Salud

Los mejores alimentos para paliar los efectos de la alergia

Estamos en plena primavera, y el polen de las plantas invade las avenidas públicas y los parques. Con él, desde hace unas semanas ha comenzado el padecimiento habitual de todos los años para todos los alérgicos. Ojos rojos, congestión nasal, toses húmedas e irritación de garganta son los síntomas más comunes por los que cientos de personas a diario deben tomar medicación específica para esta clase de afección.

Según la Academía Americana de Alergia, Asma e Inmunología, se produce cuando la reacción del sistema inmune del cuerpo reacciona de forma excesiva a ciertas sustancias como que fueran potencialmente peligrosas cuando no lo son en realidad. “Cuando el cuerpo se encuentra una alérgeno, como bien puede ser el polen o simplemente polvo, se produce una reacción química en cascada que conduce a la activación de unas células específicas del cuerpo, que liberan más químicos, incluyendo la histamina”, explica Stacey Galowitz, una especialista en alergias de New Jersey, al medio ‘The Healthy’. “Estos químicos casan la molesta inflamación que conlleva los síntomas de la alergia”.

Un estudio comprobó que el jenjibre suprimía la producción de citoquinas, frenando la activación de los mastocitos y aliviando los síntomas de la alegia

Las opciones más comunes para tratar los síntomas son los antihistamínicos. Y a pesar de que también algunos alimentos pueden causar reacciones alérgicas, como por ejemplo la mantequilla, el marisco o la leche, también hay otros que te pueden proteger de los efectos del polen y otros factores ambientales. Esta es la opinión de Robin Foroutan, dietista de la Academy of Nutrition and Dietetics. “Una buena estrategia es poder paliar los efectos de la alergia con comidas con propiedades antihistamínicas”, asegura.

La mala noticia es que al igual que otros remedios naturales para tratar ciertas enfermedades, no hay todavía una investigación sólida de que ciertos alimentos sean realmente efectivos para tratar los síntomas. Pero como se trata de productos orgánicos que están a disponibilidad de cualquiera, sabrosos y no son especialmente caros, no pierdes nada por incluir en tu dieta esta serie de víveres que vamos a explicar a continuación. Y, a los pocos días, contarnos en los comentarios de abajo si realmente han funcionado para remitir algunos de los síntomas.

El jenjibre

Una infusión de esta raíz no solo es buena para tratar la alergia, sino también los resfriados y las amigdalitis, debido a sus propiedades antiinflamatorias. Un estudio de 2016 comprobó que el jenjibre suprimía la producción de ciertas citoquinas que causan la activación de los mastocitos, aliviando así los síntomas de la alegia. Por tanto, lo mejor que puedes hacer es, como decíamos, un preparado de este producto para una infusión, aunque también lo puedes añadir de aderezo para tus platos o ensaladas.

Cúrcuma

Otra especia que es conocida por contar con propiedades antiinflamatorias. “El componente activo de la cúrcuma es la curcumina, un químico que reduce la inflamación, además de inhibir la histamina liberada por las células mastocitas”, explica Galowitz. Un estudio de 2016 publicado en ‘Annals of Allergy, Ashtma & Inmunology’ descubrió que también podía aliviar la congestión nasal, además de tener un efecto positivo en el sistema inmune de pacientes alérgicos. La cúrcuma puede tomarse en pastillas, infusiones o también como aderezo de excelentes platos. Sobre todo se usa mucho en la cocina oriental e india a la hora de preparar arroces y destaca por su vivo color naranja o amarillo.

Vitamina C

Esta vitamina está contenida en infinidad de alimentos, sobre todo en los cítricos. “Este componente actúa como un antihistamínico natural inhibiendo las células que liberan histamina”, recalca Galowitz. “Además, es antioxidante, lo que significa que contrarresta la respuesta inflamatoria producida por la alergia”. ¿Dónde la podemos encontrar? En el brócoli, las coles de Bruselas, el repollo, la colifror y sobre todo en las naranjas o los kiwis.

Tomates

También contienen grandes niveles de vitamina C, pero no solo por ello son antialérgenos. “Los tomates además están repletos de lipoceno, otro antioxidante que hace decrecer la inflamación”, asegura la doctora. De igual modo, lo podemos encontrar en frutas como la sandía o las uvas rojas. La Biblioteca Nacional de Medicina estadounidense reconoce que puede beneficiar la función pulmonar en personas con asma. Por lo tanto, no olvides esta primavera añadir tomates deliciosos para así combatir los tan incómodos síntomas de la alergia.

Salmón

“Los pescados ricos en grasas como el samón o las sardinas pueden combatir la inflamación causada por la alergia gracias a su gran concentración de ácidos grasos omega-3“, señala Galowitz. “Estas grasas ayudan a estabilizar las membranas de las células, reduciendo la posibilidad de que liberen histamina”. Un estudio de 2007 publicado en el ‘Journal of the American College of Nutrition’ descubrió que las mujeres que comen más pescado tienen menos índices de febrícula causada por la alergia. Por ello, no dudes en meter en tu cesta de la compra este delicioso pez que puede ser cocinado a la plancha o al horno, como tú prefieras. Lo que sí que está seguro es que es uno de los productos frescos más sanos y ricos al paladar que hay.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba