Noticias locales

Madrid denuncia el “castigo” de Sánchez con los Presupuestos Generales

La Comunidad de Madrid alzó la voz este lunes contra los Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentados la semana pasada. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso considera que Pedro Sánchez ha utilizado las cuentas para “castigar” a la región sin tener en cuenta sus aportaciones al fondo común.

El encargado de verbalizar el enfado fue el consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty. Según afirmó, los presupuestos para 2021 son “ideológicos e inoportunos” y convierten a Madrid en la “cuarta región con menor inversión por habitante”.

El responsable madrileño afeó que el proyecto destina a la Comunidad 1.250 millones de euros, “lo mismo que en 2018”, cuando en otras autonomías se ha elevado la inversión. En este sentido, Fernández-Lasquetty mencionó los casos de la Comunidad Valenciana, donde dijo que las partidas estatales crecen un 57,3%, o Cataluña, donde contabilizó un repunte del 48%.

“El Gobierno está aplicando un castigo injusto e innecesario a la Comunidad de Madrid, a pesar de que somos la región más solidaria y la que aporta más a la caja común con la que se financian los servicios públicos del resto de comunidades”, se quejó el responsable de la Hacienda madrileña.

Las críticas de Fernández-Lasquetty a los PGE no acabaron ahí.Consideró que se trata de unas cuentas con unas previsiones económicas “irreales” que nada tienen que ver con las que contemplan los expertos. Además, valoró que estos presupuestos conducen a una subida del déficit porque se sube mucho el gasto y, para “compensar el desequilibrio”, se hace una estimación de ingresos “inflada”. “El Gobierno está actuando como si no hubiera un mañana”, aseguró el consejero.

Firme defensor de la política de impuestos bajos, Fernández-Lasquetty también censuró la subida de impuestos que contiene el proyecto, que se traduciría en unos 6.000 millones de euros de ingresos para el Estado. Además, volvió a insistir en que PSOE y Unidas Podemos “amenazan” a Madrid con una armonización fiscal que tendría un coste de 5.900 millones para los madrileños porque supondría la subida de los tipos en Patrimonio, Sucesiones y el tramo autonómico del IRPF, entre otros.

En este sentido, el consejero económico repitió que el compromiso de Isabel Díaz Ayuso sigue siendo bajar medio punto este tramo autonómico, aunque no será en 2021. “A lo largo de la legislatura”, aseguró Fernández-Lasquetty.

Sobre los presupuestos de la Comunidad de Madrid para el año que viene, el consejero indicó que se trabaja ya en las cuentas, aunque no se atrevió a dar una “fecha precisa” sobre cuándo estarán listas.

“En las próximas semanas”, aseveró, a la par que defendió que en la Asamblea de Madrid “se dan las condiciones” para que PP, Cs y Vox saquen adelante un presupuesto regional.

Fernández-Lasquetty también se refirió durante su intervención a la factura de la pandemia para la economía madrileña se situará en torno al 15% de su PIB anual en 2020.

“Esperemos que, de cara a la navidad, la situación haya mejorado y permita la autoridad sanitaria recomendar o proponer medidas menos limitativas de la libertad que permitan a la gente moverse y hacer su vida sin que eso cause un perjuicio tan terrible a la economía”, confió.

Mostrar más
Botón volver arriba