Vivienda

Los madrileños pagaron 1.600 M por comprar casa en 2020: el 18%, fuera de Madrid

Los madrileños son, con diferencia, los ciudadanos que más impuestos directos destinan a las economías de otras comunidades autónomas por la compra de una vivienda fuera de su comunidad. En concreto, durante 2020, aportaron algo más de 300 millones de euros a comunidades como la Valenciana, Andalucía o Cataluña, más de la mitad de los 580 millones de euros que se generaron en las diferentes comunidades autónomas en impuestos por la compra de vivienda por compradores españoles y no residentes.

De hecho, los madrileños son los que más contribuyeron a las arcas regionales en 2020 —incluyendo la Comunidad de Madrid—, con cerca de 1.629 millones de euros derivados de los impuestos vinculados a la compra de una vivienda, de los cuales esos 300,5 millones, el 18,4% del total, fueron a parar a otras comunidades diferentes a Madrid, una cifra que contrasta, por ejemplo, con los 57,5 millones que ingresó Madrid de residentes en otras comunidades y que durante el año pasado decidieron comprar casa en la capital de España, lo que dejaría la capital con un balance neto de 242,5 millones de euros de impuestos.

Los madrileños pagaron 300,5 M en impuestos por la compra de vivienda en otras comunidades

Son datos del informe ‘Winners & Losers: balance fiscal entre CCAA por la compra de vivienda’, elaborado por la consultora Colliers. Un documento que recoge una estimación de los impuestos recaudados (TPO, AJD e IVA) en cada una de las comunidades por la compra de vivienda durante el año 2020 y del que se desprende cómo los madrileños son los ciudadanos más activos comprando una vivienda fuera de su comunidad, con la consiguiente aportación de ingresos que eso supone para la comunidad donde se ubica el inmueble adquirido.

Y es que, según esta consultora, aproximadamente una de cada cuatro viviendas compradas por los madrileños (el 27,8%, en concreto, 126.664 unidades) se localizó fuera de la Comunidad de Madrid. Y todas esas transacciones generaron ingresos fuera de Madrid —los 300,5 millones de euros— en concepto de IVA y AJD, en el caso de las primeras transmisiones —generalmente obra nueva—, e ITPO y AJD, en el caso de segunda y posteriores transmisiones —generalmente segunda mano—.

“Se puede afirmar que las políticas de ahorro y fiscalidad de la Comunidad de Madrid revierten muy positivamente en la generación de recaudación fiscal en otras comunidades, fundamentalmente en la Comunidad Valenciana”, explica Jorge Laguna, responsable de la elaboración del informe y director de Business Intelligence en Colliers.

Los madrileños alimentan las arcas valencianas

Sin embargo, no todas las comunidades se benefician por igual de la compra de casa por parte de los madrileños, ya que sus preferencias se concentran en la Comunidad Valenciana y Andalucía, con una cuota del 20% cada una de ellas, es decir, ambas acaparan el 40% de las transacciones de los madrileños fuera de la Comunidad de Madrid, seguidas por Castilla-La Mancha (17%), Castilla y León (11%) y Cataluña (7%).

La Comunidad Valenciana fue la más favorecida por las compras de los madrileños: 68 millones

La Comunidad Valenciana fue la más favorecida por las compras de los madrileños, que se dejaron en impuestos 68 millones de euros, frente a los tres millones que dejaron los valencianos en Madrid. La segunda comunidad más beneficiada fue Andalucía, con 66 millones de euros, frente a los siete millones que se dejaron los andaluces en Madrid. La siguen Castilla-La Mancha y Cataluña, donde los madrileños pagaron en impuestos 39 y 34 millones de euros, respectivamente. De hecho, prácticamente en todas las comunidades los madrileños hicieron importantes aportaciones a las arcas públicas del resto de comunidades.

Por detrás de los madrileños, ¿qué ciudadanos generan mayores ingresos en otras comunidades autónomas? Según el estudio de Colliers, a gran distancia de los madrileños se encuentran los catalanes, cuyas compras de vivienda fuera de su comunidad aportaron a las diferentes arcas regionales 50,2 millones de euros, seguidos de vascos (38,6 millones) y castellanomanchegos (30,7 millones), como se puede apreciar en la tabla inferior.

Comunidades como Madrid o Cataluña acaparan buena parte de las compraventas y, sin embargo, la compra de vivienda por parte de residentes de otras comunidades es muy baja, no llegando a superar el 4% del total de operaciones. Una de las razones fundamentales son los altos precios de la vivienda, que desincentivan la compra de vivienda en estas comunidades, pero también el buen funcionamiento del mercado de alquiler, según explica Jorge Laguna. El País Vasco, con algo menos de demanda, también se encuentra en una situación parecida, ya que apenas el 2,1% de las viviendas son compradas por residentes de otras comunidades.

Sin embargo, existen otras regiones donde se produce el efecto contrario y las compras por parte de residentes de otras comunidades tienen un importante protagonismo. Tal es el caso de Cantabria (31,5%), La Rioja (20,7%), Castilla-La Mancha (23,9%), Castilla y León (19,2%) o Comunidad Valenciana (14,8%)

¿Qué comunidad ingresó más por impuestos a la vivienda?

Como no podría ser de otra manera, el grueso de los ingresos obtenidos por las diferentes comunidades autónomas en materia de compraventa de vivienda procede de las transacciones realizadas por sus propios ciudadanos. Según las estimaciones de Colliers, las cuatro comunidades que más recaudan coinciden con aquellas que presentan mayor número de transacciones, pero con algunas peculiaridades.

En 2020, se vendieron en España un total de 455.629 —exceptuando las compras de extranjeros no residentes—. Estas transacciones generaron casi 7.000 millones de euros en impuestos, pero ¿cómo se repartieron dichos impuestos?, ¿qué comunidades son las que más recaudaron?

Casi dos de cada tres transacciones de viviendas se llevaron a cabo en cuatro comunidades: Andalucía (19%), Cataluña (15,6%), Madrid (14,6%) y la Comunidad Valenciana (12,8%). El resto de comunidades se encuentran por debajo del 5,3%.

No obstante, y a diferencia de lo que pudiera pensarse, Andalucía, a pesar de aglutinar la mayor parte de operaciones, no fue la comunidad que más recaudó, sino Cataluña, con 1.565 millones de euros, la segunda por número de compraventas, lo que, en opinión de Jorge Laguna, se debe “a que es una de las comunidades con mayor tipo impositivo y además los tiques medios de compra se sitúan muy por encima de los de Andalucía”. Es decir, se cerraron menos operaciones, pero fueron más caras.

La segunda comunidad por recaudación fue Madrid (1.386 millones de euros) que, a pesar de tener uno de los tipos impositivos más bajos de España, es la tercera comunidad en número de transacciones y su base imponible (tique medio) es de las más elevadas de toda España.

¿Y Andalucía? La comunidad andaluza lidera el número de transacciones, pero ocupa el tercer lugar por recaudación, con 1.106 millones de euros. “Esta comunidad ha registrado el mayor número de transacciones y tiene uno de los tipos impositivos más altos de España. Sin embargo, el tique medio de compra de vivienda es muy inferior a Madrid y Cataluña. Y esta reducción de la base imponible es la razón por la que su recaudación se sitúa por debajo de Madrid y Cataluña”, añade Laguna.

No obstante, Andalucía es, junto a la Comunidad Valenciana, la que más impuestos recibe por la compra de viviendas de compradores residentes en otras comunidades autónomas, con una aportación neta de otras comunidades de 84,8 millones de euros —y 98,6 millones en el caso de Comunidad Valenciana—. Ambas son destinos estrella de la segunda residencia nacional y, en ambos casos, las compras proceden mayoritariamente de los residentes en Madrid.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba