Viajes

Los rincones más especiales para visitar en Sevilla

Sevilla es una de las ciudades de España que más turistas atrae, ya sea por su variedad de atractivos turísticos, con gran valor histórico y cultural, así como por su ambiente, su gastronomía y su clima.

Aunque muchos de sus monumentos y edificaciones son muy famosos y conocidos por todo el mundo, hay algunos rincones y lugares que pasan más desapercibidos, pero que son también muy recomendables a la hora de hacer una visita a Sevilla.

El Real Alcázar de Sevilla, con sus jardines, palacios y fortalezas que forman un interior mezclado con diferentes culturas y estilos, desde el mudéjar hasta el gótico. Esta es una de las visitas imprescindibles. Lo mismo sucede con la Catedral de Sevilla, donde se esconde el mausoleo de Cristóbal Colón.

Uno de los símbolos de la ciudad, sin duda, es la Giralda. Ya a lo lejos se pueden apreciar los más de 100 metros del que hoy es el campanario de la catedral. Del mismo modo, otro de los símbolos que representan la ciudad es la Torre del Oro, una torre defensiva que hoy en día ofrece una bonita estampa sobre el río Guadalquivir.

Mención especial en esta ciudad merece la Plaza de España, uno de los lugares más sorprendentes de la ciudad que no deja a nadie indiferente. Azulejos, arcos, barcas y colores se unen en esta plaza de grandes dimensiones para ofrecer una vista singular y una visita completa dentro de Sevilla.

Además de estos lugares tan característicos e imprescindibles en la ciudad, se pueden encontrar otros rincones que merece la pena recorrer. Es el caso del barrio de Santa Cruz que, en sí, ofrece una muy buena representación de lo que es Sevilla: callejuelas, plazoletas, bares y restaurantes, una zona perfecta para pasear y tomar algo en las profundidades de Sevilla.

También es recomendable visitar el parque de María Luisa. Los que en el pasado fueron los jardines privados del Palacio de San Telmo, hoy en día se pertenecen al conjunto de la ciudad y ofrece un lugar verde donde pasear, hacer deporte y disfrutar de un trozo de naturaleza en medio de la ciudad.

Conocer una ciudad desde las alturas es siempre recomendable y, aunque en Sevilla hay varios sitios donde poder hacerlo, siempre se puede tomar un poco de distancia y acudir al mirador de las Setas de Sevilla. El proyecto Metropol Parasol tuvo como resultado esta gran estructura de madera desde donde poder contemplar un atardecer espectacular desde lo alto.

La Casa de Pilatos es otra de las visitas recomendadas. Se trata de un palacio del siglo XV, vivienda de los Duques de Medinaceli. Su patio, los azulejos, los detalles de madera, hacen de este un lugar imprescindible que visitar en Sevilla. Además, se puede acceder a los jardines, así como a la parte alta del palacio.

Ya en las afueras, se puede llegar fácilmente a la ciudad de Itálica, una antigua ciudad romana que supone hoy una muestra arqueológica muy bien conservada. En ella se pueden ver los restos del anfiteatro, los mosaicos o las termas que formaron parte de la antigua ciudad.

Apúntate a la newsletter de ’20deviaje’ y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la geografía española.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba