Deportes

Los partidos clave de España en la década de 2010 (Parte 2)

Vicente del Bosque continua el glorioso camino emprendido por Luis Aragonés. Tras una primera fase discreta, España recupera su nivel y avanza firme en el Mundial de 2010. El tanto de Villa a Portugal, el penalti de Cardozo parado por Casillas y el cabezazo de Puyol ante Alemania marcan el camino a la gran final. Holanda es la última víctima. Otra acción milagrosa de Iker y el inolvidable gol de Iniesta otorgan a España su primer título mundialista. La Eurocopa de 2012 también es para la Selección. De nuevo le cuesta superar la fase de grupos, pero otra vez alcanza la final, donde juega su mejor partido. Arrolla a Italia y consigue la triple corona. Hasta aquí llega la época dorada. La derrota contra Brasil en la final de la Confederaciones de 2013 y el fracaso mundialista en 2014, donde no pasa de la fase de grupos, vaticinan un fin de ciclo que se confirmará con las eliminaciones en octavos de final en los dos siguientes torneos: Eurocopa 2016 y Mundial 2018.

Tanda de penaltis perfecta ante Italia para entrar en la final

La Roja vence de manera angustiosa a Italia en las semifinales de la Confecup. El 0-0 no se movió después de 120 minutos de partido. En la tanda, ante un gran portero como Buffon, España anota los siete penaltis que lanza y pasa a la gran final.

España e Italia vuelven a medir sus fuerzas en una eliminatoria a vida o muerte. Las dos últimas veces (Eurocopas de 2008 y 2012), la moneda había caído del lado español. Además, los italianos llegan al encuentro con el orgullo herido, con ganas de venganza tras la humillación sufrida en la final de la Eurocopa de 2012, en la que los españoles se impusieron con un contundente 4-0. El panorama ha cambiado totalmente. Esta vez es Italia quien mira a La Roja con respeto. Por ello, Prandelli refuerza la zaga con tres centrales: Barzagli, Bonucci y Chiellini. Por su parte, Del Bosque sale con un solo mediocentro, Busquets, debido a la baja de Xabi Alonso, que se perdió el torneo por lesión.

Los italianos, tratando de cambiar sus planteamientos anteriores, salen a morder. Asfixian a España en el centro del campo, no dejan aparecer a Xavi y llevan el peso del encuentro durante muchos tramos. El combinado de Del Bosque no logra encontrarse cómodo hasta la prórroga, cuando con el cansancio italiano comienzan a aparecer los espacios y España dispone de sus mejores oportunidades. A pesar de ello, el marcador no se mueve tampoco. Toca jugarse el pase en los penaltis, una vez más. Donde todo el mundo espera un mano a mano entre Buffon y Casillas, aparece una sorprendente precisión de los lanzadores, que llegaban fatigados después de 120 minutos bajo un asfixiante calor. Hay que esperar hasta el séptimo lanzamiento para que Bonucci lo mande fuera. Los lanzadores de España, por su parte, han hecho un trabajo perfecto, anotando los siete y metiendo a La Roja en la final.

  • España: Casillas; Arbeloa, Piqué, Ramos, J. Alba; Busquets; Pedro (79’ Mata), Xavi, Iniesta, Silva (53’ Navas); Torres (94’ J. Martínez). (Entrenador: Del Bosque)
  • Italia: Buffon; Barzagli (46’ Montolivo), Bonucci, Chiellini; Maggio, De Rossi, Pirlo, Giaccherini; Candreva, Marchisio (80’ Aquilani); Gilardino (91’ Giovinco). (Entrenador: Prandelli)
  • Árbitro. H. Webb, inglés. Amonestó a De Rossi (65’) y Piqué (105’).

La Selección se clasificó para disputar la final frente a Brasil. Para ello dejó en el camino a Italia, algo que estaba empezando a ser costumbre. Jesús Navas anotó el lanzamiento decisivo. A pesar de no ser un tirador de penaltis habitual, al extremo no le tembló el pulso en absoluto y batió a Buffon con solvencia. España completó así una tanda perfecta ante uno de los mejores porteros.

España vive una auténtica pesadilla en Maracaná

Dura derrota de la Selección en la final de la Copa Confederaciones. Brasil muestra una superioridad abrumadora durante todo el encuentro y se lleva el título con dos goles de Fred y uno de Neymar, realiza un gran partido.

Maracaná se viste de gala para acoger la final de la Copa Confederaciones, que enfrentará a su selección, Brasil, contra la imparable España. Es un sueño para la Roja jugar la final en este estadio. Y una fiesta para la canarinha recibir a la triple campeona. Desde que saltan los jugadores al terreno de juego las gradas son una caldera. El himno nacional retumba con fuerza. Pronto, la alegría brasileña se multiplica y comienza la pesadilla para España. Gol de Fred en el primer minuto desde el suelo. Un tanto plagado de accidentes, rebotes y negligencias defensivas. A partir de aquí, España tiene que remar a contracorriente. Los jugadores de Del Bosque no tienen ideas, y Brasil tampoco les deja pensar. Abrumadora superioridad local. Neymar es uno de los que más aprovecha los errores españoles. Crea peligro constantemente e inicia la jugada del segundo gol, que acaba rematando él mismo con un gran zurdazo por la escuadra justo antes del descanso.

La segunda mitad es un fiel reflejo de la primera. A los dos minutos de arrancar, Fred marca su segunda diana. Y otra vez Neymar tiene gran parte de culpa. Convoca a los defensas y deja pasar el balón para que su compañero sentencie el choque. España no tiene opción de soñar en ningún momento. Ni siquiera con el penalti a Navas que Ramos lanza fuera. Para, colmo, Piqué es expulsado por derribar a Neymar, un incordio permanente para la zaga española. Entre olés acaba el partido y Brasil alza el título en casa. La Selección, irreconocible, se marcha lleva la derrota más amplia en partido oficial de la era Vicente Del Bosque y siembra el miedo por un fin de ciclo que no tardará demasiado en llegar.

  • Brasil: Julio César; Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo; Luiz Gustavo, Paulinho (87’ Hernanes); Hulk (72’ Jadson), Óscar, Neymar; y Fred (79’ Jo). (Entrenador: Scolari)
  • España: Casillas; Arbeloa (46’ Azpilicueta), Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets; Pedro, Xavi, Mata (52’ Navas), Iniesta; y Torres (59’ Villa). (Entrenador: Del Bosque)
  • Árbitro. Bjorn Kuipers, holandés. Expulsó a Piqué con tarjeta roja directa 68’) y amonestó a Arbeloa y Sergio Ramos.

Neymar marcó con este disparo el segundo gol de Brasil.

Cruel venganza de Holanda

España debuta en el Mundial de 2014 con una dolorosa derrota por 1-5 contra Holanda y se complica mucho el pase a octavos. La Selección realiza una buena primera parte, pero se hunde en la segunda de manera inexplicable.

España debuta en el Mundial de 2014 contra la selección a la que le arrebató el título mundialista en la final cuatro años atrás: Holanda. Pero esta vez el desenlace será muy diferente, pues la Selección recibirá su tercera peor derrota oficial de la historia. Empieza bien la Roja el encuentro y antes de la media hora se adelanta con gol de Xabi Alonso desde los once metros. Ha costado, pero los españoles ya controlan completamente el juego. Silva puede ampliar distancias en el 42’ pero de esa oportunidad se pasa al empate. Blind aprovecha el despiste de Piqué y Ramos para pasar a Van Persie, que cabecea a la red. Iker, a media salida, no puede hacer nada. La igualada no hace justicia a lo que se está viendo. Por eso hay esperanza en que la Selección reconduzca el encuentro. Solo había que seguir igual.

Sin embargo, tras la reanudación, todo se tuerce de manera inexplicable. Blind vuelve a ejercer de lanzador para que esta vez Robben de la vuelta al marcador tras un control magnífico. Todavía quedaba tiempo para reaccionar. Pero lo cierto es que lo peor estaba por llegar. España no es capaz de frenar el vendaval y comienzan a llover los goles holandeses. De Vrij marca el tercero. El cuarto se lo regala Casillas a Van Persie y el último llega de las botas de Robben a falta de diez minutos. 1-5. España, totalmente noqueada. Nunca el defensor de un título Mundial había sufrido una derrota tan abultada en la siguiente edición en toda la historia de la competición. Con esta humillación al vigente campeón, Holanda logra saciar su sed de venganza por aquella final de 2010. El fin de ciclo español que se vaticinó tras la final de la Copa Confederaciones parece confirmarse.

  • España: Casillas, Azpilicueta, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba, Busquets, Xabi Alonso (62’ Pedro), Xavi, Iniesta, Silva (78’ Cesc) y Diego Costa (62’ Torres). (Entrenador: Del Bosque)
  • Holanda: Cillessen; Janmaat, Vlaar, De Vrij (76’ Leroy Fer), Martins Indi, Blind; De Guzmán (62’ Wijnaldum), Nigel De Jong, Sneijder, Robben; y Van Persie (78’ Lens). (Entrenador: Van Gaal)
  • Árbitro. Nicola Rizzoli, italiano. Amonestó a De Guzmán (24′), de Vrij (40′), Casillas (65′) y Van Persie (66′).

Van Persie marcó dos tantos en la goleada a España. Éste fue el segundo.

El peor fin de ciclo posible

Tras la abultada derrota ante Holanda, España tiene que reponerse para encauzar la fase de grupos. Lejos de lograrlo, vuelve a cuajar un mal encuentro y sucumbe ante Chile. Es el fin de la época dorada de la Selección.

La mejor selección española de todos los tiempos cierra su mágica historia con un final muy triste, el estrepitoso fracaso mundialista. España se presenta al partido contra Chile en una situación muy delicada después de la abultada derrota ante Holanda. Necesita ganar para encauzar la fase de grupos y lavar su imagen. Y aún hay esperanza. Al fin y al cabo, en 2010 se perdió el primer partido y después se tocó la gloria. Sin embargo, España sale sin alma. Como si tuviera ya decido abdicar del trono. Los chilenos, son todo lo contrario. Impulsados por los 40.000 aficionados suyos allí presentes, comienzan con garra. No tardan en avisar y cumplir las amenazas. Xabi Alonso puedo adelantar a la Selección, pero Bravo le rechaza el disparo y en la continuación de la jugada llega el primer gol de Chile. La pierde Xabi, avanza Alexis, conecta con Aránguiz y remata Vargas. Es el minuto 20 y comienzan a aparecer los peores presagios, que se ratifican antes del descanso. En el 43’ la suerte le da la espalda a la Selección. Aránguiz remata de un modo extraño, medio de puntera, y el golpeo acaba siendo letal.

Quedaban 45 minutos por delante, pero España está prácticamente eliminada y se nota en los ánimos españoles. Del Bosque mete a Koke y el equipo intenta encerrar a los chilenos para lograr, sin demasiada esperanza, un gol que no llegará. En el último partido de la fase de grupos, la Selección cosechará una amarga victoria por 0-3 ante Australia. Se despedirá así del Mundial, cediendo una corona que se pondrá poco después Alemania. Es el peor final de ciclo para una selección que durante tantos años trajo felicidad a toda España y maravilló al mundo entero.

  • España: Casillas; Azpilicueta, Javi Martínez, Sergio Ramos, Jordi Alba; Xabi Alonso (46’ Koke), Busquets; Pedro (76’ Cazorla), Silva, Iniesta; y Diego Costa (69’ Torres). (Entrenador: Del Bosque)
  • Chile: Claudio Bravo; Isla, Silva, Medel, Jara, Mena; Aranguiz (69’ Felipe Gutiérrez), Díaz; Alexis, Vidal (87’ Carmona) y Vargas (86’ Valdivia). (Entrenador: Sampaoli)
  • Árbitro. Mark Geiger, estadounidense. Amonestó a Vidal (25′), Xabi Alonso (39′) y Mena (62′).

Sergio Ramos y Casillas se lamentan tras el gol de Edu Vargas que abrió el marcador.

España se clasifica para la Eurocopa ante una dura Luxemburgo

La Selección sella su clasificación para la Eurocopa de 2016 tras superar con un contundente 4-0 a Luxemburgo, que muestra una dureza desmedida, llegando a lesionar a dos jugadores españoles en la primera mitad: Silva y Morata.

Vicente del Bosque sigue contando con la confianza de todos pese al desastroso Mundial de 2014 y la Federación decide que es el adecuado para guiar a España en su camino hacia la Eurocopa 2016. Con el fin de que la transición sea lo menos traumática posible, el seleccionador elabora un equipo formado por veteranos y dando oportunidad a jóvenes que tendrán que ir sentando las bases del inevitable cambio generacional de la Selección. En la fase clasificatoria cae en un grupo con Eslovaquia, Ucrania, Bielorrusia, Luxemburgo y Macedona del Norte.

Con siete victorias y sólo una derrota a sus espaldas en la fase de clasificación, España llega al penúltimo partido, contra Luxemburgo, con los deberes casi hechos. Pero aún debe asegurar su presencia en el torneo matemáticamente. Y la Selección, por inferior que parezca su rival, no especula. Sale a por todas desde el principio. Luxemburgo trata de frenar a los españoles mostrando una dureza desmedida ante la permisividad del árbitro. De hecho, en el minuto 10 Silva se tiene que marchar lesionado y Morata hace lo propio en el 33’. Pero, pese a las intensas tentativas por pararle, la Selección se lleva el encuentro con dobletes de Cazorla, líder del equipo durante el choque, y Alcácer. Después del primer gol, los españoles se relajan, pero su enorme superioridad les permitiría anotar tres tantos más. Billete a la Eurocopa conseguido. El siguiente y último partido, contra Ucrania, será un mero trámite que se resolverá también con victoria, por 0-1, y servirá para celebrar el partido número 100 como internacional de Cesc Fàbregas, quien lucirá el brazalete de capitán.

  • España: Casillas; Juanfran, Piqué, Bartra, Alba; Busquets, Cazorla, Cesc; Silva (10’ Mata), Morata (33’ Alcácer) y Pedro (77’ Nolito). (Entrenador: Del Bosque)
  • Luxemburgo: Joubert; Delgado, Malget, Maxime Chanot, Lars Gerson, Laurent Jans; Bensi (64’ Deville), Ben Payal, MarioMutsch, Martins (78’ Da Mota); y Joachim (89’ Turpel). (Entrenador: Luc Holtz)
  • Árbitro. Sébastien Delferiere, belga. Amonestó a Bensi, Malget y Da Mota.

Juanfran centra al área durante un partido que acabó en goleada. La fase de clasificación para la Eurocopa transcurrió sin sobresaltos para España.

Piqué salva el debut de España

Buen estreno de la Selección en la Eurocopa, aunque la falta de pegada hace que sufra más de la cuenta para ganar a República Checa. Es Piqué quien anota de cabeza en el minuto 86 para ofrecer una importante victoria a los españoles.

Los buenos resultados cosechados en la fase de clasificación para la Eurocopa eliminaron el amargo sabor del Mundial y devolvieron la ilusión a España. Varias caras nuevas con respecto a la cita mundialista anterior e ilusión renovada. Así llega la Selección a su primer duelo de la competición europea, contra República Checa. Y Silva podrá celebrar su partido número cien como internacional con victoria. La Roja muestra su superioridad durante todo el encuentro. Ofrece iniciativa, ingenio y, por momentos, una tremenda brillantez. Gracias a Iniesta, somete a los checos. Sin embargo, el equipo de Del Bosque, también deja patente su falta de pegada. Por más que lo intenta, no encuentra el camino para tumbar a un Cech colosal. Hasta que, en el minuto 86, encuentra la recompensa a tanto esfuerzo. Un centro milimétrico de Iniesta es cabeceado por Piqué al fondo de la red. De Gea evita después el empate para asegurar los tres puntos. Importante triunfo para comenzar la fase de grupos con confianza.

En el siguiente partido, España presentará su candidatura al título con un partido brillante en el que goleará 3-0 a Turquía sin problemas, asegurando su presencia en octavos. El último encuentro no irá tan bien. Pese a adelantarse en el marcador, la Selección se irá apagando con el paso de los minutos y acabará sucumbiendo ante una Croacia sin Modric por 2-1. Ramos fallará un penalti en ese choque. Así, los españoles perderán el liderato, que será para los ajedrezados, y deberán enfrentarse a un ‘gigante’: Italia.

  • España: De Gea; Juanfran, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Cesc (70’ Thiago), Iniesta; Silva, Nolito (82’ Pedro) y Morata (62’ Aduriz). (Entrenador: Del Bosque)
  • República Checa: Cech; Kaderebaek, Sivok, Hubnik, Limbersky; G. Selassie (84’ Sura), Plasil, Darida, Krejci, Rosicky (88’ Pavelka); y Necid (75’ Lafata). (Entrenador: Pavel Vrba)
  • Árbitro. Szymon Marciniak, polaco. Amonestó a Limbersky (61’).

Los jugadores españoles celebran la victoria sobre la República Checa en el Estadio Municipal de Toulouse.

Italia consuma el fracaso español

Los de Conte dan un baño táctico a España en la primera parte y pasan a cuartos de final. La Selección trata de reaccionar tras el descanso, pero llega tarde. Chiellini es el autor del primer tanto y Pellé sentencia el partido en el descuento.

Ser segundos de grupo conlleva recorrer el camino más difícil. Así le pasó a España al perder contra Croacia. En cuartos espera la siempre peligrosa Italia. La Roja empieza el partido con el mismo once y las mismas malas sensaciones que dejó ante los croatas. Se ve a un equipo débil atrás, sin ideas en ataque e incapaz de controlar el partido en el medio. Esto lo aprovechan los italianos para avisar en el minuto 8 con un cabezazo de Pellé que para De Gea de forma genial. Con el miedo en el cuerpo desde el principio, España se lleva un auténtico baño. La Azurra gana todos los balones divididos y crea peligro asiduamente. Fruto de esto, llega el primer gol. En el minuto 33, Eder ejecuta una falta cometida por Ramos sobre Pellé. Repele De Gea y el balón se queda muerto, igual que la zaga española. Piqué sí reacciona, pero no puede evitar el gol de Chiellini. Merecido.

Tras el descanso, la Selección trata de enmendar su nefasta primera parte. Del Bosque realiza cambios y su equipo comienza a llegar con más espíritu, mientras su rival se mete atrás esperando una buena contra. Aprietan los españoles con todas sus fuerzas, pero las ocasione no llegan o son desbaratadas por un inmenso Buffon. La reacción había llegado tarde y no logran marcar. Piqué tiene el empate en el último minuto, pero en la siguiente jugada Pellé sella la victoria. Italia se toma su vendetta eliminando a España después de haber sido eliminada por la Roja en las dos últimas ediciones de la Eurocopa. Es el fin de la era Del Bosque, que no puede tener la despedida que merece uno de los mejores seleccionadores de la historia. Aun así, siempre tendrá el cariño y agradecimiento de los españoles.

  • Italia: Buffon; Barzagli, Bonucci, Chiellini; Florenzi (84’ Darmian), Parolo, De Rossi (53’ Motta), Giacherini, De Sciglio; Éder (80’ Insigne) y Pellé. (Entrenador: Antonio Conte)
  • España: De Gea; Juanfran, Piqué, Ramos, Jordi Alba; Cesc Fábregas, Sergio Busquets, Iniesta; Silva, Morata (69’ Lucas Vázquez) y Nolito (46’ Aduriz (Pedro, m. 80)). (Entrenador: Del Bosque)
  • Árbitro. Cüneyt Cakir, turco. Amonestó a De Sciglio (22′), Nolito (39′), Pellè (53′), Motta (88′), Busquets (88′) y David Silva (93′)..

Éste disparo de Graziano Pelle en el descuento dejó sentenciada la eliminatoria de cuartos.

Isco acerca la clasificación para el Mundial

Un doblete y una gran actuación de Isco dejan a España con pie y medio en el Mundial con una impecable fase de clasificación. Italia no es capaz de reaccionar en ningún momento. Morata sella la goleada.

Lopetegui cogió los mandos de la Selección tras la marcha de Vicente del Bosque decido a ejecutar la definitiva y necesaria renovación. Confeccionó una plantilla capaz de elaborar un juego asociativo y de toque, a la vez que de presión alta e inmediata tras la pérdida. Un equipo hecho para atacar, pero consciente de su obligación defensiva y de que su mejor arma es la posesión. Con este estilo arrancó el camino al Mundial.

Tras ceder sólo un punto en la fase de clasificación, contra Italia, llega el partido ante la selección transalpina en el Bernabéu. Hay que resarcirse de la eliminación de la Eurocopa. Y vaya si lo hará. Lopetegui sale con el habitual 1-4-3-3, sin nueve, y España no tarda en hacerse con el control. La Azurra no logra deshacer las transiciones de un rival que se planta con mucha facilidad ante la portería de Buffon. Isco lidera a un equipo que, con gusto, se entrega a él. Da un maravilloso espectáculo, anota los dos primeros goles y deja a España con pie y medio en el Mundial. El primer tanto llega tras un impecable lanzamiento de falta que sorprende a Buffon. El segundo, con un disparo cruzado con la pierna izquierda desde fuera del área. Dos golazos. Morata sella la goleada en la segunda mitad tras aprovechar un gran pase de Ramos.

No está asegurada la presencia de España en el Mundial, pero sí muy cerca. Se sellará con el triunfo por 3-0 a Albania, después de haber ganado 0-8 a Liechtensentein y 0-1 a Israel. Así, la Selección se clasifica para su undécimo mundial consecutivo, un hito sin precedentes. Parece que Lopetegui ha encontrado la fórmula e invita a soñar, pero el equipo sufrirá un nuevo revés.

  • España: De Gea; Carvajal, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Koke, Iniesta (72’ Morata); Isco (88’ Villa), Marco Asensio (78’ Saúl) y Silva. (Entrenador: Lopetegui)
  • Italia: Buffon; Spinazzola, Barzagli, Bonucci, Darmian; De Rossi, Verratti; Candreva (70’ Éder), Insigne, Immobile (78’ Gabbiadini) y Belotti (70’ Bernardeschi). (Entrenador: Giampiero Ventura)
  • Árbitro. Bjorn Kuypers, holandés. Amonestó a Verratti (4’) y Bonucci (12’).

Isco marcó el segundo gol de España con éste disparo.

Akinféev manda a España para casa

Encuentro muy aburrido entre España y Rusia que se salda con empate a uno. En la tanda de penaltis, Akinféev se erige como héroe al detener los penaltis de Koke y Aspas. Sus compañeros aciertan todos los lanzamientos y eliminan a la Selección.

Nuevo fracaso para España en un Mundial marcado por la destitución de Lopetegui a dos días de arrancar el torneo tras conocerse su fichaje por el Real Madrid. Hierro ocupó su lugar e hizo lo que pudo. Loco debut que acabó con empate a tres contra Portugal, victoria fortuita ante Irán (0-1) y nueva igualada, esta vez 2-2, frente a Marruecos. Así fue la irregular fase de grupos de la Selección. Le bastó para ser líder, pero no convenció.

Con esta inseguridad llega a octavos. Ahí espera Rusia, que entrega el balón a los españoles sin ningún pudor. La Roja toca despacio, pero con seguridad, hasta que pronto inaugura el luminoso. En el minuto 11 Asensio cuelga una falta desde la derecha al segundo palo y la pugna entre Ramos e Ignashevich acaba con el balón rebotando en la pierna del defensa ruso, que anota en propia. Este gol duerme definitivamente el encuentro. Se acerca el descanso y ninguna selección logra tirar entre los tres palos de nuevo. Pero, en el 41’, Piqué intercepta el esférico con el brazo dentro del área. Penalti. Dzyuba no falla y pone las tablas en el marcador. La segunda mitad se desarrolla como la primera: Rusia encerrada atrás y España moviendo el balón sin velocidad ni profundidad. La Selección mejora con las entradas de Iniesta y Aspas, pero no marca. Tampoco lo hacen los rusos, por lo que el duelo se va a una prórroga en la que tampoco ve puerta nadie. Llega entonces la la tanda de penaltis, donde Akinféev, que había realizado un gran partido, se hace enorme. El portero ruso para los lanzamientos de Koke y Aspas, mientras que sus compatriotas aciertan todos sus disparos para avanzar hacia cuartos por primera vez en su historia.

  • España: De Gea; Nacho (70’ Carvajal), Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Koke; Isco, Silva (66’ Iniesta), Marco Asensio (104’ Rodrigo); y Diego Costa (Iago Aspas, m.80). (Entrenador: Fernando Hierro)
  • Rusia: Akinféev; Mario Fernandes, Kutépov, Kudriashov, Ignashévich, Zhirkov (46’ Granat); Zobnin, Kuziáev (97’ Erokhin); Samédov (61’ Cheryshev), Golovín y Dzyuba (Smolov, m.65). (Entrenador: Stanislav Cherchésov)
  • Árbitro. Bjorn Kuypers, holandés. Amonestó a Piqué (40’), Kutépov (54’) y Zobnin (71’) por Rusia.

Akinfeev detuvo el quinto penalti, lanzado por Iago Aspas, y clasificó a su equipo. Ya había parado el tercero, de Koke.

España doblega al subcampeón del mundo

La Selección arrolla 6-0 a Croacia, subcampeona del mundo, en el segundo partido de la Nations League, una nueva competición creada por la UEFA para sustituir los partidos amistosos por oficiales y hacer más atractivos los parones ligueros.

Con el fin de hacer más atractivos los amistosos entre selecciones, la UEFA creó en 2018 la Nations League, una competición de selecciones que sustituye estos encuentros por oficiales. El torneo, además, tendría cierto peso en la clasificación para las Eurocopas.

Wembley fue el escenario donde España debutó en la competición y Luis Enrique se estrenó como seleccionador. La Roja se marchó de allí con victoria (1-2) y dejando una buena imagen, aunque con detalles que pulir en defensa. Las sensaciones positivas se confirmarán en el siguiente partido. España se enfrenta en Elche a Croacia, flamante subcampeona de un Mundial donde los españoles habían fracasado. Desde el pitido inicial, la Selección sale a por la victoria. Los croatas logran frenar a su rival durante los primeros veinte minutos. Hasta que Saúl marca el primer gol ante unos aficionados entregados al jugador ilicitano. A partir de aquí, España es un rodillo. En el 33’ Asensio amplía distancias con un zapatazo desde la fontal y dos minutos después deleita a los espectadores con otra obra de arte. Esta vez opta por un latigazo desde el pico derecho que se estrella en la escuadra, rebota en la espalda de Kalinic y entra en la portería. 3-0 antes del descanso. Nada mal. La segunda parte empieza como acabó la primera: con gol español. Rodrigo anota tras un buen pase e Asensio. Ramos e Isco culminan la goleada.

Tras el buen arranque, España era la clara favorita para clasificarse. Sin embargo, las dos siguientes derrotas le condenarán a depender de una carambola entre ingleses y croatas que no se producirá. Habrá que esperar un poco para ver si se produce el renacimiento definitivo de la Roja.

  • España: De Gea, Carvajal (75’ Azpilicueta), Nacho, Ramos, Gayà; Busquets (59’ Rodri), Ceballos, Saúl (65’ Thiago); Isco, Rodrigo y Asensio. (Entrenador: Luis Enrique)
  • Croacia: Kalinic, Vrsaljko (20’ Rog), Mitrovic, Vida, Pivaric; Brozovic (63’ Pjaca), Rakitic, Perisic, Modric, Kovacic y Santini (71’ Livaja). (Entrenador: Zlatko Dalic)
  • Árbitro. Benoit Bastien, francés. Amonestó Santini (11’) y Brozovic (38’).

Saul Ñiguez supera a Domadoj Vida y Marcelo Brozovic en un lance del partido.

Ramos, leyenda viva de España

España empata a uno contra Noruega en un partido muy flojo y retrasa su clasificación matemática para la Eurocopa. El gran protagonista del choque es Sergio Ramos, que alcanza su encuentro número 168 como internacional y se convierte en el jugador que más ha jugado con la Selección.

En Oslo debe culminarse el viaje iniciado con Luis Enrique y continuado con Robert Moreno debido a problemas personales del primero. El marcador no se mueve en la primera mitad. España peca de paciencia y hace que Noruega se acomode y comience a crear peligro, aunque sin suerte. Los noruegos pagan las ocasiones perdonadas nada más comenzar la segunda mitad. En el minuto dos Saúl, tras una buena asociación con Busquets, suelta un derechazo ante el que nada puede hacer Jarstein. Con el tanto, la Selección comienza a llegar con asiduidad al área rival, pero no logra sentenciar el partido. Algo que también pagará, pues en el último minuto 90, Elabdellaoui se adelanta a Kepa y fuerza el penalti. King lo transforma y retrasa la clasificación matemática que había saboreado España durante casi 45 minutos. Esta llegará en el siguiente partido, contra Suecia (1-1). La Selección conseguirá el punto que necesitaba y sacará el billete hacia la Eurocopa.

En el discreto duelo de España ante Noruega destaca el hito de Sergio Ramos, que entra de lleno en la historia del combinado nacional. El capitán disputa su partido número 168 como internacional, superando la marca de Casillas (167). Se convierte así en el jugador con más encuentros jugados con la Selección, y en el octavo futbolista con más internacionalidades de todo el mundo, techo que marca de momento el egipcio Ahmed Hassan con 184 partidos. Ramos debutó con España el 26 de marzo de 2005 en un amistoso ante China y dese entonces no ha parado de cosechar éxitos. Formando parte de la generación de oro, ha ganado dos Eurocopas y un Mundial.

  • Noruega: Jarstein; Elabdellaoui, Nordtveit (30’ Hovland), Ajer, Aleesami; Selnæs, Johansen (63’ Sorloth), Berge, Henriksen (83’ Johnsen); Odegaard; y King. (Entrenador: Lars Lagerback)
  • España: Kepa; Jesús Navas, Sergio Ramos, Raúl Albiol, Bernat (88’ Íñigo Martínez); Busquets, Saúl, Ceballos (64’ Cazorla); Fabián, Oyarzabal (78’ Rodri) y Rodrigo. (Entrenador: Robert Moreno)
  • Árbitro. Michael Oliver, inglés. Amonestó a Rodrigo (35’), King (42’), Busquets (60’), Ramos (80’), Fabián (81’) y Kepa (92’).

Sergio Ramos aplaude al público.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba