Vivienda

Madrid veta las nuevas ‘dark kitchen’ hasta modificar la normativa

No va a haber una moratoria de licencias. Puesto que las cocinas industriales se engloban dentro de ciertas modificaciones del plan general, vamos a suspender el otorgamiento de licencias mientras se tramita dicha modificación. En este sentido, no es necesaria una moratoria. Haremos dicha modificación este año, con el objetivo de adecuar la normativa a las demandas actuales de la ciudad de Madrid”.

Así lo ha avanzado este miércoles, Mariano Fuentes, concejal de urbanismo, durante su intervención en la Comisión Desarrollo Urbano y de Obras y de Equipamientos. Fuentes ha rechazado la moratoria en la concesión de licencias que había solicitado Más Madrid.

La decisión está en línea con las medidas anunciadas hace un mes por el propio Fuentes en la misma comisión, todas ellas enfocadas a seguir muy de cerca la implantación de las denominadas ‘dark kitchen’ o cocinas fantasma que han proliferado en los últimos meses en varias zonas residenciales de la capital. Tal y como avanzó entonces, Urbanismo solicitará a Medio Ambiente un informe para saber si estas actividades deben estar sujetas a un procedimiento de evaluación ambiental, al tiempo que se va a exigir un estudio para determinar cómo afecta a la movilidad la implantación de estas cocinas.

Asimismo, se les exigirá plazas de carga y descarga, mientras que la Agencia de Actividades realizará inspecciones específicas en este tipo de instalaciones sobre todo cuando estén en edificios o zonas residenciales.

En la comisión de urbanismo del pasado mes de febrero, MarianO Fuentes ya anunció que, dentro del proceso de modificación de las normas urbanísticas del Plan General, el Ayuntamiento de Madrid revisará la regulación de los usos urbanísticos y en especial los usos industriales. “Las cocinas industriales son actividades que se incluyen dentro del uso industrial que definen y regulan las normas urbanísticas del plan general y esas actividades se tramitan y autorizan conforme a los procedimientos establecidos en la normativa urbanística”, dijo entonces. Este miércoles, Fuentes ha ido un paso más allá y ha anunciado que hasta que no se produzca la modificación del plan general, se suspende la concesión de licencias, sin duda un importante revés a un negocio en pleno auge en la capital.

Estimación del número de 'dark kitchen' del PSOE.Estimación del número de 'dark kitchen' del PSOE.Estimación del número de ‘dark kitchen’ del PSOE.

Fuentes ha explicado que en 2018 y 2019 se concedieron siete licencias para estas cocinas industriales, una cifra que consideran escasa y que no debe llamar al alarmismo, si bien ha reconocido que el Ayuntamiento es consciente de que este tipo de actividades tiene implicaciones para los vecinos.

Sin embargo, Mercedes González, concejala del Grupo Municipal Socialista de Madrid, ha puesto sobre la mesa una cifra muy superior. Los socialistas han detectado una treintena de cocinas repartidas dentro dela M-30.

“Antes de la llegada del nuevo equipo de Gobierno, se implantaron con autorización tres actividades, trece cocinas en total. En seis meses, desde finales de septiembre de 2018 hasta principios de marzo de 2019, de las que nunca hubo ni quejas ni noticia alguna. En menos de dos años de mandato, conocemos 27 localizaciones nuevas, concentradas en el interior de la M-30. 27 en 22 meses lo que supone un crecimiento exponencial, porque mientras antes el origen de las implantaciones eran como máximo seis cocinas, ahora estamos hablando de más de una treintena, por lo que podemos aventurar que, a este ritmo, este año, la ciudad de Madrid superar las 250 cocinas”, ha explicado González quien, aunque ha asegurado que el hecho de que estén “escondidas u ocultas a la vista, no quiere decir que sean fraudulentas o clandestinas, algunas lo son”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba