Noticias locales

Madrid revisa la factura de Filomena y no descarta elevarla

El Ayuntamiento de Madrid se encuentra revisando los daños que ocasionó la borrasca Filomena en el inmobiliario público. Si bien el pasado 19 de febrero envió a Delegación una factura de 279 millones de euros– un mes antes calculó casi 1.400 millones– ahora no descarta superar dicha cifra.

Según ha concretado la portavoz municipal en rueda de prensa, el Consistorio está revisando los documentos “al estar en fase de revisión”, para comprobar que todos los daños están incluidos en ese decreto. Un decreto que por el momento ya comprende 48,8 millones de euros de actuaciones inaplazables, 110 millones por daños en aceras y calzadas, 74 por arbolado y edificios, entre otras cuestiones. “Revisamos la letra pequeña de este decreto para ajustar a esa normativa”, ha apuntado Inmaculada Sanz.

Asimismo, la delegada ha aprovechado para recordar que el Ayuntamiento aún no ha recibido ni un euro por los daños provocados por la gran nevada. “A día de hoy, Madrid ha recibido cero euros”. De ahí que la portavoz municipal pida con “urgencia” que se tramiten esos expedientes para poder ingresar ese dinero.

El pasado 14 de enero, el Ayuntamiento de Madrid solicitó al Gobierno de Pedro Sánchez que declarase a Madrid como zona catastrófica. “Entendemos que concurren tanto los requisitos jurídicos como los supuestos de hecho”. En este sentido ha pedido al gobierno de Sánchez “celeridad y agilidad en la respuesta”, dijeron entonces tanto el alcalde como la vicealcaldesa.

En menos de una semana, el Gobierno central se lo concedó. El Consejo de Ministros aprobó lo que ahora se conoce como Zona Afectada Gravemente por una Emergencia de Protección Civil en esta comunidad y en otras siete que también estuvieron afectadas por la borrasca Filomena. A la Comunidad de Madrid se le sumaron Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía, Asturias, Aragón, La Rioja y Navarra. La respuesta del Gobierno fue ágil, como pedían los regidores. Sin embargo, las ayudas económicas aún no han llegado, tal y como vienen reclamando desde entonces en Cibeles

Mostrar más
Botón volver arriba