Noticias locales

Madrid trasladó a Illa el 9 de marzo que iba a actuar ya, pero el Gobierno «no veía tan clara su determinación»

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, trasladó el pasado 9 de marzo al ministro del ramo, Salvador Illa, que el Gobierno regional iba a tomar medidas «inminentes» al tener claro que en la región había ya «transmisión comunitaria» y que en el Ejecutivo central no venían con «la misma claridad» su determinación, si bien luego el titular de la cartera ministerial le trasladó su apoyo.

Así lo ha indicado el consejero en declaraciones al diario El Mundo, en el que relata el contenido de esa reunión, que tuvo lugar cinco días antes de la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno central.

Antes de esta declaración, la Comunidad de Madrid acordó diversas medidas preventivas y de confinamiento ante el coronavirus, como la suspensión de diversas actividades comerciales y docencia presencial.

«El 9 de marzo a primera hora me llamó el ministro Salvador Illa y me dijo que nos debíamos vernos. Acudí con mi equipo al Ministerio de Sanidad. De camino, les dije que esa reunión iba a ser decisiva porque no íbamos a dar marcha atrás«, ha afirmado Ruiz Escudero.

«Le dije que nosotros teníamos pensado actuar ya. La puesta en marcha de las medidas era inminente, estaban decididas con la presidenta Díaz Ayuso, y se iban a aprobar esa misma tarde en el Consejo de Gobierno. Teníamos claro que en nuestra región había transmisión comunitaria y muchos casos de neumonías sin filiar en los hospitales provocados por el coronavirus», ha apuntado el consejero.

Ruiz Escudero ha hecho referencia a las reticencias del Ministerio. «Ellos insistían en que no veían con la misma claridad nuestra determinación. Entonces les formulé una pregunta: ‘¿Estáis seguros de que lo que está pasando en Madrid no va a pasar en el resto de España?’. No me respondieron y se hizo el silencio«, ha apuntado.

En este sentido, Ruiz Escudero detalla que en ese encuentro explicaron que «el número de casos estaba creciendo exponencialmente y que había llegado el momento de tomar medidas más contundentes».

«Nosotros íbamos a adoptar esas decisiones ese día sí o sí (…) Ahí se dieron cuenta de que era una decisión sin marcha atrás, y el ministro nos brindó su apoyo«, ha agregado.

También ha relatado que se dieron cuenta de que se iban a enfrentar a una crisis «sin precedentes» y, sin embargo, «la percepción del Gobierno era muy distinta».

«A lo largo de esa semana, donde ellos veían núcleos de transmisión identificados y en los que se podía seguir la trazabilidad, nosotros teníamos la información asistencial de la irrupción de neumonías sin filiar, que se estaban detectando en los hospitales. Obviamente no veíamos la situación de la misma manera«, ha insistido el consejero, para adjuntar que en aquel momento Madrid solo contaba con 28 casos detectados, «pero el número no paraba de crecer».

«Gracias a que Madrid pisó el acelerador se salvaron muchas vidas en otras comunidades y el Gobierno reaccionó. Esa es la verdad. Ojalá lo hubiéramos hecho incluso antes», ha concluido Ruiz Escudero.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar