Noticias locales

Los taxis ofrecerán un precio cerrado para trayectos a Madrid Central

A partir de mayo los trayectos a las zonas de bajas emisiones, como Madrid Central o Plaza Elíptica, tendrán un precio cerrado. Así consta en la nueva Ordenanza del Taxi, que se ha aprobado este jueves de forma inicial y se ratificará el mes que viene en la Junta de Gobierno.

Esta es una de las medidas que, según el delegado del área de Medio Ambiente y Movilidad, harán al taxi “más competitivo” frente a otros servicios de VTC, como Uber o Cabify. De este modo, el viajero tendrá, por primera vez, una tarifa fija en los servicios que tengan origen o destino desde o hacia las áreas de cero emisiones, del mismo modo que ya ocurre en los trayectos hacia el aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas.

Viajes compartidos y otros descuentos

Al hilo de la primera medida desgranada, el servicio de taxi también ofertará precios cerrados para trayectos a otros puntos de la ciudad. El usuario podrá precontratar un taxi aceptando un precio fijo, como ya vienen haciento los otros servicios y, además, se permite al taxista aplicar un descuento extra. A esto se suma otra de las características de los VTC: los viajes compartidos. Al igual que Uber y Cabify, para optar al precio cerrado o al viaje compartido, habrá que hacerlo por la apliación o por la emisora. Es decir, no serán aplicables cuando el taxi se pare en la calle o en una parada.

Tal y como informa el área de Borja Carabante, “se admitirán paradas intermedias en el trayecto del cliente para permitir la subida y la bajada de otros viajeros que hayan precontratado esta modalidad”. Eso sí, el Ayuntamiento establece que el precio abonado en taxi compartido por los usuarios de un mismo desplazamiento no podrá ser superior a la factura que hubiera resultado del cálculo del precio cerrado, ni inferior al resultante del cobro habitual por taxímetro. Con ambas medidas, el taxi entrará a participar en las mismas reglas del juego que Uber y Cabify.

Siempre se podrá pagar con ‘contactless’

Los taxis tendrán un pazo máximo de dos años para adaptarse a los actuales sistemas digitales. La normativa recoge la obligatoriedad de admitir el pago sin contacto (contactless), “lo que reducirá los riesgos de contagio por Covid”, indican desde Cibeles. También se podrán emitir tiques electrónicos.

Licencia por puntos

Si un conductor comete varias infacciones se le retirará la licencia de ese vechículo durante un tiempo. Estas podrían ser el incumplimiento del régimen de descanso, engañar al usuario con el precio o buscar y recoger viajeros fuera de la parada oficial establecida.

Cuando se haya perdido la totalidad de los puntos, se acordará la sanción de suspensión de la licencia y por tanto la inmovilización del taxi, independientemente del conductor, por un periodo de tres meses a un año. Cumplida la sanción de suspensión, el titular de la licencia recuperará los ocho puntos.

Mismos códigos de vestimenta

El texto explicita un nuevo código de vestir que mejorará la imagen del sector. No será un mismo uniforme pero sí deberán cumplir todos los mismos criterios a la hora de vestir, como por ejemplo, en el calzado.

Taxis sostenibles

A partir del 1 de enero de 2018 todos los vehículos autotaxi, salvo los Eurotaxi, debían ser CERO emisiones o ECO. La nueva ordenanza elimina la excepción a los Eurotaxi y todos tendrán que contar con estas etiquetas.

Oferta en función de la demanda

El texto incluye la principal demanda que emitió el sector durante los últimos meses de pandemia. Ahora los taxistas podrán reducir su oferta cuando se produzca una caida “radical” de la demanda. Serán los técnicos municipales quienes determinen si efectivamente se produce una situación de expecionalidad, como explican desde el área que dirige Borja Carabante, “a través de un informe”. Después el Gobierno municipal procederá a limitar la oferta por un plazo renovable de un mes con régimen excepcional de descanso. Así, las licencias pares podrán prestar servicio únicamente los días pares y las impares, los días impares. Salvo los Eurotaxi, que mantendrán el servicio a personas con discapacidad todos los días. También se modifica el régimen de descansos para eliminar la obligación de prestar el servicio un mínimo de siete horas diarias.

Mostrar más
Botón volver arriba