Salud

Los mejores consejos para mantener tus dientes blancos con métodos caseros

En épocas de pandemia, uno de los oficios más arriesgados de ejercer por el riesgo a contagio y a todo lo que implica es sin duda el de los dentistas. Actualmente, solo atienden de manera urgente, por lo que uno de los asuntos a tener muy en cuenta durante esta cuarentena es la salud de nuestros dientes para que no tengamos que acudir a la clínica.

Si tus problemas dentales tan solo se deben a una cuestión estética, como es el que esta vez nos ocupa, tal vez te interese leer lo que viene a continuación. El calcio es el responsable de mantener tu esmalte sano y fuerte, ya que de forma natural este elemento se presenta con un color blanquecino, de ahí que el aspecto de unos dientes limpios y sanos sea siempre blanco. Por ello, cuando el esmalte se desgasta o daña, tus dientes pueden acabar luciendo un tanto amarillos. Sin embargo, a diferencia de una muela rota o patologías bucales peores, tiene solución.

Escoge bien el producto con el que te vas a cepillar, ya que muchos contienen sílice, un material que produce una pérdida progresiva del esmalte

“La dentina es el material que yace debajo del esmalte y suele ser de color amarillo”, explica Zachary E. Linhart, odontólogo profesional, en ‘Business Insider’. “La exposición de la dentina es a veces la culpable de que nuestros dientes se vean amarillos”. Evidentemente, el exceso en el consumo de ciertos alimentos y productos hace que el proceso de degradación de la dentina se acelere. Sobre todo, aquellas bebidas con mucho ácido como el café, o también los refrescos, con alta concentración de azúcar.

El té negro y el vino también son particularmente dañinos, ya que no solo contienen cierto nivel de ácidos, sino también los taninos, unos componentes químicos que también son responsables de la decoloración dental. Por no hablar de sustancias como el tabaco, el cual no solo producirá que tus dientes vayan teniendo un aspecto muy feo con el tiempo, sino que también tu salud en general degenere a grandes ritmos.

El Confidencial

¿Qué puedes hacer para que tus dientes luzcan tan blancos como antes sin recurrir a la cirugía estética o confiar demasiado en las promesas de ciertos dentríficos? Una cosa está clara: lavarte bien los dientes de forma diaria para eliminar las partículas de suciedad y las bacterias. Si puedes hacerte una limpieza dental cada seis meses, mucho mejor. Pero si buscas una solución más progresiva para procurar que no se deterioren tanto con el tiempo, ‘Business Insider’ ha lanzado una serie de consejos a través del doctor Linhart que veremos a continuación.

En primer lugar, escoge bien el producto con el que te vas a cepillar los dientes, ya que el odontólogo advierte que muchos contienen sílice, un material que produce abrasión y una progresiva pérdida del esmalte. Por ello, lo mejor es que optes por fórmulas caseras y tradicionales. A veces, ciertos problemas que parecen graves tienen una solución muy simple, lo único que necesitas es paciencia y la confianza suficiente.

Ingiere más calcio

Lo más razonable es que si se ha desgastado la capa de calcio que volvía blancos a tus dientes, todo lo que tienes que hacer es ingerir más cantidad de este elemento químico. ¿Cómo? Muy simple, a través de alimentos que ostenten grandes concentraciones del mismo, como leche o productos lácteos como el queso o el yogur. Esta serie de productos fortalecerán el esmalte y reducirán su erosión progresiva, sostiene Linhart.

Bebe más agua

Del mismo modo, bebe más agua, ya que uno de sus componentes es el fluoruro, el cual ayuda a mantener fuerte el esmalte. Y por otro lado, intenta restringir en la medida de lo posible el consumo de café, té, bebidas azuaradas o vino, y sustitúyelo por el agua. Reemplazar esta serie de líquidos por el H20 te ayudará a prevenir el desgaste no solo del esmalte, sino del propio diente.

Además, deberás lavarte los dientes más en profundidad. Nada de unos pocos segundos. Intenta remover el cepillo de manera circular por toda la superficie del diente para asegurarte de que llegas a todas las áreas donde se pueden alojar restos de alimentos o bacterias. El doctor Linhart aconseja pasar una media de dos minutos dedicadas a este proceso. Recuerda, después de cada comida, cepíllate bien los dientes.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba