de diferentes tamaños, un centro comercial y un campo de golf. Un total de 144 de estas unidades ya están construidas y terminadas, pendientes únicamente de la licencia de primera ocupación.

Las viviendas tendrán una superficie de entre 80 y 130 metros y precios entre 380.000 y 940.000 euros con dos plazas de garaje y trastero

La Finca Garden, como ha sido bautizada esta segunda fase, contempla viviendas de entre 80 y 130 metros cuadrados y sale a la venta a 4.600 euros el metro cuadrado. Es decir, entre 380.000 euros las unidades más asequibles y 940.000 euros las más caras. Precios que incluyen dos plazas de garaje y trastero por vivienda, además de piscina y gimnasio de uso comunitario y salas pensadas para el teletrabajo de 10 y 14 metros cuadrados que, de manera premonitoria, fueron bautizadas antes del estallido de la crisis del covid-19 como centros operativos de vigilancia técnica (Covit).

Pozuelo de Alarcón es el municipio con la renta per cápita más alta de España, pero la falta de proyectos de obra nueva ha desplazado la demanda hacia localidades cercanas como Boadilla del Monte, Majadahonda o Las Rozas, lo que ha provocado que los precios en esos municipios hayan subido con fuerza en los dos últimos años y, en el caso de Boadilla, se haya producido un auténtico ‘boom’ constructor, con casi 1.500 visados en 2018 —últimos datos disponibles del Ministerio de Fomento—, siete veces más que en 2015.

Precios disparados desde 2016

La enorme escasez de oferta de producto de nueva construcción también ha jugado a favor de las escasas promociones que han salido a la venta en los últimos años y de la segunda mano. Para que nos hagamos una idea, en 2019 se vendieron poco más de 800 viviendas, de las cuales, el 80% fueron de segunda mano, según datos de Fomento.

El incremento de precios ha sido especialmente intenso en los tres últimos años. El precio del metro cuadrado de obra nueva y segunda mano ha pasado de 2.400 euros en 2016 hasta casi 3.400 a finales de 2019, lo que supone un incremento de casi el 40%, aunque aún se encuentra lejos de los máximos de 2008, cuando se alcanzaron los 3.800 euros el metro cuadrado, según datos de la tasadora. No obstante, al igual que ha sucedido en muchos puntos de la geografía española y tal y como muestra el gráfico, los precios ya habían comenzado a mostrar ciertos síntomas de agotamiento, especialmente evidentes en el arranque de 2020.

La llegada de las grúas es inminente y el objetivo de Susana García Cereceda es agilizar la comercialización de las viviendas, cuya venta generará unos ingresos de unos 65 millones de euros. El proyecto supondrá una inversión total de 40 millones y, tal y como explican desde La Finca, es un producto pensado para la inversión, para un perfil de cliente single, que no necesita una vivienda demasiado grande, pero sí con un gimnasio o una sala equipada en la que poder teletrabajar sin ruidos ni molestias.

Supondrá una inversión de 40 millones y las ventas de las 92 unidades generarán unos ingresos de 65

“Es un proyecto dirigido hacia inversores con dudas sobre qué hacer con su dinero en el contexto actual. Mucha gente nos estaba demandando viviendas más pequeñas, un producto que apenas existe en Pozuelo”, explica a El Confidencial Jorge Morán, vicepresidente de Grupo La Finca. “Además, con este proyecto queremos mandar un mensaje al mercado, que estamos activos y que somos capaces de poner en marcha el primer desarrollo inmobiliario en la era poscovid. Un proyecto que nos va a permitir, asimismo, la venta cruzada. Es decir, quien venga a comprar una de estas viviendas a sus hijos y vea las viviendas de la primera fase, frente al campo de golf, querrá comprarse una”, asegura Morán.

Una promoción sin financiación bancaria

La Finca Garden no solo es el primer desarrollo inmobiliario en la era poscovid, sino que sale al mercado en un momento en que algunos promotores se han visto obligados a aplazar, al menos hasta 2021, promociones cuyo lanzamiento estaba previsto antes del verano. Pero, además, es una promoción que arranca con fondos propios, sin necesidad de financiación bancaria, al menos inicialmente, ya que el objetivo es iniciar las obras en las próximas semanas y no depender de un nivel predeterminado de preventas para conseguir el préstamo promotor, una posibilidad que, a pesar del bajo nivel de endeudamiento del sector, pocos se pueden permitir.

Infografía de las Covit Room.Infografía de las Covit Room.Infografía de las Covit Room.

De hecho, el sector promotor se enfrenta a una segunda mitad de año complicada. Tal y como reconocía a principios de esta semana el consejero delegado de Metrovacesa, Jorge Pérez de Leza, “el número de promociones que se pongan en construcción va a caer por la incertidumbre y 2020 será un año difícil, venderemos menos de lo previsto e iniciaremos menos obras”. De hecho, poco a poco comienza a vislumbrarse el impacto de la crisis en alguno de los actores más potentes del mercado en los últimos años.

Es el caso de Inmoglaciar. Tal y como adelantó en exclusiva El Confidencial, Cerberus, que controla el 95% de la compañía, ha realizado un drástico ajuste de la plantilla y ha decidido recortar a una cuarta parte el plan de negocio. Sobre un total de 113 proyectos que tenía ya identificados, los esfuerzos se van a centrar en poco más de una veintena, y, más en detalle, de las 99 promociones que aspiraba a lanzar este ejercicio 2020, ahora se está planteando quedarse en 25.

Junto a la urbanización más vip de España

Las futuras 92 viviendas forman parte de un ambicioso proyecto inmobiliario de Susana García Cereceda en Pozuelo de Alarcón junto a la emblemática, lujosa y exclusiva urbanización La Finca que construyó su padre, Luis García Cereceda, El proyecto echó a andar en 2017, cuando arrancó la comercialización de las primeras viviendas: 144 unidades de entre 200 y 400 metros cuadrados por algo más de un millón de euros. La buena marcha del sector y el enorme apetito de la demanda impulsaron las ventas y también los precios, que se revalorizaron casi un 20%. De estas unidades ya solo quedan 15 disponibles, cuya comercialización no preocupa a la compañía, puesto que, al igual que sucede en La Finca, “pueden pasar perfectamente al negocio patrimonialista del grupo”, es decir, quedar en cartera para su alquiler.

Ubicación de las futuras viviendas de La Finca Garden.Ubicación de las futuras viviendas de La Finca Garden.Ubicación de las futuras viviendas de La Finca Garden.

El proyecto contempla otras dos fases con viviendas de tamaño medio entre 180 y 220 metros cuadrados y una última de viviendas de dimensiones mucho más amplias, para cuya construcción aún no hay fecha prevista. Todas ellas, apenas a un kilómetro de La Finca, donde viven algunos de los futbolistas más adinerados del Real Madrid y Atlético de Madrid.

En abril de 2011, el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón dio luz verde definitiva a la urbanización del sector Casablanca. Sin embargo, el estallido de la crisis y los problemas judiciales entre las hermanas Cereceda —Susana y Yolanda—, y entre estas y la viuda, retrasaron la puesta en marcha de este nuevo proyecto inmobiliario. De hecho, este ambicioso proyecto, que abarcará 98 hectáreas y 500 viviendas en total, supuso el regreso de la familia Cereceda al negocio inmobiliario en Madrid tras la muerte de Luis García Cereceda en 2010.

El proyecto contará con un gran campo de golf y un centro comercial, cuya licencia de obras se obtuvo a principios de este año. Con 40.000 metros cuadrados construidos, La Finca Grand Café será el futuro centro comercial de la urbanización más lujosa de Madrid, eso sí, muy alejado de los centros comerciales y de ocio convencionales.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba