Salud

Los peores alimentos que puedes llevarte a la boca justo antes de dormir

A todo el mundo le ha entrado alguna vez el típico hambre nocturno. Puede que hayas cenado poco y hayan pasado unas horas desde el último bocado, y tu estómago ruge, pidiendo algo que le llene para antes de ir a dormir. O tal vez lo que ha ocurrido es que has picado algo y ya está, y cuando antes no creías que necesitarías cenar más, ahora no te quitas de la cabeza el hecho de llevarte algo a la boca.

Se trata de un momento crucial para tu salud del sueño, ya que si te metes el atracón es posible que no puedas pegar ojo o que tengas que recurrir a un antiácido. Y estar tumbado en la cama con dolor de tripa es una de las peores sensaciones que puede haber. Si encima estás en mitad de una dieta de adelgazamiento y notas que te viene el hambre a los pocos minutos de meterte en la cama, será especialmente difícil decir que no a tu paladar e intestinos.

Si te dejas llevar por la tentación y el hambre, tu ciclo de sueño podría desequilibrarse, haciendo que no descanses lo suficientemente bien

Pero aquí lo que debería preocuparte no es solo incumplir la dieta y darte un capricho. También tus hábitos de sueño. No solo porque al día siguiente te levantarás sintiendo el cuerpo peor que si duermes bien y plácidamente, sino porque también el sueño es un gran condicionante a la hora de conseguir tus objetivos de peso. Hay muchos estudios que han concluido que existe una gran relación entre padecer obesidad y una mala calidad del sueño. Básicamente, aquellos que duermen menos tienen más posibilidades de consumir más calorías durante el día que aquellos que duermen las horas que su cuerpo les pide.

Acidez estomacal

En este sentido, si te dejas llevar por la tentación y el hambre y comes a deshoras, tu ciclo de sueño podría desequilibrarse y hacer que pierdas horas en los brazos de Morfeo de la manera más absurda. Por no hablar de los mencionados dolores de estómago que suelen aparecer si hemos comido demasiado y nos metemos inmediatamente en la cama.

ACyV

La revista ‘Eat This Not That‘ ha consultado a una serie de expertos para saber cuál es el peor alimento que te puedes llevar a la boca si te entra el hambre por la noche y no quieres dormir bien. Y seguramente te lleves un disgusto, ya que se trata de uno de los platos italianos más típicos y deliciosos pero que, en este caso, para deglutir antes de irse a dormir, es mejor quedarse con las ganas. Se trata de la pizza, y dentro de toda su amplia gama de sabores y recetas, la de pepperoni. Más aún si te encanta añadirle un poco de picante: este tipo de pizza hará que tu estómago pase una auténtica noche de terror, y por ende, tú no puedas pegar ojo.

¿A qué se debe que este sea el elegido como peor comida que llevarte a la boca por la noche? Pues como el lector se imaginará, a la cantidad de ácido que contiene la salsa de tomate y el sabor picante del pepperoni, los cuales te harán pasar una noche de ardores estomacales bastante molestos. Evidentemente, también depende de la calidad de la pizza que escojas, si es una congelada o con una cantidad excesiva de conservantes, mucho peor que la natural.

E. Zamorano

“La combinación de las grasas presentes en el queso, el ácido de la salsa de tomate y el pepperoni pueden tener un impacto muy negativo en tu calidad de sueño”, asegura Erin Palinksi-Wade, médico nutricionista, a la revista ‘Eat This Not That’. “Los alimentos con alto contenido de ácido pueden desencadenar el famoso reflujo, especialmente si se ingieren a la hora cercana de acostarse. Incluso si no sientes acidez, este reflujo gástrico puede que hacer que al día siguiente sientas que no has dormido nada y como si no hubieras descansado”.

Lo más peligroso es que si se agrava la acidez puedes sufrir una indigestión, y seguramente no quieras pasarte toda la noche vomitando en el baño. Recuerda que para gozar de una buena noche de sueño lo mejor es que ingieras comidas ligeras e hidratantes. Sobre todo si estás a dieta. El cuerpo necesita descansar y tu estómago también, especialmente si has cenado ya y te has quedado con hambre. En ese caso, apuesta por alimentos o productos mucho más sanos y con menos materia grasa, como por ejemplo un yogur o, incluso un dulce sano con bajas cantidades de azúcar, como por ejemplo el chocolate negro con un alto porcentaje de cacao. Recuperar la energía por la noche y ofrecerle al cuerpo el descanso que necesita es vital para gozar de una buena salud y rendir al día siguiente.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba