Deportes

Lunes de resaca en Europa: Guardiola sufre su primera ‘manita’ y el Bayern una paliza

El Manchester City de Pep Guardiola recibió este domingo la derrota más abultada en la carrera de su entrenador (que nunca había recibido cinco goles en contra). El Leicester, nuevo líder de la Premier League, destrozó a los ‘citizens’ en Manchester y batió un récord menor: su delantero Jamie Vardy se convierte en el único futbolista que ha anotado dos ‘hat-tricks’ ante un equipo entrenado por el técnico catalán.

Pese al gasto de cientos de millones en las dos últimas campañas para reforzar su defensa, el City (que volvió a fracasar en la reciente fase final de la Champions League en Lisboa) sigue sin ser un equipo blindado atrás. “Es difícil jugar contra equipos que esperan atrás sin salir”, afirmó Guardiola tras el partido: “Tenemos que ser más pacientes. Este resultado es duro, no es fácil de asimilar, pero tenemos que aceptarlo”.

“Tampoco corrieron mucho”, reflexionó Guardiola sobre su rival, “pero tenemos que estar ahí cuando lo hacen. Es lo que vi desde la banda, pero igual cuando lo vuelva a ver, veo otras cosas”, afirmó el español, quien recalcó que tras el 1-0 no fueron “lo suficientemente fuertes para ser pacientes y estables” (su equipo concedió tres penaltis a lo largo del encuentro).

“Hablamos en el descanso que estábamos jugando bien, intentamos evitar errores, pero desafortunadamente concedimos el segundo y el tercer gol y después fue más difícil”. El City no encajaba cinco goles en su estadio desde 2003. A Guardiola no le había ocurrido nunca en sus 686 partidos como entrenador.

Kramaric anota el 4-1 y bate a Neuer de penalti. (Reuters)Kramaric anota el 4-1 y bate a Neuer de penalti. (Reuters)Kramaric anota el 4-1 y bate a Neuer de penalti. (Reuters)

El Hoffenheim baja al Bayern de la nube

El City-Leicester no fue la única goleada sorprendente del primer domingo de otoño. El todopoderoso Bayern de Múnich, campeón de Liga, Copa, Champions y Supercopa, fue justamente derrotado en la segunda jornada de la Bundesliga tres días después de su final ante el Sevilla. Indudablemente, el equipo alemán acusó el esfuerzo del jueves pasado y perdió 4-1 ante el Hoffenheim, nuevo líder de la liga alemana (junto al Augsburgo). Fue el peor partido del Bayern en mucho tiempo; los alemanes echaron de menos al traspasado Thiago y a a algunos de sus titulares, como Lewandowski y Goretzka, que fueron reservados hasta la segunda parte.

El equipo bávaro empezó perdiendo con dos goles (minutos 16 y 24). El croata Kramaric, estrella del duelo, anotó el tercero y el cuarto en la segunda parte. (Kimmich había recortado distancias en el marcador anteriormente). El Hoffenheim fue superior durante todo el partido y terminó desesperando al mejor equipo del mundo en su peor partido de la ‘era Flick’. Un recordatorio de su carácter humano al inicio de una temporada que apenas ha podido preparar durante tres semanas tras su victoria estelar en la final de la Champions League.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba