Deportes

Luca di Meo sella el liderazgo de Fernando Alonso en Alpine: “Es el Padrino de todos”

“Soy un hombre de coches, y cuando llegué a Renault me dije a mí mismo: ‘No voy a ser quien pare 44 años de historia (en la Fórmula 1)”. El equipo Renault y sus miembros han sido bendecidos con la llegada de Luca di Meo a la cúpula del grupo francés. Y pocas veces se escucha al responsable de una multinacional ungir a su piloto, esas ‘bombillas intercambiables’ de Enzo Ferrari, como claro líder del equipo. Directa o indirectamene, Di Meo es también responsable por ello de que Fernando Alonso haya tenido la oportunidad de volver a la Fórmula 1.

“Uno de los mensajes más claros por mi parte es el de que estamos aquí, para toda la eternidad. La Fórmula 1 es la columna vertebral de Alpine”. Luca di Meo tiene claro el papel del equipo en la estrategia de Renault, en cuyo relanzamiento ha mostrado una visión holística del papel de la Fórmula 1 que ha sabido conectar con su estrategia para una marca de nicho que quiere “y lo digo con humildad, que se vea como una combinación entre una mini-Ferrari y una mini-Tesla”.

“Fernando tiene un papel diferente al de hace 15 años. Es el Padrino de todos. Lo único que le pido es que nos ayude a convertirnos en un equipo de arriba, porque se trata de actitud y mentalidad. Y él la tiene”. Obviamente, en las discusiones internas habrá quedado definido el papel de cada uno. Aunque un piloto juega un papel relevante en una estructura de más de 1.000 personas, parece que en el caso del español va más allá. El mensaje de Di Meo es claro para Laurent Rossi, Marcin Budkowski y Davide Brivio, la cúpula directiva de la marca y el equipo. No se trata de carta blanca para Alonso, pero…

“Es presión sobre el personal”

“Bueno, sabemos que no es un novato. La información que tuve (en la pretemporada de Bahrein) fue que necesitó 10 vueltas para llevar al límite del monoplaza y decir: ‘Esto o aquello no funciona’. Lo tiene de inmediato. Nuestro objetivo es darle un coche en el que pueda divertirse. Y luego nunca se sabe lo que sucede en un Gran Premio”. Di Meo sitúa a Fernando Alonso como eje del nuevo proyecto, concediéndole en público una autoridad superior a la que se confiere a otros pilotos líderes.

A fin de cuentas, el español tiene superior experiencia a la de su nuevo jefe directo, Davide Brivio, quien reconoce tácitamente en otra reciente entrevista en la página de la Fórmula 1 el alcance de las palabras de Di Meo. “Fernando no es un niño pequeño, tiene su propia experiencia, ideas y pensamiento. Tiene mucho talento, y es muy exigente consigo mismo, el primero, creo que será bueno para el equipo trabajar con un piloto de éxito. Cuando los mejores pilotos se unen a un equipo, se crea más presión sobre el personal. Tienes presión porque tienes que cumplir, tienes que ofrecer un buen paquete para que un piloto utilice su talento. Su llegada es muy buena para el equipo, estimula a todos a esforzarse más”.

“Nunca podría haberlo pagado”

Luca Di Meo explica su vision para Alpine en una entrevista para la revista ‘Top Gear’, una suerte de manifiesto sobre el papel del Grupo Renault en la Fórmula 1. “Mucha gente me pidió que abandonáramos la Fórmula 1, porque la situación de Renault era muy complicada desde el punto de vista financiero. Para alguna gente la Fórmula 1 parecía un ‘hobbie’ muy caro e innecesario. La realidad es que mucho tampoco les importaba”. El italiano explica por qué, a su juicio, en el seno de su grupo había cierta miopía. No solo con el equipo de carreras. “Tuvimos que integrar la historia de la Fórmula 1 en una nueva historia (dentro del grupo). Es difícil hacerlo con personas que interpretaron el rol y llevaron a la organización por otra dirección. Renault Sport, Renault F1 y Alpine estaban en el extremo de la organización. Cuando necesitaban el apoyo de la matriz acudían, pero su zona de confort era mantenerse al margen. Alpine es una de las cuatro marcas que estamos poniendo frente al consumidor, está totalmente integrada en la estrategia de primera línea del grupo”.

Porque antes Di Meo se había encontrado con una estructura dispersa y desmotivada. “La planta de Alpine en Diepp no es viable tal y como está hoy, y Renault Sport consiste en 400 ingenieros de alto nivel que hacen muchas cosas, aunque sin dirección. Pero cuando comienzas a unir todo ello, comienza a ser una empresa automotriz de pleno derecho. Y poner a la Fórmula 1 en el centro de todo ello tiene varias ventajas”, explica di Meo, cuyo labor ha consistido en unir las piezas. La Fórmula 1 ya era una plataforma de gran potencial en la que Renault tenía su espacio, pero sin la visión suficiente para aprovecharla para explotar las posibles sinergias internas. “Tiene un impacto potencial para centenares de millones de personas, que nunca podría haber sido capaz de pagar para crear conocimiento en torno a Alpine. La idea de poner la Fórmula 1 en el centro le da credibilidad como compañía”.

Sangre nueva

“En lugar de ver a Alpine como una marca nostálgica, será completamente eléctrica e intentaremos producir autos eléctricos que sean emocionales. Esto es algo que puede crear valor para Renault, y alcanzaremos el punto de equilibrio en 2025, incluido el costo de la Fórmula 1”, explica di Meo que tuvo el valor o la visión de delegar el nombre genérico de Renault en beneficio de una marca de nicho y con un solo un modelo, el A110. “Alpine tiene que ser nuestra marca de vanguardia, la que nos permita ir más allá”.

Al margen de relanzar la marca Alpine, Di Meo ha visto otras razones para la continuidad ante la nueva etapa bajo Liberty. “El límite presupuestario ayudó. Los mejores equipos gastaban dos o tres veces más de lo que podíamos. Ayudará a que la competencia sea más fuerte y eso es bueno para el programa. Por supuesto que me gusta ganar, me gusta estar en el podio por la visibilidad y asegurarme de que nuestra empresa esté bien representada y admirada por los aficionados. Pero lo más importante es que el campeonato se vuelva más espectacular”, ahondando en la mayor igualdad que se producirá, previsiblemente, a partir de 2020. “La gestión de Liberty ha tenido un impacto positivo en cómo se comercializa el campeonato. Los jóvenes vuelven a la Fórmula 1. La serie de Netflix está funcionando. Pero también tenemos que conseguir una noción muy sólida de sostenibilidad en la Fórmula 1″.

Di Meo también explica el singular esquema organizativo del equipo, así como alguna decisión sorprendente. “Quería que el sistema fuera más plano y directo. Davide Brivio es un gran tipo. A veces me gusta encontrar una solución inesperada. Alguien de Moto GP que llega a la Fórmula 1 puede no parecer obvio, pero no son mundos tan separados. Lo que cuenta es la calidad de las personas, los buenos líderes pueden aprender y adaptarse. También es bueno inyectar un poco de sangre nueva en el deporte”. El objetivo que Di Meo ha establecido para Alpine está claro: “Tienen que trabajar para ganar carreras, crear un modelo de negocio sostenible, y generar una buena imagen para la compañía”. Parece que el Padrino jugará un papel clave en todo ello.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba