Economía

Los rebrotes frenan la recuperación: el consumo cae un 9% en el inicio de octubre

Los rebrotes del virus empiezan a poner en serios aprietos a la recuperación económica. El incremento vertiginoso del número de casos, las políticas de contención que cambian continuamente y la incertidumbre sobre las perspectivas económicas empiezan a afectar a los agentes económicos. Así lo muestran los datos de alta frecuencia del consumo con tarjetas de crédito, que dejan datos claramente negativos en el inicio del mes. Y eso que todavía no se han registrado los datos del puente de la Fiesta Nacional, que este año se celebrará a medio gas por los confinamientos.

Los registros de operaciones con tarjetas de crédito de CaixaBank muestran una evolución preocupante de la actividad económica. El consumo con tarjetas de crédito y los reintegros en los cajeros del banco sufrieron una caída del 15% respecto a la misma semana del año anterior. De esta forma, se confirma una recaída respecto a los datos de septiembre, mes en el que el consumo cayó un 12%.

Javier G. Jorrín

En esta ocasión, el descenso del consumo con tarjetas extranjeras se mantuvo en línea con los registros de septiembre, marcando un desplome del 68%. El turismo internacional no repuntará probablemente hasta que no exista un tratamiento contra el virus, por lo que estos malos datos se extenderán hasta bien entrado 2021, en el mejor de los casos.

Sin embargo, los datos importantes y los que realmente preocupan, son los del consumo con tarjetas nacionales. El gasto en esa semana (consumo y retiradas en cajeros) cayó un 9%, un descenso que triplica la caída registrada en septiembre, mes en el que el consumo nacional cayó un 3%. En agosto este indicador registró un incremento del 1%, en parte gracias a que los residentes no hicieron turismo internacional ese año y consumieron dentro del país.

“Los últimos datos apuntan a un deterioro del consumo doméstico más pronunciado de lo esperado”, escribe Eduard Llorens i Jimeno, economista de CaixaBank Research. Las nuevas restricciones, que en esa semana afectaron directamente al 10% de la población, y la mayor propensión al ahorro de los hogares están detrás de esta caída del consumo.

En episodios de elevada incertidumbre, las familias optan por el ahorro precautorio para anticipar cualquier escenario económico adverso. Y si algo ha habido en las últimas semanas es incertidumbre. El consumo por sectores confirma este análisis. El consumo de bienes de primera necesidad consolidó su crecimiento del 25% interanual. Sin embargo, el gasto en turismo y transporte sufrió una fuerte recaída. En el caso del gasto en servicios turísticos (alojamientos, agencias, etc.) sufrió un desplome del 38%, casi 20 puntos peor que en septiembre.

Los últimos datos apuntan a un deterioro del consumo doméstico más pronunciado de lo esperado

En la primera semana de octubre, se realiza una buena parte de los pagos de los servicios contratados para el puente de la Fiesta Nacional, pero este año el turismo durante el puente será escaso. De ahí que el inicio del mes haya sido negativo y anticipa dos semanas peores. En el caso del transporte, pasó de caer a ritmos del 22% en septiembre al 25% en la primera semana de octubre.

Los datos también han sido malos en el sector del ocio y la restauración, que han registrado una caída del 11% interanual, lo que contrasta con los meses de agosto y septiembre en los que se había recuperado el consumo del año anterior (datos siempre solo con tarjetas españolas). Esta caída del gasto revela que los ciudadanos se han quedado en casa, ya sea por las restricciones o por el miedo al virus, lastrando así el consumo.

Pero no solo el miedo al virus está afectando al consumo. Los datos de compras por Internet también han registrado un inicio de mes muy negativo, con una caída del 7% interanual, lo que contrasta con el descenso del 1% de septiembre. Los consumidores no solo han optado por quedarse en casa, también han minimizado su consumo en una clara muestra de ahorro precautorio. Los meses que están por venir son muy complicados y de ahí que hayan optado por hacer un colchón financiero.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba