Deportes

McLaren presenta su nuevo MCL35M con Mercedes y un Daniel Ricciardo que se sale

McLaren ha sido el primer equipo en presentarse para el próximo Campeonato del Mundo. También el primero bajo la pandemia, aún sin explotar a estas alturas de la pasada temporada. El acto devino en una presentación de Daniel Ricciardo y Lando Norris, declaración de intenciones de McLaren para explotar la personalidad y el protagonismo de sus pilotos, así como ese estilo informal y fresco de estos dos últimos años. Porque del nuevo MCL35M se vio poco. Al menos, en vivo.

Entrevistas en directo a Ricciardo y Norris, un reportaje en un estudio musical, preguntas de los espectadores a distancia… Incluso al australiano recibía un golpe en el hígado cuando apareció su familia en la distancia de Australia, mensaje incluido de un sobrino particularmente querido. Tuvo que apretar la garganta. Pero Ricciardo confirmó que nadará como pez en el agua en un McLaren a la horma de su arrolladora personalidad. Será uno de sus grandes activos fuera de la pista. Frente al australiano, un Norris que pretende aparecer más maduro y alejado de su imagen juvenil, pero que denotaba la diferencia generacional con su nuevo compañero y la falta de Carlos Sainz.

El MCL35 M apareció en un vídeo grabado la noche anterior a la presentación. En el mismo, James Key explicaba a sus dos pilotos algunas de las diferencias y condicionantes para adaptar el motor de Mercedes. Salvo las fotografías luego distribuidas, poco se pudo apreciar del coche que, según se explicó, estaba camino de Silverstone para llevar a cabo el ‘filming day’, sus primeros kilómetros en pista. El MCL35M matiene una línea aparentemente continuista respecto a su predecesor. Aunque no parece ser el caso, según James Key, director técnico del equipo.

“Todo más reñido si cabe”

“Será un coche diferente (al del año pasado) y con ideas frescas”. Por la mañana, en una rueda de prensa con los medios especializados, James Key anticipaba su criatura para 2021, el MCL35 M. La identificación del nuevo monoplaza responde a la continuidad determinada por el reglamento al mantener los chasis de la pasada temporada. Pero la ‘M’ corresponde a Mercedes, ya que McLaren es el único equipo que cambia de motor. Por ello el MCL35M es “prácticamente nuevo” a decir de sus responsables, aunque desde fuera no lo parezca inicialmente.

El gran resultado final de McLaren en 2020 ha elevado el listón para la temporada 2021. Tanto, que Zak Brown y Andreas Seidl solo se atreven a verbalizar un objetivo: recortar diferencias con Mercedes. “La parrilla está increíblemente competida” explicaba el americano horas antes del acto oficial, “sería realista acercarse a Mercedes, o ser de nuevo el primer equipo del resto. Las reglas no han cambiado significativamente, así que no esperamos que 2021 sea muy diferente al pasado año. En Abu Dabi pudimos terminar terceros, cuartos o quintos, así estaba todo de competido, por lo que anticipo que todo estará incluso más reñido si cabe. Querríamos recortar diferencias con Mercedes, pero está todo demasiado competido como para hacer cualquier tipo de pronóstico para 2021”.

“El mejor motor”

¿Por qué volver con el fabricante alemán tras separarse a finales de 2014? Andreas Seidl explicaba las razones. “Por un lado el objetivo era claro, queríamos tener el mejor motor, el ganador del campeonato”. Para el responsable del equipo, los tiempos también han cambiado. “En comparación al pasado, hoy puedes estar seguro de tener el mismo motor que el propio fabricante, y tenemos mucha confianza en Mercedes en este aspecto. Independientemente de esto, la forma en cómo la FIA se asegura controlar las diferentes unidades de potencia y cómo son usadas por los diferentes equipos nos hace estar tranquilos. Como equipo, nos puede ayudar a ganar carreras en el futuro. Pero hay que concentrase en nuestra parte, estamos contentos con el progreso de estos tres años, aún nos quedan poner otras cosas en su lugar antes de luchar por victorias de nuevo”.

Tanto Seidl como Brown se mostraban prudentes con los pronósticos. “Con todo lo que he visto este invierno, aquí en MTC y trabajando bajo estrictos protocolos, cómo hemos trabajado en remoto, he visto mucha energía muy positiva en el equipo para esta temporada”, explicaba Seidl, que también recordaba los puntos débiles a los que aún se enfrenta McLaren. “De nuevo, tenemos uno de los mejores equipos de pilotos del mercado, un motor campeón del mundo en el coche, pero no podemos olvidar la batalla del año pasado. Estamos luchando contra equipos oficiales con una gran infraestructura mucho más actualizada que la nuestra, aunque podemos ser optimistas y realistas. Necesitamos tiempo para ejecutar nuestro programa, para equiparar nuestra estructura con la de los equipos por delante y algunos alrededor nuestro. El túnel de viento es el principal, nos faltan dos años hasta que veamos sus primeros frutos, cruciales para el desarrollo del coche. Tenemos limitaciones, pero seguimos dando pasos en las circunstancias actuales. Queremos estar más cerca de Mercedes, y estos pasos son claves para estar arriba de nuevo en algún momento del futuro”.

Nuevo motor en coche congelado

Respecto al ‘nuevo’ MCL35M “hemos tenido que integrar el motor cuando el coche ha debido ser homologado el pasado año, con muchos componentes que fueron congelados al comienzo de la pasada temporada”, explicaba James Key, explicando los condicionantes para integrar un nuevo motor con gran parte del monoplaza congelado.¿Hasta qué punto ha supuesto dificultades subirlo en un chasis diseñado para otro diferente? “Cada instalación es muy diferente por el tamaño de sus componentes fundamentales. Hemos tenido que respetar el proceso de homologación no cambiando cosas que no hacía falta cambiar, y hacer lo que podíamos en las partes homologadas (por el sistema de tokens de la FIA). Así que hemos cambiado el chasis con el nuevo motor y la batería, o aspectos de la caja de cambios para su encaje en el chasis. El sistema eléctrico es totalmente diferente, y también el de refrigeración. Es un enfoque no del todo óptimo en comparación a tener las manos libres, pero no creo que fuera un compromiso”, explicaba Key. En todo caso, no es lo mismo adaptar un motor a un monoplaza diferente que partir de cero con otro en torno a la nueva unidad de potencia. Este último caso no es el de McLaren

Seidl y compañía asumen el posible riesgo en las primeras carreras por la fiabilidad, sobre todo ante el escaso margen de tan solo tres días de pretemporada. “Somos conscientes del desafío. Pero tengo confianza de que estaremos listos para los test y la primera carrera. Creo que hemos visto en estas difíciles circunstancias un gran trabajo entre nuestro equipo y Mercedes en Brisworth. Es cierto que se trata de un gran desafío, somos conscientes de los problemas que puede haber en este primer test”, explicaba Andreas Seidl, quien no ocultaba cierta preocupación al respecto, “pero tenemos gran experiencia en cambiar de motores últimamente, y la gente de Mercedes tiene mucha experiencia, así que creo que estamos preparados. También está claro que en las primeras carreras aprenderemos juntos, la presión es alta para rendir, pero estoy deseando afrontar el desafío y lo haremos juntos”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba