Viajes

¿Me pueden echar de un camping por molestar?

El alojamiento en un camping es una de las opciones más idóneas para grupos de amigos o familias debido a que es una alternativa más económica respecto a las casas u hoteles rurales.

De este modo, este tipo de alojamiento es muy recomendable si lo que se quiere es pasar unos días de relajación, fuera del estrés de la ciudad y en contacto con la naturaleza. Sin embargo, en ciertas ocasiones, puede suceder que esa desconexión y relajación se vea afectada por vecinos de camping molestos.

Lo mejor en estas situaciones es ser razonable y tratar de mediar. Sin embargo, cuando el problema llega al extremo, surge la duda de si los responsables del camping pueden optar por echar a los clientes molestos.

Según la Ley 17/1997, de 4 de julio, que regula los espectáculos públicos y las actividades recreativas, especifica el conocido como derecho de admisión. El Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid también hace referencia al derecho de admisión en referencia a la forma de actuación por parte de los propietarios ante estas situaciones.

De este modo, atendiendo a esto, los propietarios o titulares de un establecimiento pueden ejercer el derecho de admisión, lo que quiere decir que sí que pueden echar a los clientes molestos del camping.

Sin embargo, el derecho de admisión no podrá usarse “para restringir el acceso de manera arbitraria o discriminatoria, ni situar al usuario en condiciones de inferioridad, indefensión o agravio comparativo”.

Así, el derecho de admisión solamente puede usarse “para impedir el acceso de personas que se comporten de manera violenta, que puedan producir molestias al público o usuarios o puedan alterar el normal desarrollo del espectáculo o actividad”, en este caso, el normal funcionamiento del camping.

Las condiciones para el ejercicio del derecho de admisión deberán constar en lugar visible a la entrada del local o establecimiento. Además, se prohíbe el acceso al camping cuando se porta prendas o símbolos que inciten a la violencia, el racismo y la xenofobia.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba