Deportes

McLaren necesita a Carlos Sainz tirando a bloque y con Lando Norris a su rueda

“Estamos entre un año más que aceptable, uno de gran celebración, o un de depresión”. Zak Brown presentaba las opciones para el balance de McLaren en 2020. De la satisfacción a decepción según la posición final en la clasificación general. La intensa pugna por el tercer puesto final entre cuatro equipos resta como el mejor aliciente para cerrar la actual temporada.. Pero en su caso, McLaren afronta un correoso y complicado panorama atendiendo a la tendencia de las últimas carreras.

Al terminar el Gp de Emilia Romagna, un punto separaba a Renault de Racing Point y McLaren. Tras Estambul el equipo rosa era tercero, el británico estaba a cinco puntos y el francés caía a trece por detrás. En las últimas carreras McLaren se asemeja a ese ciclista que sufre para no perder el contacto con rivales de mejores pulmones y pedalada. Por ello, el equipo británico necesitará que Carlos Sainz mantenga en esta recta final la misma tendencia personal de recientes carreras. Y tendrá que llevarse a rueda a Lando Norris, con menos fuelle en últimas fechas.

Renault pinchaba en Estambul y lograba un solo punto, pero en los próximos circuitos recuperará el nivel de ultimas carreras (EFE)Renault pinchaba en Estambul y lograba un solo punto, pero en los próximos circuitos recuperará el nivel de ultimas carreras (EFE)Renault pinchaba en Estambul y lograba un solo punto, pero en los próximos circuitos recuperará el nivel de ultimas carreras (EFE)

2 décimas, quinto o fuera del Q3

“Meter a los dos pilotos en los puntos es importante, hay que minimizar los errores, quien ejecute un fin de semana casi perfecto en las próximas carreras probablemente sea el equipo que lo consiga, tenga el mejor coche o no”, respondía Daniel Ricciardo sobre el factor clave para ese tercer puesto final, “estamos tan igualados que esto marcará la diferencia”. Ciertamente, la obviedad adquiere sentido según la dinámica de las últimas pruebas, pero aquípueden radicar las esperanzas de McLaren. Como insistía Andreas Seidl al terminar el pasado GP de Turquía, “sabemos dónde estamos con nuestro monoplaza en condiciones normales en este momento, no tenemos el tercer o cuarto mejor coche como ya he dicho varias ocasiones, pero tenemos dos grandes pilotos y un equipo que están haciendo un gran trabajo”. Es decir, la consistencia de rendimiento por encima de las prestaciones de su monoplaza.

Desde final de verano Racing Point ha sumado 72 puntos en las últimas seis carreras. Renault, 65. McLaren, 51. Racing Point cuenta con el mejor monoplaza del grupo y con el piloto (Checo Pérez) más consistente. Renault ha superado con el RS20 al MCL35 McLare, pero sigue lastrado por la inconsistencia de Ocon y la menor fiabilidad de las últimas carreras. McLaren pierde terreno los sábados, lastrando ya de partida su mejor ritmo de carrera, con dos pilotos consistentes a pesar de que Lando Norris esté pinchando en las ultimas citas. “Todo está muy difícil de predecir, hemos visto este año que las pequeñas diferencias en rendimiento se deben a mínimas diferencias en la temperatura de la pista, sus características, los niveles de carga que eliges, que pueden marcar esa diferencia en una o dos décimas. Y en vez de ser quinto, corres el riesgo de no entrar en el Q3”. El diagnóstico de Seidl clavaba la situación actual de McLaren desde septiembre.

Checo Pérez es el gran baluarte de Racing Point, puntuando en todas las carreras menos en las que estuvo ausente por el Covid-19 (EFE)Checo Pérez es el gran baluarte de Racing Point, puntuando en todas las carreras menos en las que estuvo ausente por el Covid-19 (EFE)Checo Pérez es el gran baluarte de Racing Point, puntuando en todas las carreras menos en las que estuvo ausente por el Covid-19 (EFE)

El farolillo rojo el sábado

El singular GP de Turquía daba un vuelco al panorama al descolgar inesperadamente a Renault. Pero en los próximos circuitos, el equipo francés presumiblemente volverá los sábados a las posiciones de las últimas carreras. Sin olvidar el sprint de Ferrari en esta recta final, también superior a McLaren los sábados. “Estoy preocupado, soy realista, un equipo como Ferrari y sus recursos puede hacer cualquier cosa. No es de extrañar que esté remontando, nunca subestimamos el poderío de Ferrari, un gran equipo, esta es la realidad en la que estamos”, avisaba Seidl en Estambul.

Ciertamente, en rendimiento puro del sábado McLaren es el farollilo rojo de este apretado grupo. Desde Monza, Ricciardo oscila entre la sexta y séptima posición de parrilla. Pérez no baja de la sexta. Sainz… entre el octavo y noveno de media. Norris, un puesto por detrás. En Imola se comprobó de nuevo la dificultad de recuperar terreno en la carrera en condiciones normales a pesar del mejor ritmo MCL35. Por ello, McLaren no solo necesitará que Sainz mantenga su patrón de rendimiento los domingos, sino que también Lando Norris eleve el listón de las últimas carreras. El español ya le ha superado en la clasificación general a pesar de los puntos perdidos a comienzos del campeonat, y fallo de Sochi aparte.

Ferrari se está acercando en las últimas carreras al trío que lucha por el tercer puesto en 2020 (EFE)Ferrari se está acercando en las últimas carreras al trío que lucha por el tercer puesto en 2020 (EFE)Ferrari se está acercando en las últimas carreras al trío que lucha por el tercer puesto en 2020 (EFE)

El ‘factor piloto’

Desde el GP de Italia, Sainz ha cosechado 52 puntos por los 29 del británico. El español ha remontado cuatro posiciones de media por carrera y no ha perdido ninguna desde la posición de salida, accidentes de Mugello y Sochi aparte. Norris perdía posiciones en dos (avería mecánica de Alemania al margen), y mejoraba en la meta en cuatro ocasiones desde su puesto de salida, aunque retrocediendo en la arrancada en varias de ellas. Pero las remontadas de ambos vienen lastradas por la posición de parrilla. Los 52 puntos de Sainz desde Monza ceden ante los 67 de Pérez, los 62 de Ricciardo, los mismos que Leclerc. De aquí también la importancia del ‘factor piloto’ en esta recta final, como avisaba el australiano. Desde Monza, Ocon suma 14 puntos (3 abandonos en las seis últimas carreras), Stroll 17 (hasta Estambul no puntuaba desde Monza) y Vettel 17 (15 de Turquía).

De aquí la insistencia de Seidl en recordar el factor que está compensando la menor competitividad del MCL35. “Un gran activo nuestro es que tenemos en el equipo a dos pilotos muy sólidos que siempre consiguen sacar el tema adelante. Tenemos un buen historial de entrar en el Q3 con los dos coches en la mayoría de las carreras”, explicaba Seidl en Imola, “y también por lo que hacen los domingos en carrera, es sobresaliente cómo consiguen traer resultados que están sobre la mesa. Este es, definitivamente, un gran activo del equipo”. Efectivamente Sainz y Norris van a tener que echar el bofe en las últimas etapas de 2020 si en McLaren no quieren pasar de. la satisfacción a la decepción en 2020.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba